lunes, 14 de octubre de 2019 Actualizado a las 06:33

OPINIÓN

Autor Imagen

Conectar a Chile es trabajo de todos

por 1 octubre, 2019

Conectar a Chile es trabajo de todos
Para seguir conectando el país y alcanzar todos esos avances, es necesario intencionar con fuerza las condiciones necesarias para desplegar nuevas tecnologías, como hemos manifestado reiteradamente. Asimismo, para que podamos tener un servicio de alta velocidad y calidad para todos los habitantes, es importante y urgente que el Gobierno asigne y distribuya inmediatamente espectro de manera equitativa. Eso implicará inversiones para las que, como compañía, estamos totalmente preparados.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

De acuerdo a cifras de Subtel, hoy existen más de 23 millones de usuarios de servicios de telecomunicaciones en Chile y estos están presentes en un 87% de los hogares del país. Sin embargo, todavía son muchos los territorios que aún no tienen acceso a este tipo de servicios que, hoy, se han convertido en un básico.

Sin ir más lejos, según un estudio realizado por la Mesa 16 –que busca conectar a localidades sin acceso a Internet– de la iniciativa Compromiso País, impulsada por el Ministerio de Desarrollo Social, existen 632 localidades, distribuidas en 170 comunas del país, que no tienen acceso a Internet. De hecho, la región con cifras más preocupantes es La Araucanía, con 136 sectores sin conectividad digital.

Para comenzar a mitigar esta problemática, coordinados por Subtel, distintos miembros de la industria local de las telecomunicaciones realizamos una inversión total de más de 13 mil millones de pesos, lo que permitirá, no solo mejorar la cobertura de los servicios móviles en la región, sino que, con ello, apalancar también el desarrollo de la comunidad y brindar nuevas oportunidades de crecimiento a esta.

Y es que, hoy en día, Internet dejó de ser un beneficio para convertirse en un bien de primera necesidad. Un bien que es capaz de generar brechas aún más profundas que las generadas por las revoluciones industriales precedentes. Las personas, empresas, gobiernos e, incluso, las ciudades son cada vez más dependientes de los servicios de telecomunicaciones y esta es una tendencia que solo irá en aumento. La utilización y acceso a Internet se han convertido en herramientas habilitantes para la comunidad, donde su correcto uso permite desde conectar a las personas, hasta poder intervenirse quirúrgicamente, entre otras acciones.

Sin embargo, para seguir conectando el país y alcanzar todos esos avances, es necesario intencionar con fuerza las condiciones necesarias para desplegar nuevas tecnologías, como hemos manifestado reiteradamente. Asimismo, para que podamos tener un servicio de alta velocidad y calidad para todos los habitantes, es importante y urgente que el Gobierno asigne y distribuya inmediatamente espectro de manera equitativa. Eso implicará inversiones para las que, como compañía, estamos totalmente preparados.

Un mayor despliegue de infraestructura es un paso tremendamente necesario para lograr el sueño de un Chile más desarrollado, donde sus habitantes puedan gozar –sin diferencias– de un acceso equitativo a servicios que ya son de primera necesidad. Pero es el segundo paso. El primero es, sin duda alguna, dejar de obstaculizar y judicializar procesos que solo nos alejan del ansiado desarrollo.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV