martes, 1 de diciembre de 2020 Actualizado a las 18:53

Opinión

Autor Imagen

Hubs de Educación en Chile: un desafío para nuestra internacionalización

por 30 marzo, 2018

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La globalización ha llevado a una nueva era en la que la solución de los problemas de la sociedad depende más que nunca de la cooperación internacional. A los cambios políticos, sociales y tecnológicos, el proceso de la mundialización agrega el advenimiento de la economía global y, en consecuencia, la creación de un mercado laboral internacional. En este sentido, la noción de educación transfronteriza ha ido mutando y adaptándose a la realidad actual y su inexorable complejidad. Por lo tanto, dentro del sistema internacional, las instituciones de educación superior son uno de los actores más importantes. Esto plantea nuevas preguntas sobre ¿cómo se diseñan las acciones?, ¿quién está a cargo de ellas? ¿Qué tipo de perspectiva deberíamos tomar cuando analizamos este campo?

A) Entendiendo la Educación Transfronteriza

Un elemento clave de la internacionalización es la educación transfronteriza. Jane Knight la define como "el movimiento de personas, programas, proveedores, currículos, proyectos, investigación y servicios en educación superior. La educación transfronteriza puede ser parte de proyectos de cooperación para el desarrollo, programas de intercambio académico e iniciativas comerciales”. Adicionalmente, el informe Global Student Mobility 2025,  predijo que el crecimiento de la movilidad de los estudiantes se incrementaría de 1,8 millones en 2000 a 7,2 millones en 2025 (Banks, Olsen y Pearce, 2002).

De acuerdo con lo anterior, podríamos decir que, si bien por un lado podemos observar una masa crítica de personas que cruzan las fronteras para tener nuevas experiencias académicas. Por otro lado, hay varios programas y proveedores que buscan suplir esta demanda. Es importante decir que la educación transfronteriza se ha desplazado gradualmente de un marco de desarrollo de la cooperación a un enfoque de asociación e intercambio e, incluso, en la actualidad, a un modelo de competitividad. Vale decir, la interconectividad de los factores componentes en la educación internacional, hace que sus redes evolucionen y muten según las tendencias mundiales.

B) Cambios en la Internacionalización de la Educación: Hubs de Educación en la mira

La dimensión internacional de la educación superior ha cambiado y, por lo tanto, se ha vuelto cada vez más compleja. La interdependencia en asuntos internacionales y el desarrollo de redes de conocimiento, han logrado que las universidades sean núcleos de las sociedades del conocimiento. La movilidad académica ha pasado por tres generaciones: a) la movilidad de personas (estudiantes, profesores, académicos), b) movilidad de programas (hermanamiento, franquicias, programas virtuales) y proveedores (campus de sucursales). Actualmente se habla de la tercera generación de la educación transfronteriza: los Education Hubs.

Esta tercera generación de educación trasfronteriza contempla el esfuerzo planificado para construir una masa crítica de actores locales e internacionales comprometidos con la educación transfronteriza, la capacitación, la producción de conocimiento y las iniciativas de innovación (Jane Knight, 2011). Por lo tanto, los Hubs de educación trabajan en una lógica de diversificación de intereses donde no sólo la globalización y la internacionalización son la base de este tipo de iniciativas, sino que las iniciativas cooperativas y las acciones interdependientes se ponen al servicio del posicionamiento estratégico del país, región o área que los promueve.

En materia académica, la movilidad de estudiantes y académicos representaría, de manera efectiva, la inclusión de Chile en el esfuerzo de internacionalizarse conforme a los estándares de la educación transfronteriza. Singapur, Malasia y Hong Kong ya se han adentrado en esta nueva generación de educación transfronteriza creando sus propios Hubs de Educación.

Cabe destacar que muchos Hubs de educación responden a la necesidad de muchos países en vías de desarrollo de fomentar iniciativas de cooperación, donde movilidad de expertise técnica y/profesional, juegan un rol clave. Asimismo, los Hubs responden a una necesidad política de muchos gobiernos de posicionar a sus países como focos de atracción ya sea para instituciones académicas internacionales, corporaciones, empresas trasnacionales, etc. En consecuencia, la coordinación estratégica de las partes interesadas hace que el funcionamiento de estos centros educativos pueda traducirse en medidas para palear asuntos de interés global: sostenibilidad energética, biodiversidad, proyectos agricológicos, investigación astronómica, etc.

C) ¿Hubs de educación en Chile? Desafíos en un escenario favorable

Este tipo de asociatividad aún no sido acogida en Chile. Si bien existen las condiciones perfectas para el desarrollo de un ecosistema de redes, donde las universidades se coordinen con centros de investigación, empresas y gobierno, con el objeto de presentar soluciones a temáticas de interés supranacional, aparentemente la falta de conocimiento acerca de los beneficios que esto puede representar perjudica la difusión y estudio del concepto. Dicho de otra manera, es necesario crear consciencia de la existencia de  un espectro multidimensional de beneficios para los diferentes actores que puedan participar de un Hub de educación.

A nivel político, permite posicionar a Chile como un ejemplo de asociatividad y liderazgo en la innovación de proyectos vinculados a la realidad global, incorporando conocimientos tanto locales como internacionales. En otras palabras, los Hubs pueden ser los catalizadores de una diplomacia pública que fomente una sociedad del conocimiento. A nivel económico, el trabajo mancomunado en una visión coordinadamente estratégica puede afectar positivamente la economía local desarrollando la productividad socialmente responsable.

En materia académica, la movilidad de estudiantes y académicos representaría, de manera efectiva, la inclusión de Chile en el esfuerzo de internacionalizarse conforme a los estándares de la educación transfronteriza. Singapur, Malasia y Hong Kong ya se han adentrado en esta nueva generación de educación transfronteriza creando sus propios Hubs de Educación. Éstos se han enfocados en temáticas estratégicas para lograr proyectos cooperativos, abarcando desde movilidad estudiantil, formación y atracción de talentos, fomentando la Investigación, Desarrollo e Innovación. ¿Cuándo será el turno de Chile?

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV