lunes, 6 de diciembre de 2021 Actualizado a las 21:57

El caso Deportes Puerto Montt es toda una teleserie

por 18 agosto, 2015

El caso Deportes Puerto Montt es toda una teleserie
Ernesto Elgueta, ex dirigente de la entidad “salmonera”, señala que él recibió un documento oficial de la ANFP en que el organismo del fútbol aseguraba que los 500 mil dólares iban a ser recibidos efectivamente por su club. Se lo envió a su correo electrónico el gerente de Lota Schwager, Jorge del Campo, institución que también “iba en la parada”. Periodista de El Llanquihue sufrió censura por opinar sobre este enrevesado caso.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El caso Deportes Puerto Montt y los dineros perdidos ya parece teleserie venezolana. O turca, para estar más actualizados. El nuevo capítulo surgió luego de que Ernesto Elgueta, ex dirigente de Deportes Puerto Montt, llamara al periodista Víctor Cañas, despedido por abordar este tema en su programa radial, para señalarle que él tenía en su poder un documento que acreditaba que el club “salmonero” habría recibido los 500 mil dólares que la ANFP repartió para sus 32 clubes asociados de Primera A y Primera B durante el año 2012.

Elgueta, quien fuera integrante de la Comisión de Fútbol del club sureño entre los años 2009 y 2010, le señaló a El Mostrador que “durante el año 2013, en Concepción, coincidí de casualidad con Jorge del Campo, gerente de Lota Schwager que se mantiene en funciones hasta hoy. Y conversando de fútbol salió ese tema de los 500 mil dólares que, debiendo recibirlos Deportes Puerto Montt, habrían ido a parar, nadie sabe por qué, a Deportes Copiapó. El me aclaró que yo estaba equivocado. Que el dinero había sido recibido efectivamente por mi club”.

Elgueta refiere que, “frente a mi incredulidad, Del Campo me dijo que me iba a mandar el documento en que eso quedaba acreditado. Efectivamente, a la semana siguiente me envió un mail con el documento adjunto en que el secretario de la ANFP, Oscar Fuentes, le señalaba a Lota Schwager que los 16 millones de dólares que el Consejo de Presidentes había acordado repartir en partes iguales entre los 32 clubes de Primera A y Primera B durante el año 2012, iban a ser distribuidos conforme se había acordado”.

Consultado Elgueta si aún conserva dicho documento, señaló que “tendría que revisar mi computador y mis papeles, ver dónde pude haberlo guardado. Pero de que lo vi, lo vi. Eso sí que puedo asegurarlo”.

Sobre si alguna vez tocó este tema con la directiva de Puerto Montt, a la que él había pertenecido, pero de la que nunca se desvinculó en su condición de hincha y socio del club, dijo Elgueta que “sí, porque una vez me encontré en el centro de Puerto Montt con el presidente de la época, Patricio Coromina, y en son de broma le comenté lo bien que estábamos económicamente, considerando que a esos supuestos 500 mil dólares había que sumar las 25 mil UF que la ANFP le había entregado a Deportes Puerto Montt a manera de compensación por haber perdido la categoría a finales de 2012, precisamente (N. de la R: dineros que el club “salmonero” debió devolver, con las correspondientes alzas de la UF, para poder volver a militar este año en Primera B). Me sorprendió que me dijera que esa plata no había llegado, pero recuerdo también que me dijo que era muy bueno que yo tuviera ese documento, que nos iba a servir como respaldo para pelear por ese dinero”.

Elgueta dice que después se desligó por completo del caso. Ya no era dirigente, aunque como allegado al club se enteró, después, de que la plata había ido a parar a las arcas de Deportes Copiapó, que durante 2012 era militante de la Segunda División.

Nunca supo por qué. Como otros, él jamás se enteró de otro Consejo de Presidentes en que se hubiese enmendado el acuerdo original.

Lo claro es que, al contrario de lo señalado por Patricio Coromina, presidente de Deportes Puerto Montt durante la época del acuerdo, el club “salmonero” jamás dio la lucha por recibir dineros que, de acuerdo al Consejo de Presidentes de la ANFP, le correspondían.

Pero, ¿por qué Lota Schwager estaba en poder de ese documento enviado por el secretario de la ANFP, Oscar Fuentes? ¿Qué papel jugaba en el problema el club “carbonífero”?

Es el propio Oscar Del Campo, gerente de la época de Lota Schwager, y que aún sigue en funciones en el club, quien, consultado por El Mostrador, señala:

“Ocurre que, cuando el directorio de la ANFP anunció en un Consejo de Presidentes que iba a repartir 16 millones de dólares de los 106 millones que había pagado Mega por los derechos de transmisión televisiva por las eliminatorias para el Mundial de Rusia, Deportes Puerto Montt, Curicó Unido y nosotros, estábamos En peligro de perder la categoría, de descender a Segunda División. Y el presidente del club, Jaime Valdés, preguntó en forma muy clara y taxativa qué iba a pasar con aquel club que, concluido el campeonato, se fuera a Segunda División. En la oportunidad, quedó absolutamente transparente que el reparto de ese dinero, que consideraba 500 mil dólares para cada club, era independiente de lo que al final señalara la tabla del torneo de Primera B. En otras palabras, que los beneficiados iban a ser las instituciones que durante ese año 2012 hubieran competido en las dos series mayores que contempla la ANFP”.

Pero, ¿en qué momento surge ese documento en que el secretario de la ANFP refrenda el acuerdo del Consejo?

Cuenta Del Campo:
“Porque las palabras a veces se las lleva el viento. Nos pusimos en la situación en que, terminado el campeonato, efectivamente descendiéramos nosotros y nos quedáramos sin recibir ese dinero. Hicimos la consulta y Fuentes nos ratificó por escrito que el acta del Consejo de Presidentes era muy clara al respecto. En consecuencia, que cada club que compitió en Primera A y Primera B durante el año 2012, iba a ser beneficiado”.

Del Campo agrega que fue ese mismo documento el que le hizo llegar a Elgueta a través de un correo electrónico.
Dijimos, en la nota anterior sobre este enrevesado caso, que Puerto Montt ardía por 500 mil dólares. Y lo cierto es que el hasta hiperbólico título ha resultado del todo valedero. No había sido para nada una exageración.
No sólo porque a Víctor Cañas, periodista de Radio Positiva FM de la sureña ciudad, lo despidieron luego que protagonizara un fuerte cambio de opiniones con Wladimir Luna, abogado del club quien, entrevistado por el programa “Positiva Deportes”, señaló que Deportes Puerto Montt por ningún motivo iba a apelar al Tribunal Patrimonial de la ANFP, explicando, tal como lo hizo luego a El Mostrador, que “no tenemos antecedentes mayores y, por lo demás, este no es un recurso cualquiera. Se trata de una demanda a la ANFP, y nosotros no queremos entrar en conflicto con el organismo que nos acoge. Menos si, como nos han anunciado, nos compensarán con creces por esos dineros que durante 2013 no recibimos”.

Ocurre que una periodista del diario El Llanquihue, integrante de la cadena El Mercurio, al igual que la Radio Positiva FM, que a través de su Facebook solidarizó con Víctor Cañas, señalándole que no estaba de acuerdo con que le censuraran su trabajo periodístico, fue conminada por altos personeros del periódico a borrar cuanto antes su comentario.

Pero este ya se había diseminado a través de las redes sociales.

Cañas ratifica el hecho, agregando que “leí el comentario que hizo y la llamé de inmediato para agradecerle su apoyo, entendiendo que ella se había jugado por principios escasos en estos tiempos, en que prima el individualismo y cuando todos estamos preocupados de conservar como sea nuestros empleos. Fue muy valiente, y eso por cierto se valora. Ella está ahora con fuero maternal, pero me preocupa lo que le pueda pasar cuando deba volver a su trabajo”.
El periodista reiteró que su despido de Positiva FM fue una clara muestra de censura. Cuenta: “No puede ser casualidad que tanto el director de El Llanquihue, Roberto Gaete, y el jefe del Area Comercial, Patricio Lonati, me llamaran después para decirme que mi exoneración podía quedar sin efecto, siempre y cuando yo no tocara más este tema en mi programa”.

Fue, sin duda, otra presión para Cañas, quien ya había sido advertido, por parte de la dirigencia de Deportes Puerto Montt, que de perseverar con este caso se le iba a impedir su ingreso al Estadio Chinquihue.

No sólo eso. Cuenta Cañas:
“Me enteré de que a la gente que me colabora en el programa la están presionando para que no me acompañen en la eventualidad de que yo me traslade a otra emisora de la ciudad, con la que estoy en conversaciones. Cuando llamé a Patricio Lonati, para hacerle ver que los procedimientos que están utilizando son hasta gangsteriles, pretendió desconocer el que a mí él, y el director del diario, me hubieran mencionado la posibilidad de ser reincorporado a cambio de dejar completamente de lado este tema. Sin embargo, no dejó de descolocarse cuando yo le dije que algo así no podía negarlo, porque yo había tomado la precaución de grabar la conversación que sostuvimos”.

Por su parte, Marcelo Wilson, jefe de prensa del alcalde de Puerto Montt, Gervoy Paredes, se comunicó con El Mostrador para señalar:

“Quiero decir, por encargo del alcalde, que efectivamente el municipio está preocupado porque este caso se aclare, pero que si no respondió los llamados de El Mostrador, ni contestó sus mails, se debió exclusivamente a que durante ese fin de semana estuvo efectivamente muy ocupado. El municipio colabora con las series menores de Puerto Montt, porque se trata de una Corporación de Derecho Privado sin fines de lucro. En otras palabras, no estamos entregando dinero de la municipalidad a privados. El alcalde no quiere que se piense que, debido a este vínculo, se quiere lavar las manos. Le reitero que él es el principal interesado en que todo este se aclare de una buena vez, porque no es bueno para nadie que este caso tan sensible para la comunidad se mantenga en el misterio”.

Héctor Guzmán, socio de Deportes Puerto Montt que mediante carta había conminado al directorio del club a apelar al Tribunal Patrimonial de la ANFP para que Deportes Puerto Montt peleara por esos 500 mil dólares supuestamente no recibidos, señaló que “aparte de viejo, hoy me encuentro enfermo. Quiero decirle con esto que no pude el lunes acudir a la Fiscalía Nacional Económica para aclarar definitivamente este caso, como era mi deseo”.

Consultado por El Mostrador si se mantenía a firme en su postura, dijo: “Es una idea que hasta el momento no he abandonado”.

El “hasta el momento” es lo que provoca la duda de Víctor Cañas, quien dice: “Guzmán seguramente no va a estar ajeno a las mismas presiones que he sufrido yo y todos los que, de una u otra manera, han explicitado su preocupación y su deseo porque este hecho se esclarezca. Si este socio finalmente desiste de apelar a la Fiscalía Nacional Económica, no importa. Hay otros personeros que me han llamado para decirme que ellos sí están dispuestos a hacerlo”.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV