sábado, 28 de mayo de 2022 Actualizado a las 23:51

Ucrania... David y Goliat

por Aníbal Wilson P. 3 marzo, 2022

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director: 

Después de escuchar y leer el emotivo discurso de Volodímir Zelenski, algo que prácticamente todo el mundo ha celebrado, muchos recordarán la historia bíblica de David y Goliat.

Malcom Gladwell, psicólogo y célebre autor de "La clave del éxito", ha reformulado el mito, la tesis principal de esta historia. En un apretado extracto: "Desvalidos, inadaptados y el arte de la lucha contra gigantes es lo que los débiles (o mejor dicho los underdogs, algo así como los previsibles perdedores) no son en realidad las víctimas, sino aquellos que, precisamente por sus dificultades, llegan más lejos.

"Goliat, por su gran tamaño, estaba especializado en el cuerpo a cuerpo. Por ello el filisteo le dice, David "ven a mí y daré tu carne a las aves del cielo y a las bestias del campo".  En opinión de Gladwell, es un detalle esencial. No demuestra sólo que Goliat era un bravucón, sino que le interesaba que David se acercase. 

La fortaleza es sólo una apariencia, recuerda Gladwell. Todos los Goliat tienen importantes puntos débiles que un enemigo avezado puede descubrir y aprovechar... Existen muchas historias semejantes a las de David y Goliat, en las que las fuerzas son más parejas de lo que parece. Sólo que nos gusta confiar en el poder de los débiles, aunque no lo sean. Hace parecer al mundo más justo de lo que es. Si el más fuerte gana todas las batallas, no hay ninguna esperanza para el resto de nosotros, ¿verdad? Incluso los poderosos prefieren identificarse con el desvalido: "Si los mismos que tienen todo el poder, todo el dinero y toda la autoridad son los que van a ganar todas las peleas ¿para qué vamos a seguir adelante? (Cualquier parecido o semejanza con la contingencia de un lejano país de este cuento, no es mera coincidencia).

Sigue Gladwell, ¿"Por qué lo hemos pasado tan mal en Vietnam, en Irak y más tarde en Afganistán?, son países enanos, su tamaño es una parte pequeña del nuestro. Y aún así nos cuesta cumplir nuestros objetivos allí. Mi libro intenta explicar a la gente por qué. Sólo porque seas grande y fuerte no significa que puedas hacer lo que quieras".

Lo que hace parecer fuerte a Goliat es su mayor debilidad; es algo que ha sido confirmado por los estudiosos más modernos.

Así que esta historia sirve para los que no tenemos grandes esperanzas, pensemos que, de vez en cuando, podemos llegar a la cumbre. Eso es absolutamente cierto, es de lo que tratan las historias de los underdogs.



Historia que podría repetirse con un David y Goliat siglo 21.

   Aníbal Wilson P.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV