lunes, 19 de noviembre de 2018 Actualizado a las 22:04

Lea la carta de Chevesich a la Corte Suprema

por 6 julio, 2004

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Se tenga presente.



Excma. Corte Suprema



Gloria Ana Chevesich Ruiz, Ministro de la Iltma. Corte de Apelaciones de Santiago, designada Ministro en Visita Extraordinaria en el décimo Séptimo Juzgado del Crimen de Santiago para conocer la causa número de rol 15.260, a V.S. Excma. Respetuosamente digo:



A raíz de los últimos hechos dados a conocer por la prensa, se han expresado graves e injustas imputaciones relativas a mi desempeño funcionario; por lo que he estimado conveniente dar a conocer al máximo tribunal los siguientes antecedentes:



I. Reunión con el Presidente de la Excma. Corte Suprema, señor Marcos Libedinsky Tschorne.



La última semana de febrero, el Presidente de la Excma. Corte Suprema, señor Marcos Libedinsky Tschorne, telefónicamente me comunicó a mi domicilio particular que deseaba hablar conmigo. Me solicitó que fuera a su residencia, pues si concurría a su despacho la prensa iba a tomar conocimiento de la reunión, lo que podía prestarse para todo tipo de comentarios y especulaciones. No me manifestó en ningún momento el motivo de la reunión.



Mi cónyuge, Andrés de la Maza Camus, todos los días, salvo contadas excepciones, me va a dejar y a buscar a mi trabajo, por lo que, el día de la cita, le pedí que me levara a la casa del señor Libedinsky. Como no sabía el motivo de la reunión ni la extensión de la misma, le solicité que me esperara. En la reunión, el señor Libedinsky me expresó que altos personeros de gobierno le había manifestado, que estaban preocupados por las últimas publicaciones periodísticas y que ello podía deberse a filtraciones a los medios de prensa, de los antecedentes que el tribunal custodia.



Hago presente que en el transcurso de la semana en que se llevó a cabo la reunión, o en la anterior, se difundieron por la prensa escrita y por canales de televisión, las expresiones que el Sr. Eduardo Arraigada moreno, ex Director General de Obras Públicas, vertió en contra del actual ministro de Obras Públicas señor Javier Etcheberry Celia, en el sentido que varios contratos celebrados con actuales funcionarios de esa Secretaría de Estado, eran ideológicamente falsos y que sólo perseguían pagar "sobresueldos". En la oportunidad también agregó que esta situación venía repitiéndose desde pasadas administraciones. Las citadas expresiones las profirió después de haber prestado declaración a la suscrita en el proceso que instruyo. Dicha circunstancia podría haber hecho pensar a más de alguno que la prensa había sido citada previamente. Sin embargo, lo que ocurrió fue que ese mismo día, en el Tercer Juzgado del Crimen ubicado en el mismo piso donde está el tribunal donde presto funciones, se encontraba una gran cantidad de periodistas, tanto de la prensa escrita como de canales de televisión, esperando a la llamada "Geisha chilena", los que al ver al señor Arraigada procedieron a entrevistarlo. Ese hecho se puede corroborar con el análisis de los expedientes respectivos. Lo anterior se lo expresé al señor Libedinsky en la reunión de la referencia, agregándole que confiaba tanto de la empleada judicial que oficia de actuaria como del funcionamiento de la policía civil que me sirve de enlace con la Policía de Investigaciones. De manera que las "filtraciones" que motivaban el encuentro no eran imputables al tribunal. También le manifesté que todos los días hay periodistas que esperan mi llegada y que se quedan en el hall esperando la ocurrencia de hechos que les puedan servir para sus notas periodísticas aunque, últimamente, cada día el número de ellos se reduce.



En cuanto a las diferentes publicaciones de la prensa escrita relacionadas con el proceso que instruyo, le hice presente al señor Presidente y solicito a V.S. Excma. También tenerlo en consideración, que un análisis de los mismos conduce a que la mayoría de la información se reduce a especulaciones y elucubraciones de los periodistas. En efecto, por ejemplo, tratándose del episodio denominado "MOP-IDECON" (Instituto de Economía de la Universidad de Chile), concluyen que si la situación es similar a lo que ocurrió con la triangulación de dineros a través de la empresa GATE S.A., deberían ser sometidos a procesos todos los funcionarios del Ministerio de Obras Púbicas que habrían tenido alguna participación relevante. Esa conclusión ha diso abonada por lo manifestado a la prensa por los propios procesados de la causa, señores Cruz y Cortés, en cuanto a que el sistema paralelo para pagar sobresueldos se instauró en administraciones pasadas. Debo suponer que es por esa razón, que hoy se especula en el sentido que el tribunal haría efectiva la responsabilidad de un actual personero de gobierno.



Sin embargo, no puedo explicarme la razón que persigue una publicación efectuada en un diario del día domingo 16 del presente, en la que se señala que "Â… el jueves 20 de mayo del año en curso sería procesadoÂ…", puesto que, hasta la fecha, no se han entregado al tribunal todos los contratos requeridos y, por lo mismo, no se tienen cabal conocimiento del nombre de los funcionarios que intervinieron como inspectores fiscales en los mismo, lo que es indispensable para la determinación de responsabilidades. Además, aún no se han concluido con el trabajo encargado a un empleado judicial, consistente en la elaboración de una planilla Excel que contenga todos los datos consignados en los cheques girados desde las distintas cuentas corrientes bancarias del Instituto de Economía, con la finalidad de saber el nombre de las personas que, en definitiva, se beneficiaron con el giro de los mismos. Hasta la fecha, se han incorporado a la referida planilla los datos de un número aproximado de 9.000 cheques.



En consecuencia, la conversación con el Presidente señor Libedinsky giró en torno a las preocupaciones que le manifestaron algunos personeros de gobierno y las explicaciones que le di sobre la materia.



II. En cuanto a la filtración de la reunión que sostuve con el Presidente señor Libedinsky.



En algunos medios de la prensa escrita se ha sostenido que mi cónyuge, Andrés de la Maza Camus o la suscrita habría filtrado la ocurrencia de ese encuentro. Incluso el Presidente señor Libedinsky, en la reunión del día miércoles 12 del mes en curso, me preguntó si mis relaciones matrimoniales estaban en mal pie como para que mi marido hubiere actuado de esa manera, dándole con ella credibilidad a esa información. No logro explicarme qué se persigue con dichas publicaciones, que amparadas en "fuentes judiciales", afectan la honorabilidad de mi cónyuge y la mía.



Al respecto, hago presente que el día viernes anterior a la publicación del reportaje que aludía a la reunión que sostuve con el Presidente señor Libedinsky, un periodista a primera hora de la mañana me manifestó que tenía conocimiento de la misma y me pidió que le corroborara la información. Sólo le manifesté "no me voy a pronunciar sobre esa materia". Por la lealtad y el profundo aprecio que le tengo al señor Libedinsky, decidí ponerle en su conocimiento lo manifestado por el periodista, puesto que obviamente iba a ser consultado sobre lo mismo. Ese día viernes lo llamé como a las 8:10 horas A.M. a la Presidencia de la Corte Suprema, como no había llegado le solicité encarecidamente a la persona que me atendió, no recuerdo si fue Francisco Leiva o Eduardo González, que tan pronto llegara el Sr. Presidente, me llamara urgente a la Quinta Sal de la Iltma. Corte de Apelaciones de Santiago, pues me angustiaba que fuera sorprendido con la noticia. Hago presente que en esa semana, el ministro de Justicia señor Bates había emitido diversas opiniones sobre mi desempeño profesional. Al poco rato, el señor Presidente me llamó y le informé lo que pasaba, me dijo que no me preocupara, que sabía lo que tenía que decir. En la noche me llamó a mi casa, manifestándome que un periodista lo había contactado y que le había expresado que la reunión había sido de tipo social.



III. En cuanto a otro tipo de filtraciones del caso que instruyo



En la prensa se ha señalado que altos personeros de gobierno han manifestado su molestia por las "filtraciones" del caso "MOP", incluso se afirma que sería la suscrita la que estaría proporcionando información a la prensa, hecho que no es efectivo. Invito a los señores ministros a leer y analizar los artículos de prensa y advertirán que se trata de especulaciones y elucubraciones de los periodistas, como ya lo manifesté; sin prejuicio de hacer contar, que diferentes actores del proceso, señores Cruz, Cortes, Arriagada y Paredes, entre otros, han dado entrevistas en forma permanente para publicitar sus particulares puntos de vista acerca del proceso que instruyo. No obstante lo anteiror, debo dejar expresa constancia del siguiente hecho, que dice relación con la declaración policial prestada por el señor Paris H.: El funcionario policial señor Rocuant Cornejo, cumpliendo las instrucciones del tribunal, tomó declaración policial al señor Paris en dependencias de La Moneda, un día viernes. Según me manifestó el señor Rocuant, en esa diligencia sólo estuvieron presentes él y el señor Paris. Sin embargo, el día domingo, en la revista reportajes de la Tercera, se publicó lo declarado por el señor Paris, sin que, hasta la fecha, el tribunal tenga conocimiento del tenor de su declaración. EL día lunes le consulté al detective cómo pudo haberse filtrado la declaración del señor Paris, respondiéndome que él no había sido. La conducta mostrada hasta la fecha por este funcionario policial, me lleva a confiar en su integridad. El mismo día lunes me pidió audiencia el señor Davor Harasic, abogado del señor Paris, representando la publicación en un periódico de la declaración de su defendido, manifestándole que no tenía conocimiento de lo que había declarado el señor Paris, pues no se había allegado a la causa el parte policial que debía contenerla, razón por la que el tribunal no tenía ninguna responsabilidad en el hecho. Lo anterior es un ejemplo que las denominadas "filtraciones" no tienen su origen ni pueden ser imputadas al tribunal.



IV. Respecto de otras afirmaciones.



Atendido los últimos acontecimientos, de los que V.S. Excma. habría tomado conocimiento, en que se involucra a mi cónyuge y veladamente a mi persona y con el objeto de prevenir que, en el evento de que se conozcan públicamente otros hechos que pueden ser de interés y que nuevamente se impute a mi familia o mi persona la filtración de los mismos, con el avieso propósito de afectar la honra de mi familia o la mía, he decidido poner en conocimiento de V.S. Excma, lo siguiente:



a. En el curso del mes de febrero de 2003, me visitó en el tribunal un conocido abogado de la plaza, no como abogado patrocinante o apoderado en la causa, solicitándome a nombre del Presidente de la República que le concediera la libertad a Carlos Cruz Lorenzen.



b. En el segundo trimestre del año 2003, en una fecha que no recuerdo, me visitó en mi residencia un Ministro de la Excma. Corte Suprema, pidiéndome a nombre del gobierno que no citara a declarar al Presidente de la República, por las connotaciones políticas que ello podría acarrear. En la oportunidad se encontraban en mi domicilio particular diferentes miembros de mi familia y la persona que, a esa fecha, se desempeñaba como empleada doméstica.



c. En el curso de este año, un funcionario policial me manifestó que personas de gobierno estaban interesados en que recibiera a una "persona entendida", la que me daría una charla sobre los alcances de la causa que instruyo, esto es, acerca de cómo la investigación podía afectar la estabilidad institucional del país.



d. También este año solicitó audiencia un importante funcionario policial, para expresarme que la institución necesitaba conocer con anterioridad las diligencias y resoluciones, para prevenir al gobierno sus alcances y consecuencias.



e. Finalmente debo agregar a lo anterior, una serie de sucesos menores (provocaciones, intentos de agresión, insultos) algunos denunciados otros no, que investigados no han arrojado resultados positivos.



Por tanto:
Ruego a US. Excma. Tener presente lo expuesto.



Firma Gloria Ana Chevesich.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV