miércoles, 14 de noviembre de 2018 Actualizado a las 09:31

El NAU y el rol público

por Alberto Millán, Coordinador General de Nueva Acción Universitaria 24 marzo, 2014

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor director:

Sobre la respuesta de Stephanie Hagspihl, debo comentar que por más que leo mi carta no encuentro una descalificación hacia ella ni a su movimiento. Sí existe una apreciación en torno a los objetivos de su interpelación y sus ideas. Opinar es parte del debate público.

Respecto a sus apresuradas conclusiones frente al planteamiento de que no haya un sesgo ideológico, me parece necesario precisar que con esto no pretendo cuestionar la catolicidad de nuestra Universidad, ni mucho menos apuntar hacia la neutralidad de la enseñanza. Solo espero que no existan sesgos ideológicos para dejar de tratar ciertos temas, como causas de divorcio en prácticas jurídicas o investigaciones académicas sobre aborto. Eso no tiene nada que ver con el carácter confesional, sino con que las universidades están llamadas responder a las problemáticas y necesidades que existen hoy en nuestro país.

Además de lo anterior, vuelvo a recalcar por si no quedó claro, que la postura del NAU (disponible desde hace tiempo) en torno al rol público que debiese cumplir nuestra Universidad implica, a grandes rasgos, avanzar en equidad, orientar las funciones de la UC hacia lo público y avanzar en mayor participación y reconocimiento de los derechos universitarios. En esos temas, repito, hemos trabajado en los últimos años.

Parte del debate con altura de miras es no poner palabras en la boca del interlocutor, lo cual es equivalente a mentir. A diferencia de lo que insinúa la coordinadora de Solidaridad, nunca expresamos que la elección democrática del Rector tenga que ver con que la universidad reciba apoyo estatal, independiente de que efectivamente queremos avanzar hacia una universidad más democrática. Esto también se denota cuando Stephanie deliberadamente insiste en convertir lo que fue una declaración reconocidamente equívoca por parte de Naschla, en la postura de nuestro movimiento. No sabemos si esto se debe a que no reviso las aclaraciones que hicimos, no las entendió, o intencionadamente prefiere obviarlas.

Esbozadas las posturas de Solidaridad, la invitación es a manifestarlas y fundamentarlas en los espacios de construcción conjunta que se abrirán este año. Uno de los objetivos que tenemos como Nueva Acción Universitaria (y por eso hablamos de democracia universitaria) es que las discusiones no se queden en meras declaraciones, sino también que repercutan en las líneas que determinen el desarrollo de nuestra casa de estudios.

 

Por Alberto Millán, Coordinador General de Nueva Acción Universitaria

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV