lunes, 25 de octubre de 2021 Actualizado a las 17:51

Industria se prepara para un año de incertidumbre

¿Sistema bajo presión? AFP cerraron el año administrando el equivalente a casi el 90% del PIB y con la mejor rentabilidad en 3 años

por 4 enero, 2018

¿Sistema bajo presión? AFP cerraron el año administrando el equivalente a casi el 90% del PIB y con la mejor rentabilidad en 3 años
Fue el año de mayor presión desde la creación del sistema, pero al cierre de 2017 los activos de los fondos de pensiones totalizaron US$ 210.512 millones, casi un 10% por sobre lo administrado al cierre de 2016. Los fondos más riesgosos tuvieron su mejor año desde 2009. Y, a pesar de las masivas protestas y los llamados del movimiento No+AFP, se registraron menos cambios de fondos que el año anterior. La presión sí parece haber surtido efecto en los costos: nuevamente las comisiones cayeron.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El año 2017 iba a ser el de la gran reforma al sistema de las AFP y fue el que tuvo a las administradoras de fondos bajo intensa presión, en la calle y en el Congreso. Pero, al final, la industria terminó más fuerte que nunca.

Cerraron el año administrando el equivalente a casi el 90% del PIB y con la mejor rentabilidad en 3 años. Los activos de los fondos de pensiones totalizaron US$ 210.512 millones, casi un 10% por sobre lo administrado al cierre de 2016. Y los fondos más riesgosos tuvieron su mejor año desde 2009. En el caso del Fondo A, fue uno de los mejores cuatro años desde que se creó el sistema.

En total, este tuvo una rentabilidad promedio real de 7,8%.

Y a pesar de las masivas protestas y los llamados del movimiento No+AFP, se produjeron menos cambios de fondos que el año anterior. Durante 2017 se registraron casi 1,3 millones de cambios de fondos, que suman US$ 36 mil millones, cifra inferior a los 1,7 millones de cambios, por US$ 38 mil millones, registrados durante 2016.

De acuerdo a cifras de la industria, aquellos que se cambiaron al Fondo E por recomendación de los líderes de las marchas dejaron de ganar. Para un afiliado promedio, con un saldo de 20 millones de pesos, la cifra es más de 3 millones de pesos, si se cambió del A al E.

La presión sí parece haber surtido efecto en los costos: nuevamente las comisiones cayeron.

Los fondos A y B lideraron las ganancias el año recién pasado, con retornos de 15,44% y 11,79%, respectivamente, impulsados por las rentabilidades que le generaron principalmente las inversiones en acciones locales y extranjeras, según información de la Superintendencia de Pensiones.

Al resto de los multifondos también le fue bien. El Fondo C (intermedio) finalizó con una variación positiva de 7,51%, la mayor rentabilidad anual en tres años. En el caso de los fondos D (conservador) y E (más conservador), las cifras fueron positivas, aunque menores que los fondos más riesgosos, de 3,09% y 1,01%, respectivamente. Esa rentabilidad estuvo por debajo del promedio histórico.

Según el gremio, eso se debió al alza en las tasas de interés del mercado.

Finalmente, la Superintendencia destacó la perspectiva de largo plazo de los fondos de pensiones, por lo que llamó a que “cualquier decisión voluntaria de cambio de fondo por parte de los afiliados se debe tomar considerando este horizonte de inversión. Tanto cuando suben como cuando bajan las rentabilidades, no es recomendable que los afiliados intenten una estrategia de corto plazo, pues estos recursos tienen como único objetivo financiar las pensiones al momento del retiro”.

2018 complicado

Si el 2017 fue políticamente complejo, el 2018 lo será aún más. Al menos ese es el consenso en el mercado.

Ya ni Piñera defiende que el sistema se mantenga como hoy y anunció que quiere que entren nuevos actores, como cajas de compensación y aseguradoras, cuestionando incluso las ganancias de la industria.

Su plan incluirá a las cajas de compensación y compañías de seguros para meter más competencia al mercado. Incluso, también adelantó que planean iniciativas para reducir las ganancias y vincularlas de alguna forma al devenir de los fondos de pensiones de los afiliados que manejan las administradoras. Aún más, Piñera anunció que incluirían la creación de una AFP estatal que permita competirles a las AFP.

Su plan incorpora un aumento en las cotizaciones a 14%, un punto menos que la propuesta de Bachelet, y todo a la cuenta individual. A eso sumaría un aumento substancial al pilar solidario financiado por impuestos generales.

Hay algunos que apuestan a que Piñera dará prioridad a reformar las pensiones en su primer año, por sobre otras materias, y asegurarse una victoria legislativa temprana. Para las AFP son días de incertidumbre, pero hay rumores de que la industria podría estar dispuesta a cambios dramáticos en pos de un acuerdo consensuado a largo plazo, que le dé certezas al sistema y que mejore las pensiones.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV