martes, 19 de octubre de 2021 Actualizado a las 11:23

Autor Imagen

Carta de respuesta de Jorge Bofill, abogado de Pablo Alcalde, sobre la nota de las fusiones fallidas de La Polar

por 1 julio, 2014

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor director:

Me refiero a la nota publicada hoy en este medio, en la que se aludió a las dos “fusiones fallidas” de La Polar que, según se afirma, podrían haber cambiado su historia.

Se argumenta allí que la fusión con Southern Cross era una gran oportunidad para La Polar, olvidando que para dicho fondo de inversión Supermercados del Sur era ya a esa fecha un lastre con el que cargaba. Por lo mismo, habría sido inconveniente aceptarla. Y esta no fue solamente la opinión de don Pablo Alcalde, sino también la de todo el directorio, basadas unas y otras en el informe solicitado a IM Trust. De hecho, dicho informe recomendó no llevar a cabo la fusión, ya que no existían sinergias que justificaran esa operación.

Pero lo más notable en el artículo es que de dicha negativa de don Pablo Alcalde –del directorio nada se dice– se inferiría su conocimiento de las repactaciones unilaterales. Ese es un argumento que desafía la lógica más elemental: alguien que hubiera conocido las repactaciones unilaterales y su efecto en los estados financieros, si hubiera querido ocultarlas, habría favorecido la fusión. De hecho, el propio artículo de El Mostrador asevera que la “compañía fusionada” hubiera sido de mucho mayor tamaño. Y, por lo mismo, hubiera ofrecido una gran oportunidad para esconder el menor valor de los activos. Pero don Pablo Alcalde se opuso a la fusión. También el directorio. Saque el lector sus propias conclusiones.

Y, por otro lado, se equivoca el artículo, una vez más, sobre el asunto de las stock options que Southern Cross ideó para incentivar a los ejecutivos. Don Pablo Alcalde nunca participó en el sistema de stock options que propuso Sotomayor, y que fomentó el endeudamiento de algunos ejecutivos hasta comprometer a niveles máximos su patrimonio personal, así como nunca participó de las distintas ampliaciones de capital. Este aspecto marca una fundamental diferencia y así lo reconoció la propia Fiscalía Centro Norte, al decidir no perseverar en su caso con el cargo de uso de información privilegiada. No hubo, en el caso de Pablo Alcalde, ningún interés económico ni compromiso patrimonial, por lo que no tenía motivaciones para generar o participar en un sistema de defraudación como el de las repactaciones unilaterales.

Todos los anteriores son argumentos ya han sido esgrimidos en distintos momentos durante este ya extenso proceso.

Jorge Bofill

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV