miércoles, 25 de noviembre de 2020 Actualizado a las 14:33

Opinión: Una Reforma Tributaria para un Chile Digital

por 16 junio, 2014

Opinión: Una Reforma Tributaria para un Chile Digital
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Desde hace más de una década que los chilenos venimos escuchando el concepto del Chile digital. Sin embargo, y a pesar del incremento exponencial de la Tecnologías de Información y las miles de aplicaciones informáticas (Hardware y Software) esta capacidad no ha llegado en su plenitud para ser aprovechada ni considerada adecuadamente en los aspectos técnicos que permitan “el cómo” o con “qué instrumentos” agregar valor a la reforma tributaria.

Por tal razón, es fundamental considerarlas en su máxima expresión y con sentido de realidad. Es decir, a partir de las tecnologías hoy ya existentes y favorablemente implementadas, incluyendo la fundamental seguridad de estas aplicaciones informáticas para las personas y el mercado bursátil, como así también para las entidades regulatorias y recaudadoras del Estado.

En paralelo, al pasar estos días turbulentos a propósito de la reforma tributaria, comienzan a verse luces de consenso. En tal sentido y en forma transversal (política, social y empresarial) ya nadie discute una eventual alza de los impuestos a las empresas, como una medida complementaria para emparejar la cancha y cumplir con la mayor eficiencia la agenda social en ayuda principalmente de los más necesitados.

En tal sentido, un grupo de emprendedores y del mundo de la tecnología, han querido aportar con varias iniciativas, dentro de las cuales destaca una idea bastante revolucionaria, que de ser implementada (lo que requiere paralelamente una serie de leyes complementarias) daría paso a un nuevo paradigma, dado que implicaría un primer paso al fin del dinero físico y al fin definitivo a todo tipo de evasión y elusión tributaria.

Respecto de la reforma tributaria, la propuesta alternativa que han diseñado para un Chile digital, es que de concretar su implementación en la totalidad de las empresas del país, el ingreso adicional al fisco sería del 4% del PIB, lo que requería un conjunto de acciones. Estas son:

1.- Toda venta de Servicio y/o Producto, el proveedor deberá constituir una empresa legal ante el SII.

2.- Toda empresa (o proveedor sin excepción alguna) deberá sólo poder cobrar al cliente mediante trasferencias electrónicas (tarjetas de débito y/o crédito) y deberá entregar por dicha venta una boleta p factura, acreditada por el SII. Lo anterior, sólo será obligatorio, para aquellos lugares dentro del territorio nacional que haya cobertura de Internet. Hoy sobre el 90% del país, donde se transa sobre el 98% del comercio establecido).

3.- Rebajar al 5% el IVA a la canasta básica (a definir), remedios y libros. Subir a un 20% el IVA al resto y sobre un 50% a todo producto nocivo para la salud.

4.- Impuesto único e igual del 30% a las empresas y personas naturales, para desincentivar las empresas de fachada… Para el pago de Impuesto a la Renta, dicho 30 % sería para las personas que ganen sobre las 200 UF mensuales y directamente proporcional bajaría dicho % hasta llegara al NO pago alguno de Impuesto a la Renta para quienes tengan ingresos bajo las 50 UF mensuales.

5.-Todo empleador, público o privado, deberá realizar el total de los pagos (sueldos, comisiones, bonos u otros) a sus empleados, vía traspaso electrónico a la cuenta bancaria de éstos, cuentas debidamente acreditadas ante el SII.

6.-Respeto del FUT, para no afectar a las PYMES, proponemos que hasta quienes acumulen hasta 5.000 UF al año se mantenga al igual que ahora. Hasta 10.000 UF, que paguen un 1% de interés. Hasta 50.000 UF un 2% de interés y hasta 200.000 UF, que paguen al fisco, un 3% de interés anual. Y que sobre las 200.000 UF, automáticamente deberán ser entregadas a sus dueños y/o accionistas como retiro de las utilidades de las empresas.

7.-Que el SII lleve la contabilidad gratis a la PYMES.

8.-Que el Estado, financie el 50% de los nuevos emprendimientos y de I+D, de tal manera de incentivar y fomentar la creación de nuevas y muchas empresas y con ello incrementar el mercado laboral.

Con todas estas medidas tecnológicas y legales, en la práctica, junto con eliminar prácticamente la totalidad de la evasión y la elución tributaria, se lograría hacer desaparecer automáticamente,  entre otras: el comercio ilegal, la renta presunta, el lavado de dinero y gran parte de la “malas prácticas”.

Mediante estas actuales tecnologías, el SII tendría total control de la trazabilidad contable de al menos el 98% de las compras, ventas y pago de remuneraciones del total nacional. Con ello, se logra un principio Contable básico, que en palabras sencillas es: “Lo que sale de un bolcillo, entra en el otro”.

Hoy ya existen estas tecnologías, por tanto perfectamente podría estar todo este sistema en plena operación, para todas las empresas del país durante el presente año. No hay que esperar tres a cuatro años. ¡El futuro no se predice ni se proyecta, sólo juntos lo construimos!

Carlos Quaas Puga, Ingeniero, Funder & CEO “Construyamos Juntos un Chile Mejor”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV