viernes, 27 de noviembre de 2020 Actualizado a las 09:36

Pesimistas como Roubini y Paulson son minoría en Davos este año

por 22 enero, 2013

Pesimistas como Roubini y Paulson son minoría en Davos este año
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El desfile de economistas e inversores que, encabezados por Nouriel Roubini, pronosticaba la salida de Grecia de la zona del euro no apreció la decisión de las autoridades europeas de proteger su unión ni el grado de dolor que están dispuestos a soportar los griegos.

“La gente subestimó esos factores”, dijo por teléfono Roubini, presidente de Roubini Global Economics LLC, que tiene sede en Nueva York, 12 meses después de pronosticar la salida de Grecia en la reunión anual de 2012 del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza. “Una salida griega “sin duda es menos probable este año, aunque las probabilidades no han desaparecido por completo”.

El administrador de fondos de cobertura John Paulson; Gary Cohn, el presidente de Goldman Sachs Group; y los ganadores del Nobel Paul Krugman y Joseph Stiglitz; Mohamed El-Erian, el máximo responsable ejecutivo de Pacific Investment Management Co.; Kenneth Roggoff y Martin Feldstein, de la Universidad de Harvard; y el economista jefe de Citigroup Inc., Willem Buiter, se sumaron a Stiglitz a la hora de cuestionar si la zona del euro, que integran 17 países, tiene posibilidades de perdurar.

Roubini —que pronosticó con acierto la crisis financiera global de 2008—,Cohn, Rogoff y Stiglitz se encuentran entre los escépticos que esta semana volvieron a la conferencia alpina en momentos en que los inversores retiran las apuestas contra el euro e indican que lo peor de la crisis de la deuda de tres años ya ha pasado.

‘Gran dolor de cabeza’

Se trata de un cambio respecto del tono del año pasado, cuando la canciller alemana Angela Merkel dijo que se veía a Europa como “el gran dolor de cabeza de la economía global” y el entonces presidente mexicano, Felipe Calderón, calificó al continente de “bomba de tiempo”.

“Confío en que la zona del euro ha vuelto al buen camino de la estabilidad financiera y la fortaleza económica”, dijo Josef Ackermann, frecuente asistente a Davos que el año pasado abandonó su puesto de máximo responsable ejecutivo de Deutsche Bank AG, el mayor banco de Alemania. “El riesgo de un contagio de Grecia si el país abandonara la zona del euro sería demasiado grande para todos, y los gobernantes europeos son conscientes de que un derrumbe del euro sería el fin de Europa como voz importante en los negocios y la política globales”.

Apostar a la longevidad del euro habría hecho ganar dinero a los inversores. Los que compraron bonos griegos de calificación basura en enero de 2012 ganaron 78 por ciento, en comparación con 4,5 por ciento en el caso de los bunds alemanes, según índices de Bank of America Merrill Lynch.

“Hemos vuelto a una situación normal desde un punto de vista financiero”, dijo el 10 de enero el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, al expresar su esperanza de que ahora el “contagio positivo” saque a la economía de la recesión.

Los pesimistas podrían estar cambiando sólo las fechas y no la opinión de fondo. Si bien Roubini ahora habla de un 30 por ciento de probabilidades de que Grecia abandone la zona del euro en 2013, las probabilidades aumentan a más de 50 por ciento en un plazo de entre tres y cinco años. Economistas de Citigroup, que alguna vez hablaron de un 90 por ciento de probabilidades de una salida de Grecia para 2014, siguen sosteniendo que eso sucederá en dos años.

“La política no se impone a todo”, dijo Roubini. “Es un factor, pero no prima sobre todo lo demás”

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV