viernes, 22 de octubre de 2021 Actualizado a las 17:36

Romer volverá a su carrera académica en NYU

La trastienda de la polémica salida de economista Jefe del Banco Mundial: se fue tirando el mantel y peleándose con todos

por 26 enero, 2018

La trastienda de la polémica salida de economista Jefe del Banco Mundial: se fue tirando el mantel y peleándose con todos
"Nunca en mi vida profesional encontré economistas profesionales que dicen tantas cosas que son fáciles de verificar y que no son ciertas", dijo Romer en un correo electrónico visto por el Financial Times. "Imagine un campo de la ciencia en el que las personas publican trabajos de investigación con datos obviamente fabricados.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La salida esta semana del economista jefe del Banco Mundial, Paul Romer, fue consistente con su año en el cargo: polémica.

No está claro si renunció hastiado con el organismo o lo empujaron.

Lo que si está claro es que Romer renunció luego de un período difícil en el que luchó en sus esfuerzos por reformar las operaciones de investigación del banco.

La controversia con Chile habría sido sólo la gota que rebalso el vaso.

"Nunca en mi vida profesional encontré economistas profesionales que dicen tantas cosas que son fáciles de verificar y que no son ciertas", dijo Romer en un correo electrónico visto por el Financial Times. "Imagine un campo de la ciencia en el que las personas publican trabajos de investigación con datos obviamente fabricados.

Y agrega que "Cuando alguien señala esto, la Oficina de Justicia Interna interviene y dice que las preocupaciones no cumplen con la carga de la prueba requerida para que tomen medidas. No pasa nada. Entonces, en este equilibrio, es perfectamente racional falsificar los datos sin siquiera molestarse en ocultar lo que está sucediendo ".

Continuó: "No hay forma de volver a iniciar este campo en un estado en el que la gente se esfuerza por mantener una reputación como alguien que es una fuente de información confiable. Una vez que a nadie le importa la reputación, ¿por qué alguien debería invertir en la reputación? Como cuestión general, no estoy seguro de cómo escapar de este tipo de equilibrio ".

Sus comentarios son parte de una serie de enojados intercambios con una docena de otros economistas en octubre del año pasado, sobre los modelos de crecimiento que usan los analistas del banco. Romer criticó duramente la forma en que el banco manejó sus informes económicos y acusó a sus colegas de "descarada autopromoción".

Controversia con Chile

Romer acusó a un colega economista del banco de manipular potencialmente por motivos políticos el ranking Doing Business en detrimento de Chile. Una semana más tarde reculó lo que le había dicho al Wall Street Journal, agravando la vergüenza para el Banco Mundial.

La caída de Chile durante la presidencia de Michelle Bachelet se debió casi por completo a cambios metodológicos y no a un deterioro real en el entorno comercial del país, dijo. La administración de Bachelet estaba indignada y exigió una investigación. Una semana después, Romer dijo que no pretendía implicar manipulación política o parcialidad en el ranking.

El Banco Mundial rechazó cualquier manipulación política, pero ordenó una investigación independiente.

Hacía meses que el polémico y brillante economista venía peleándose con el banco. Ya había renunciado a la supervisión del Development Economics Group después de menos de un año, cuando los investigadores se quejaron de su estilo abrasivo mientras intentaba que se comunicaran más claramente.

Mientras dirigía la división de investigación, Romer recibió críticas para el personal exigente que redujo el uso de "y" en sus escritos. Pidió correos electrónicos más cortos e insistió en que las presentaciones van directo al grano. También declaró varias posiciones redundantes y límites de mandato forzados a los gerentes.

El personal estaba molesto con lo que vieron como su estilo abrasivo, y dijeron que no escuchó sus preocupaciones.

Gran nombre

El nombramiento de Romer en octubre de 2016 fue aclamado inicialmente como un golpe para el Banco Mundial, que está tratando de mantener su condición de voz líder en desarrollo en un momento en que los gobiernos de algunas naciones ricas son cada vez más reacios a financiar el desarrollo de las naciones pobres. Se suponía que su mandato expiraría en septiembre de 2020.

Considerado brillante y candidato a un Nobel de Economía en un futuro cercano, no ha tenido pelos en la lengua para encender el debate con los economistas clásicos, a quienes hasta les ha dicho que sus teorías no tienen sustento.

Ha sido un duro crítico del consenso neoliberal y ha desafiado al gremio. Quiso ser emprendedor y aterrizó en el Banco Mundial ante las expectativas de que calmaría su performance estando en el cargo. Claramente no fue así, pues ya ha encendido varios debates.

Incluso a su llegada dijo que no creía que en Washington podría haber algún trabajo excitante. Ahora la excitación tendrá que encontrarla en la Universidad de Nueva York, donde volverá a su carrera académica.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV