jueves, 6 de mayo de 2021 Actualizado a las 02:55

MERCADOS|OPINIÓN

Autor Imagen

Desarrollo sostenible y geociencias: aportes para una nueva Constitución y un nuevo modelo de desarrollo

por 15 abril, 2021

Desarrollo sostenible y geociencias: aportes para una nueva Constitución y un nuevo modelo de desarrollo
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En septiembre del 2015 se acordó en Naciones Unidas establecer 17 objetivos para lograr un Desarrollo Sostenible. Esto, para erradicar la pobreza, asegurar acceso a servicios básicos (salud, agua, educación, alimentación, entre otros), eliminar la desigualdad, terminar con prácticas de consumo insostenibles y facilitar un crecimiento económico inclusivo, con desarrollo social y protección ambiental. En un Chile que busca profunda y democráticamente mejorar sus posibilidades futuras para todos sus habitantes, tiene sentido considerar lo acordado por la O.N.U.

Estos valiosos objetivos requieren esfuerzo concertado y continuo sobretodo del estado a lo largo de nuestro territorio. Involucran aplicación intensiva de las ciencias   y decisión política bien fundamentada. Esto incluye las geociencias para la protección, gestión y mejora del medio ambiente como elemento esencial para los objetivos buscados.

Por lo anterior, los geocientíficos son fundamentales para entregar un nuevo modelo de desarrollo. Su conocimiento de la estructura de la Tierra, los procesos por los cuales se forma nuestro territorio y sus recursos, junto con la capacidad de traducir este conocimiento en herramientas para informar la política y la práctica, pueden proporcionar aspectos claves del desarrollo sostenible. La participación será necesaria por geocientíficos de la academia, la sociedad civil, el gobierno y la industria trabajando en todos los sectores y en estrecha colaboración con otras disciplinas como, ecología, ciencias sociales, antropología, psicología, salud, e ingeniería. La educación relacionada será base para una futura población informada y conscientemente participativa.

Existe una directa relación entre objetivos del desarrollo sostenible y áreas diferentes de las geociencias (materiales, procesos, gestión, habilidades y práctica). Algunos ejemplos de estos últimos son, procesos hidrogeológicos, geotecnia, geología ambiental, borde costero, riesgos geológicos, geopatrimonio, minerales y materiales rocosos.

El desafío para todos los sectores y disciplinas es desarrollar programas de trabajo eficaces y atractivos para entregar su aporte. Esto requerirá un enfoque de sistemas para el desarrollo sostenible y el avance de asociaciones interdisciplinarias fuertes e iguales.

Gran parte de nuestra comunidad mostró la responsabilidad de comprometerse con los objetivos del desarrollo sostenible. Consecuentemente nuestra colectividad geocientífica, puede y debe estar equipada para contribuir de la manera más eficaz a apoyar y facilitar el nuevo desarrollo.

La búsqueda de un nuevo modelo de desarrollo proporciona un impulso para una mayor acción dentro de la comunidad de geociencias frente a las injusticias sociales, económicas y ambientales. Representan una valiosa oportunidad para que los científicos en todas las etapas de su carrera fomenten colaboraciones innovadoras incluso más allá de la geociencia, permitiendo soluciones interdisciplinarias a los desafíos del desarrollo de nuestro territorio.

Las actividades de los geocientíficos para su aporte son diferentes. Algunos requerirán aplicación de conocimientos básicos de geociencia, exclusivos de la disciplina. Por ejemplo, garantizar el acceso al agua y al saneamiento para todos requiere una participación de la comunidad de geociencias (por ejemplo, hidrogeólogos, geofísicos, hidrogeoquímicos) para gestionar recursos de agua dulce. El conocimiento actual, la investigación futura y muchas habilidades prácticas necesarias para este objetivo son fortalezas de la comunidad de geociencias. Para otros objetivos, los geocientíficos tendrán que ver qué acciones pueden tomar dentro de su de trabajo. Por ejemplo, deben asumir la responsabilidad de defender y ofrecer igualdad de género en esferas en las que pueden influir. Es imperativo que las geociencias reconozcan su papel en la agenda de desarrollo sostenible y se comprometa a evaluar sus estructuras y prácticas para garantizar una contribución efectiva. Los cambios en programas educativos, desarrollo profesional y formación, agendas de investigación, práctica de la industria y compromiso con el gobierno, las ONG y otras organizaciones intergubernamentales (por ejemplo, las Naciones Unidas) son necesarios para servir mejor a la sociedad.

El desarrollo sostenible tiene la virtud de transformar la sociedad positivamente, dando a los seres humanos en todas partes dignidad e igualdad, satisfaciendo necesidades de generaciones presentes y futuras mientras protege nuestro país de la degradación. Para lograr esta perspectiva, la comunidad de geociencias debe aprovechar esta oportunidad en la construcción de una nueva Constitución, asumir la responsabilidad de garantizar un acceso a nuestra ciencia y reforzar nuestro compromiso con líderes de la sociedad civil, políticos, científicos, y profesionales del desarrollo. Sólo poniendo el desarrollo sostenible en el centro de la geociencia podremos cumplir nuestro interés de servir a la sociedad una vez que se inicie la construcción de un nuevo modelo de desarrollo siguiendo una gobernanza democrática tanto de fondo como de forma.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV