miércoles, 12 de diciembre de 2018 Actualizado a las 03:46

Alcalde de Santiago dice que e

UDI celebra sus 20 años y da inicio a la campaña presidencial de Lavín

por 19 octubre, 2003

Longueira anunció que la colectividad apoyará la postergación de la Reforma Procesal Penal; homenajeó al diputado DC Walker, por la forma como enfrentó las denuncias de Pía Guzmán, y criticó duramente al Gobierno. En tanto, Joaquín Lavín advirtió que ''basta ya'' de gobiernos de la Concertación y abogó por la alternancia.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Duras críticas al Gobierno, gestos simbólicos, mensajes a sus socios y anuncios legislativos, constituyeron la tónica de la celebración de los 20 años de la UDI. Los asistentes -unas cinco mil personas- desbordaron el salón plenario del edificio Diego Portales y siguieron paso a paso cada etapa de la ceremonia, que se prolongó por casi tres horas. Concluido el acto, el presidente del partido, Pablo Longueira anunció el inicio de una fase, de dos años, en que la colectividad concentrará sus esfuerzos en evitar que la Concertación pueda obtener otro período presidencial "engañando a los chilenos".



La ceremonia se inició pasado el medio día con la exhibición de un video que en 50 minutos recopilaba la historia de la UDI, desde su nacimiento como movimiento gremialista el 24 de septiembre de 1983. Posteriormente, ingresó al salón la directiva. Los dirigentes fueron subiendo uno tras otro al escenario, siendo ovacionados por los asistentes. Los senadores Carlos Bombal y Jovino Novoa, junto con Pablo Longueira, fueron especialmente aclamados, en lo que podría interpretarse como el respaldo de los militantes a los parlamentarios por los difíciles momentos que atraviesan, tras las denuncias de la diputada de Renovación Nacional.



Para sorpresa de todos, Longueira inició su improvisado discurso aludiendo a los hechos que han afectado al partido la última semana, señalando que "no tuvo esta semana un mejor ejemplo de cómo se hace política en serio en Chile y es por eso que les quiero pedir a ustedes un aplauso para alguien que piensa distinto a nosotros, pero es una persona que durante una semana vivió la impopularidad, (...) Hoy le queremos decir a ese diputado de la Democracia Cristiana, Patricio Walker, que es un honor tener personas como él en el Congreso".



Tras lo cual reiteró la advertencia que ya realizara en días pasados, recalcando que "no nos doblegaron cuando mataron a Jaime (Guzmán), menos lo van a hacer con calumnias e injurias. Jamás nos doblegarán, porque nos hemos dedicado a servir a Chile, con mucho sacrificio y mucha entrega".



Posteriormente, hizo un detallado repaso de los hitos que llevaron a la UDI a convertirse en el partido más grande de Chile. Entre otros, destacó la propuesta de derechos humanos que el partido entregó al Gobierno, recalcando que el gremialismo no aceptará "nunca más violaciones a los derechos humanos".



En materia política, manifestó la intención del partido de colaborar con el Gobierno, sin perder su calidad de partido opositor, siempre que las autoridades lo soliciten y en beneficio del país; no obstante, fue categórico en que la UDI no aceptará actos de "corrupción" como los conocidos casos MOP GATE y otros, y que a los corruptos la colectividad los perseguirá "hasta en el último metro cuadrado de la administración pública".



También aprovechó la instancia para enviarle un mensaje al Presidente Lagos, recordando que la "última vez que me llamó me pidió que la UDI entregara los votos para una serie de proyectos en esta Ley de Presupuesto", acto seguido anunció que el gremialismo apoyará en el Congreso la postergación de la Reforma Procesal Penal por un semestre, pero precisó que se formará una comisión que evalúe la implementación de la reforma en aquellas regiones donde ya fue puesta en marcha.



Sin embargo, las críticas a la administración Lagos no se hicieron esperar. Longueira acusó al Gobierno de haber llegado a La Moneda engañando a la ciudadanía, ya que las reformas laborales (con las que supuestamente el oficialismo logró un tercer período) -dijo- significaron más pobreza, cesantía y la destrucción de la pequeña y mediana empresa. Y advirtió que serán las "600 mil familias de cesantes que fueron engañadas hace cuatro años", las que llevarán a Lavín a la presidencia de Chile. Añadió que "no hay nada más atroz que engañar a los más humildes" y que es esa gente la que espera un gobierno, encabezado por el actual alcalde de Santiago.



Sus aliados tampoco se salvaron de sus críticas. En este sentido, el titular de la UDI sostuvo que "le quiero decir a esa derecha tradicional, a esa derecha que actúa en los salones, a esa derecha que no sabe cómo hay que ganar, a esa derecha que lo único que hace son declaraciones...A ellos les quiero decir que tenemos un líder excepcional (...), que es Joaquín Lavín. Tenemos una familia excepcional con Joaquín Lavín...¿Hasta cuándo quieren que hable de los temas nacionales? Si lo que nos pide a nosotros la gente es que hablemos de sus problemas, de sus realidades, de sus dolores, de sus angustias".



Lavín hace ofertas y critica al gobierno



El presidenciable opositor, que ingresó al salón anunciado por el propio Longueira, entre vítores y aplausos que le impedían comenzar su intervención, la inició asegurándo a sus adherentes que "quiero partir diciéndoles una sola cosa, fuerte y claro, vamos a ganar. No les quepa ninguna duda". Agregó que la UDI aún tiene una deuda pendiente con Jaime Guzmán, que es llegar al Gobierno para "cambiarle la vida a los pobres de Chile" y convocó a los presentes a trabajar para llegar a La Moneda el 2005.



"Lo que pasó esta última semana es sólo una prueba más que nos puso la vida y a los que piensan que nos hacen daño, hoy les respondemos: nunca, nunca, nunca nos van a doblegar", sostuvo el alcalde capitalino.



También dedicó parte de su intervención a criticar a la administración Lagos. "La crisis económica de los últimos cinco años ha tenido un efecto devastador en las familias más pobres. El costo social de cinco años de alto desempleo y estancamiento económico ha dejado profundas heridas sociales que demorarán mucho en cicatrizar", advirtió.



En una actitud desafiante hacia el Gobierno, Lavín instó a que "digamos la verdad, la realidad respecto de cuatro años atrás... Los 600 mil cesantes, siguen siendo 600 mil cesantes; los tres millones de pobres, siguen siendo tres millones de pobres; la delincuencia sigue subiendo, llevamos cuatro millones de asaltos. La puerta giratoria de las cárceles, por donde salen los delincuentes a los pocos días, sigue abierta, igual que hace cuatro años atrás. El crédito fiscal para todos, para que todos puedan estudiar no existe, igual que hace cuatro años atrás. Las listas de espera de los hospitales son las mismas, igual que hace cuatro años atrás. Y, algo nuevo para Chile, la corrupción lamentablemente llegó para instalarse. Las coimas, los sobresueldos, todo lo que ustedes conocen...Esta es la verdad y, algunos, o no la quieren ver o no la saben solucionar".



Luego señaló a los presentes que "la democracia consiste en la alternancia en el poder", y que el 2005 se cumplen 16 años seguidos de gobiernos de la Concertación, asegurando que esa cantidad "es mucho tiempo, las ideas se agotan, la creatividad se acaba. ¡Basta ya! Está bueno, digamos basta". Y como candidato presidencial que ya es, se comprometió a trabajar para derrotar la pobreza "con honestidad, honestidad y honestidad".



Fue enfático en pedirle también, a su partido, "generosidad" para entender que su gobierno no va a ser el gobierno de la UDI, sino "el gobierno de los mejores, sin etiquetas políticas", lo que posteriormente fue ratificado por Longueira, manifestando que en un eventual gobierno de Lavín serán convocados los mejores para cada tarea y que si un militante lo es en un determinado ámbito, no dudarán en invitarlo a trabajar.



Nuevos militantes



En tanto, uno de los momentos que más expectación generó en los días previos a la ceremonia, y que la mesa se esforzó por evitar que trascendiera, fue el ingreso a la colectividad de 20 "figuras relevantes" del ámbito nacional. Entre ellas destacaron los hijos de un detenido desaparecido y de un ejecutado político respectivamente, Nelson Trejo y Tania Arce. Junto a ellos, ingresaron el actor Claudio Reyes, el locutor Cristian Velasco y el chef Raúl Correa. También firmaron oficialmente, durante la ceremonia, los senadores Rodolfo Stange y Marco Cariola, y los diputados María Angélica Cristi y Pablo Prieto. A ellos se sumó el ex jugador de fútbol del club Audax Italiano, Marcelo Zunino. Fue seguido por el ex arquero de la selección nacional de fútbol del año 1982, Mario Osben; el empresario Francisco Javier Palma; y un concejal que perteneció a la Democracia Cristiana, Ricardo Díaz, entre otros.



También ingresaron al partido las esposas de los senadores Carlos Bombal -Mónica Molina- y Jovino Novoa -Angelita Mackenna-, lo que tomó por sorpresa a los parlamentarios, pues según explicó uno de los organizadores sólo cuatro dirigentes estaban en conocimiento de que eso ocurriría. Asimismo, explicaron que fueron ellas las que solicitaron fichar por la UDI durante la ceremonia, lo que terminó siendo una especie de acto de desagravio para los parlamentarios.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV