jueves, 14 de noviembre de 2019 Actualizado a las 19:12

Autor Imagen

Tiemblan los poderosos del fútbol

por 23 agosto, 2018

Tiemblan los poderosos del fútbol
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El próximo jueves 23 de agosto y luego de mas de 2 años se votará en la sala de la Cámara de Diputados el segundo informe emanado por la Comisión Deportes que analiza y aprueba la modificación a la ley 20.019, la ley que rige a las Sociedades Anónimas Deportivas.

Por muchos años los socios e hinchas de los clubes del fútbol chileno no pudieron siquiera levantar la voz contra los “mecenas, salvadores y virtuosos” empresarios que habían llegado a gestionar y profesionalizar el fútbol nacional, ya que los clubes deportivos que siempre fueron manejados por sus socios e hinchas, real espíritu de los clubes, fueron quebrados y asociados a manejos corruptos o desprolijos que necesitaban imperiosamente una modernización y, sin duda, dicho avance debía ir de la mano de grandes y exitosos empresarios que garantizaban aquello, privatización que de acuerdo a los tiempos políticos y económicos imperantes no tenía contrapeso o cuestionamiento, si incluso la salud y educación se privatizó, cómo podríamos evitarlo en el fútbol o deporte.

El jueves puede ser un gran día para los socios e hinchas, puede que el proyecto sea mejorable sin duda alguna, pero lo que el día 23 se puede producir es un golpe al mentón de aquellos que por más de 10 años disfrutaron incluso de la inversión del Estado sin dar nada al deporte nacional. Les llegó su hora y lo que hasta hoy dominaban sin contrapeso y solo por su capital ya no está seguro, los socios e hinchas están para recuperar lo suyo.

Pues bien, los tiempos cambiaron y luego de años levantando la voz en diversas instancias, de organizaciones de socios e hinchas que de a poco fueron escuchados, se logró cambiar la correlación de fuerzas y concientizar sobre la necesidad de regular de manera adecuada y no como casi regalo a dichas sociedades anónimas y posibilitar, sino exigir, que los clubes vuelvan a su real naturaleza, es decir a su gente, sus socios y su comunidad.

Para lo anterior se presentó un proyecto de ley patrocinado de manera transversal, pasando por la diputada Camila Vallejo, el diputado Hugo Gutiérrez, hasta el diputado Pedro Brown, teniendo un rol fundamental en todo el proceso y siendo su principal gestor el diputado Matías Walker.

Con esta transversalidad y la creciente conciencia de lo nefasto que han sido las Sociedades Anónimas y sus “exitosos empresarios” al mando, tanto por la nula infraestructura construida, salvo contadas excepciones, por sus nulos resultados internacionales, sus crecientes conflictos de intereses y participación como dueños de más de 2 clubes, su pésimo manejo económico y lo más importante, la creciente y preocupante desvinculación de los clubes de fútbol con su gente, sus socios, sus hinchas y su comuna o región, hicieron imperioso legislar al respecto.

Los primeros meses e incluso el primer año y medio de este proyecto no impactó ni preocupó a los poderosos de siempre, los mismos que hacen y deshacen a su arbitrio en muchas áreas de la sociedad y que gracias a la privatización ahora también hacen lo que quieran con los clubes de millones, pero a partir del segundo año, al finalizar el gobierno anterior y por sobre todo al comienzo de este gobierno de Sebastián Piñera (principal gestor de la privatización de los clubes y quien utilizó Blanco y Negro como plataforma mediática), la oposición de la ANFP, de los grandes lobbistas y de los grandes empresarios fue en ascenso, llegando a presentar cientos de indicaciones con el propósito de trabar o bloquear el proyecto.

No obstante, este jueves se votará finalmente y en lo fundamental terminará con la fiesta o chipe libre que hasta hoy gozaron estos “virtuosos empresarios”. Este jueves, de aprobarse por la Cámara de Diputados el informe presentado por la Comisión Deportes, se fiscalizará a las sociedades anónimas abiertas y cerradas por la Comisión de Mercado Financiero, se establecerá el conflicto de intereses de manera cierta y con sanciones precisas, se posibilitará el ingreso vía modelo “alemán” de los socios e hinchas en una especie de capitalismo popular, pero sobre todo y lo que más les duele, se desbloquea a los socios agrupados en corporaciones y fundaciones sin fines de lucro para que participen tanto del modelos de sociedad anónima como de todas aquellas actividades deportivas anexas al fútbol, cuestión que hasta el día de hoy las sociedades anónimas no querían reconocer ni tampoco ejecutar. El interés era simplemente bloquear o no hacer ni dejar que otros lo hagan.

El jueves puede ser un gran día para los socios e hinchas, puede que el proyecto sea mejorable sin duda alguna, pero lo que el día 23 se puede producir es un golpe al mentón de aquellos que por más de 10 años disfrutaron incluso de la inversión del Estado sin dar nada al deporte nacional. Les llegó su hora y lo que hasta hoy dominaban sin contrapeso y solo por su capital ya no está seguro, los socios e hinchas están para recuperar lo suyo.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV