miércoles, 13 de noviembre de 2019 Actualizado a las 18:19

Bolsa chilena entre las menos golpeadas de los mercados emergentes

Pánico en Wall Street contagia a mercados alrededor del mundo e inversores ven esfumarse un trillón de dólares

por 6 febrero, 2018

Pánico en Wall Street contagia a mercados alrededor del mundo e inversores ven esfumarse un trillón de dólares
Los inversores no ocultan su escepticismo frente a la posibilidad de que la economía estadounidense se acerque a una etapa madura con las cifras de empleo a la baja y los salarios creciendo, lo cual podría precipitar una decisión sobre las tasas y enfrentar al país a un escenario de recesión.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Wall Street cayó en pánico y el resto del mundo se contagió. El temor: que se acabó el dinero barato.

Ayer la bolsa de Nueva York vivió una nueva jornada de negro en la que el Dow Jones de Industriales sufrió un fuerte descalabro y sumó dos fuertes retrocesos en línea en el recién estrenado febrero.

Una ola de ventas se apoderó este lunes del parqué neoyorquino que, sin recuperarse de las pérdidas del viernes, cerró con el Dow Jones en 24.345,75 unidades, lo que supuso una caída de 4,60 %.

El S&P 500 retrocedió 4,10 %, su peor desempeño desde agosto de 2011, mientras que el índice compuesto del mercado Nasdaq restó 3,78 %, su mayor descenso desde junio de 2016.

Inversores en acciones de Estados Unidos vieron esfumarse un trillón de dólares.

Wall Street pasó abruptamente la página de los récords de enero pasado, agitado por los temores que han cundido en el mercado desde que la Reserva Federal (Fed) anticipó un alza de las tasas de interés de referencia, medida que, si bien presiona a la baja la inflación, encarece el costo del dinero.

La inflación en Estados Unidos cerró el 2017 en 2,1 % y la Fed espera acordar tres subidas de las tasas durante este año para mantenerla en torno al 2 %.

El anuncio, sin embargo, se hizo en medio de la transición en la Presidencia de la Fed, que Janet Yellen dejó formalmente el pasado sábado en manos de Jerome Powell, designado por el mandatario Donald Trump.

En un video-mensaje divulgado tras la ceremonia de asunción del cargo, Powell aseguró que las directrices de la política monetaria estarán enfocadas en "apoyar el continuado crecimiento económico, un mercado laboral saludable y la estabilidad de precios".

No obstante, los inversores no ocultan su escepticismo frente a la posibilidad de que la economía estadounidense se acerque a una etapa madura con las cifras de empleo a la baja y los salarios creciendo, lo cual podría precipitar una decisión sobre las tasas y enfrentar al país a un escenario de recesión.

En Europa también hay temor de que las tasas históricamente bajas por más de una década, comiencen a subir en forma más acelerada que lo anticipado por el mercado hasta hace solo unas semanas.

Un desplome contagioso

La de ayer fue la mayor caída en puntos que se registra en la historia centenaria de este indicador bursátil, que comenzó este año con casi 25 mil puntos, 5 mil más de los que tenía justo un año antes.

Los analistas dijeron que el desplome de ayer lunes y la fuerte caída del viernes, que colocan al Dow Jones en niveles de mediados de diciembre pasado, responden a una corrección tras los avances que se habían registrado en las últimas semanas.

La corrección que está viviendo Wall Street está lastrando a las bolsas europeas.

Ayer la Bolsa española retrocedió 1,44 % al cierre y bajó del nivel de los 10.100 puntos.

Con la prima de riesgo española en 72 puntos básicos, el IBEX 35 –el principal índice bursátil español– cayó hasta 10.064,5 puntos (cota de finales de 2017), con lo que reduce lo ganado este año al 0,21 %.

Milán bajó el 1,64 %; París, el 1,48 %; Londres, el 1,46 %; y Fráncfort, el 0,76 %.

Mercados emergentes menos vulnerables

Pocos están esperando una repetición de las ganancias del año pasado en los mercados emergentes y el crédito, cuando la recuperación económica mundial y el apetito por el riesgo ayudaron a impulsar los rendimientos de al menos un 8 por ciento.

El aumento de la inflación en EE. UU., las apuestas por una trayectoria más restrictiva de las tasas por parte de la Reserva Federal y los balances corporativos, son considerados como vientos en contra.

Sin embargo, las acciones de mercados emergentes podrían ser uno de los lugares más seguros para sortear la tormenta que se avecina, según un reportaje de Bloomberg.

A medida que el 2018 trae cambios más violentos a los mercados, las acciones de países en desarrollo están superando a otras clases de activos, desde las acciones estadounidenses al oro, bonos y materias primas cuando los rendimientos se ajustan por la volatilidad. Esto, a pesar de un aumento de más del 40 por ciento en la turbulencia de los precios de mercados emergentes este año, y una pérdida semanal que iguala la peor desde la elección de Trump.

Después de un comienzo abrasador de año, los mercados globales se están volviendo cautelosos a medida que crece la preocupación de que la búsqueda de riesgos y de mayores rendimientos haya ido demasiado lejos.

Si los bonos extienden las pérdidas y un debilitamiento del dólar impulsa a la Reserva Federal a apresurar el ajuste monetario, la volatilidad podría subir aún más y los inversionistas podrían comenzar a buscar activos que produzcan mejores retornos ajustados al riesgo.

Las acciones mercados emergentes son más baratas hoy de lo que eran antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, en comparación con las acciones de dicho país y los mercados desarrollados. Las valoraciones más bajas y las estimaciones de crecientes ganancias pueden dar la tranquilidad que necesitan los inversionistas en tiempos de turbulencia.

Impacto en la región

La bolsa chilena fue una de las menos golpeadas en el desplome de ayer.

Buenos Aires (-4,42 %) y Sao Paulo (-2,59 %), lideraron las pérdidas, siguiendo el ejemplo de Wall Street.

La capital trasandina superó de nuevo las pérdidas de cuatro puntos porcentuales (-4,42 %) y quedó con 31.174,16 unidades, tras efectuar operaciones por 1.170 millones de pesos argentinos (59,2 millones de dólares).

A este le siguió Colombia, donde el índice de capitalización (Colcap) restó 2,85 % hasta 1.523,07 puntos, después de hacer negocios por 246.222,49 millones de pesos colombianos (unos 86,66 millones de dólares).

En el parqué de Sao Paulo, el índice Ibovespa cayó 2,59 % y finalizó con 81.861 enteros, en una jornada con un volumen financiero por 9.654 millones reales (unos 2.970 millones de dólares).

En esta misma ruta estuvo Santiago, donde el IPSA, principal indicador, cedió 1,62 % hasta 5.731,47 unidades, al cabo de movimientos por 104.635.507.119 pesos chilenos (unos 174,10 millones de dólares).

Por último se ubicó Lima, con una baja de 1,01 % que llevó el índice S&P/BVL Perú General a 20.511,03 puntos, con un monto de bonos por 27.867.940 soles (unos 8.661.364 dólares).

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV