martes, 27 de octubre de 2020 Actualizado a las 19:59

Bancos centrales deben alistarse para tasas de interés negativas

por 15 agosto, 2017

Bancos centrales deben alistarse para tasas de interés negativas
El valor de mercado de los bonos de rendimiento negativo del mundo ha aumentado US$1,7 billones en el último mes a US$8,6 billones en medio de datos de inflación más lentos de lo previsto y conforme los inversionistas acumularon valores más seguros en medio de crecientes percepciones de riesgo geopolítico. Eso ha ocurrido incluso después de que los funcionarios de la Reserva Federal comenzaron a elevar su tasa de préstamos de referencia y dijeron que comenzarían a eliminar su balance de US$4,5 billones "relativamente pronto".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las tasas de interés negativas están otra vez en el centro de la atención.

Inversionistas y analistas están redoblando sus advertencias de que con costos de endeudamiento globales ya tan bajos, los bancos centrales necesitarán estar preparados para reducir las tasas de interés al fondo del territorio negativo en la próxima crisis económica. El mensaje está cobrando urgencia a medida que crece la ansiedad de que Estados Unidos se está acercando al final de su actual ciclo de expansión económica.

"No creo que a los bancos centrales les gustaría volver a las tasas negativas una vez que salgan de ahí, pero la realidad es que podrían tener que hacerlo durante la próxima recesión", dijo Iain Stealey, jefe de estrategias agregadas globales en JPMorgan Asset Management en Londres, en una entrevista con Bloomberg TV el lunes.

El valor de mercado de los bonos de rendimiento negativo del mundo ha aumentado US$1,7 billones en el último mes a US$8,6 billones en medio de datos de inflación más lentos de lo previsto y conforme los inversionistas acumularon valores más seguros en medio de crecientes percepciones de riesgo geopolítico. Eso ha ocurrido incluso después de que los funcionarios de la Reserva Federal comenzaron a elevar su tasa de préstamos de referencia y dijeron que comenzarían a eliminar su balance de US$4,5 billones "relativamente pronto".

En 2014, varios bancos centrales en Europa redujeron sus tasas por debajo de cero, seguidos por Japón en 2016, en un intento por alentar inversiones más arriesgadas y apuntalar el crédito. Las prolongadas bajas tasas de interés mundiales están estimulando un renovado debate sobre la eficacia de cobrar a los ahorristas para mantener sus ahorros. En algún momento, los consumidores se rebelarán contra la idea de perder dinero en depósitos bancarios y moverán una mayor parte de sus activos a apuestas en efectivo. Las bajas tasas de interés tan tarde en un ciclo económico no tienen precedentes.

Aunque la posibilidad de que ocurra una recesión en EE.UU. en los próximos 12 meses es de apenas 15 por ciento, según la estimación mediana de 40 economistas encuestados por Bloomberg, el reloj antes de la próxima recesión está avanzando. El último ciclo de crecimiento económico en EE.UU. comenzó en junio de 2009, haciendo del actual periodo de expansión el tercero más largo desde el siglo XIX.

Los mercados de crédito -normalmente un indicador a futuro del ciclo económico -están mostrando signos de pico cíclico en apetito de riesgo después del bajón de la semana pasada en la deuda de alto rendimiento estadounidense. Las valuaciones están cerca de los días de paz de 2007, mientras que el apalancamiento corporativo de EE.UU., según algunas medidas, se sitúa en un récord.

Las tasas de interés negativas han aflojado las condiciones financieras sin mayores efectos secundarios sobre los bancos, pero se necesita más trabajo en los límites prácticos de reducir las tasas aún más hacia el territorio negativo, escribió el FMI en un informe publicado este mes.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV