sábado, 17 de abril de 2021 Actualizado a las 11:23

Los problemas no paran en la Nueva Masvida: superintendencia fiscaliza presunto incumplimiento de planes y trabajadores se tiran a huelga

por 11 enero, 2018

Los problemas no paran en la Nueva Masvida: superintendencia fiscaliza presunto incumplimiento de planes y trabajadores se tiran a huelga
La Superintendencia de Salud inició una fiscalización respecto del cumplimiento efectivo de sus planes, tras denuncias de los propios trabajadores de la compañía, mientras cerca de 220 trabajadores iniciaron ayer una huelga en el marco de una negociación colectiva.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hace solo unos días el gerente general de Nueva Masvida, Luis Atabales, expresaba su satisfacción por las utilidades que a septiembre registraba la isapre: $5.465 millones versus $961 millones del mismo período el año anterior. Cifras alentadoras para una empresa que ha estado en el ojo del huracán en el mundo de la salud, considerando la crisis de su antecesora y las posteriores acusaciones de estafa por parte de la misma. Sin embargo, el clima no parece del todo tranquilo para la compañía.

Esta semana, 227 trabajadores iniciaron una huelga en el marco de una negociación colectiva compleja y que ha servido como contexto para una serie de acusaciones en contra de la Isapre, respecto de presuntas malas prácticas de Óptima que –según afirman– hoy estarían perpetuándose en la Nueva Masvida.

En particular, el supuesto incumplimiento sería la venta de planes sobre la base de información de convenios que no serían tales para los afiliados, dice Isabel Noches, presidenta del sindicato nacional de Nueva Masvida. Según afirma, los vendedores están ofreciendo planes en los cuales habría convenios con prestadores que, en la práctica, no existen, afectando la posibilidad de que los clientes puedan reembolsar el costo de sus respectivas prestaciones.

“Se están haciendo las mismas prácticas de Óptima, pero con otra marca”, afirma.

Hace unas semanas, un grupo de trabajadores hizo estas denuncias ante la Superintendencia de Salud, entidad que instruyó una fiscalización in situ en la firma y que en la actualidad se encuentra en proceso, dijeron desde el organismo regulador.

Esa reunión consta en la plataforma de lobby de la señalada superintendencia. El 12 de diciembre, Sebastián Pavlovic, titular de la entidad, recibió a un grupo de diez empleados de la firma que acudieron a él para “entregar información que, a nuestro juicio, son considerados incumplimientos graves por parte de nuestra isapre”.

Consultada al respecto, Nueva Masvida prefirió no hacer mayores comentarios.

Esta no es la primera vez que se acusa a la ex Óptima de malas prácticas, de hecho, la superintendencia ya le ha formulado cargos por ventas de planes con información falsa, cuestión que nuevamente pone en el tapete la legitimidad del sistema privado asegurador de la salud.

Como publicamos hace unos meses, en marzo del año pasado el regulador presentó cargos contra miembros de la fuerza de ventas de Óptima por falsificaciones de firmas y venta de planes con información falsa. Denuncias que fueron conocidas en el marco de la comisión investigadora de la Cámara de Diputados por la crisis de Masvida.

Ante esa instancia se presentaron acusaciones respecto de presuntos mecanismos que habría iniciado Óptima para aumentar sus ingresos en perjuicio de la rentabilidad de sus trabajadores, denuncias que también se efectuaron ante la Dirección del Trabajo.

Otras denuncias decían relación con la venta de planes grupales que obligaban al afiliado a renunciar a sus excedentes, cuando en rigor se trataba de planes individuales, cuestión que también motivó la fiscalización de la Superintendencia de Salud.

Querella avanza en paralelo

Otro frente abierto de la Nueva Masvida es la querella que presentó la isapre absorbida en contra del controlador de la renacida compañía, Nexus.

En agosto del año pasado, Empresas Masvida presentó una querella por estafa, apropiación indebida, extorsión y asociación ilícita contra los que resultaran responsables. Esto, luego de que acusaran ser engañados en el proceso de venta de cartera de la ex Masvida, afirmando además que se vieron presionados para aceptar una oferta a un precio “vil”, el cual fue de $8 mil millones por ese activo.

Esa querella, según señalan fuentes, avanza en el Ministerio Público. En la actualidad es la Bridec, de la PDI, la que está efectuando una serie de diligencias en el marco de dicha investigación.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV