miércoles, 27 de octubre de 2021 Actualizado a las 16:10

Desplome global de bolsas continúa en Asia ante decepcionantes datos de inflación china, aunque acuerdo presupuestario en EE.UU. que descarta un cierre del gobierno podría ser algo positivo para Wall Street

por 10 diciembre, 2014

Desplome global de bolsas continúa en Asia ante decepcionantes datos de inflación china, aunque acuerdo presupuestario en EE.UU. que descarta un cierre del gobierno podría ser algo positivo para Wall Street
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Bolsas en Asia continúan el derrumbe global de los principales índices ante creciente preocupación acerca de la economía global. Esta mañana decepcionantes datos de inflación en China confirman esos temores, aunque acuerdo presupuestario en EE.UU. que descarta un cierre del gobierno podría ser algo positivo para Wall Street.

Ayer la bolsa local sufrió su peor jornada en dos meses en "martes negro" para los mercados mundiales.

Inflación china

La inflación de China cayó en noviembre a su nivel más bajo en cinco años al aumentar el índice de precios al consumo (IPC) un 1,4 % interanual, el menor registro desde noviembre de 2009, informó hoy la Oficina Nacional de Estadísticas china.

El IPC chino creció dos décimas menos que en octubre, cuando se mantuvo en el incremento del 1,6 % que ya experimentó en septiembre, tras una subida del 2 % en agosto.

Las cifras se suman a la creciente evidencia de que la economía china está enfriándose a un ritmo mayor a lo anticipado por el mercado y amenazando a los mercados globales.

La Oficina Nacional de Estadísticas de China también divulgó hoy el índice de precios al productor de noviembre, que volvió a registrar caídas, esta vez de un 2,7 % interanual, después de perder un 1,8 % en octubre.

Los líderes del Congreso de Estados Unidos acordaron este martes un presupuesto de 1,01 billones de dólares que financiará al Gobierno federal hasta octubre de 2015 y descartaron un cierre administrativo como el del año pasado.

El jueves es el último día para que las dos cámaras aprueben esta medida y eviten la parálisis administrativa que querían forzar los ultraconservadores republicanos del Tea Party en represalia por la regularización por decreto de más de 5 millones de indocumentados.

"La ley estará aprobada antes de que nos vayamos esta semana", aseguró el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

En el mismo sentido se pronunció el líder de la mayoría demócrata en la Cámara Alta, Harry Reid: "No hay motivo para que el Gobierno tenga que cerrar, y estamos preparados para aprobar esta ley y asegurarnos de que eso no pase".

Esta ley financiará a todas las agencias del Gobierno hasta septiembre de 2015, excepto al Departamento de Seguridad Nacional (con jurisdicción en inmigración), al que sólo cubre hasta el 27 de febrero con un mecanismo denominado "resolución continua" que expira entonces.

Los republicanos, que en enero tendrán el control absoluto del Congreso, han logrado así ganar tiempo para trazar su estrategia legislativa en respuesta a la decisión del presidente Barack Obama de hacer uso de su poder ejecutivo para regularizar a más de 5 millones de inmigrantes.

Esta ley, de 1.603 páginas, incluye una partida de 5.400 millones de dólares para frenar el ébola, así como 64.000 millones para operaciones militares en el extranjero, entre ellas la lucha contra el Estado Islámico (EI) en Siria e Irak y la ayuda a países europeos que enfrentan la amenaza de Rusia.

En total, prevé 521.000 millones de dólares en gasto militar y 492.000 millones para financiar el resto de agencias federales, y no incorpora partidas adicionales para la reforma sanitaria de Obama.

Se prevé que la Cámara de Representantes vote el jueves, lo que dejaría al Senado sólo con unas horas para abordar la ley.

En el caso de que la votación se retrase, los legisladores ya han explicado que hay mecanismos para extender fondos por unos días hasta que se apruebe la ley y así evitar una parálisis administrativa.

Los líderes del Senado dieron por hecha la aprobación de la ley esta semana, mientras que la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se mostró más cauta.

"Hasta que no revisemos el lenguaje final no podemos determinar si los demócratas de la Cámara apoyarán la ley, pero tengo esperanza", dijo en un comunicado.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV