martes, 13 de noviembre de 2018 Actualizado a las 16:17

Pinochet enfrenta a la justicia chilena

por 4 diciembre, 2006

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La característica silla de ruedas que lo llevó por las calles británicas se posaba en el aeropuerto internacional de Santiago, a comienzos de marzo de 2000, donde era recibido con los máximos honores por el Jefe del Ejército, Ricardo Izurieta, junto a una nutrida comitiva. Como si fuera un milagro, Pinochet apartó la silla, se levantó como Lázaro, caminó y saludó a los que estaban aplaudiéndolo. Dicha imagen recorrió el mundo.



Sin embargo, meses después se reinicia la avalancha judicial de la que se libró en Europa. El nombramiento del juez Juan Guzmán Tapia para investigar los delitos cometidos por la Caravana de la Muerte, abrió el flanco por el que Pinochet debió enfrentar a la justicia.



Tras pedir el desafuero en primera instancia, el juez Guzmán logra ratificar su fallo en la Corte Suprema que le quitó la inmunidad parlamentaria en una resolución inédita por 14 a 6 votos (8 de agosto de 2000). Pinochet por primera vez era procesado en Chile. La defensa lo excusaba remitiendo a exámenes médicos que declaraban al general en retiro con una leve demencia vascular subcortical.

Durante los siguientes meses, a través de diversos recursos, la defensa buscó la forma de solucionar la crisis que vivía Pinochet. Con 87 años y evidentes signos de senilidad, el soldado renuncia al Parlamento el 4 de julio de 2002, agotado por la debacle que se veía venir por múltiples recursos presentados en contra de él, el primero de los cuales provino de Gladys Marín, la dirigenta máxima del Partido Comunista, que luego falleció de cáncer.



Los siguientes años Pinochet desarrolló una vida tranquila y quitada de bulla, que a veces retomaba el protagonismo al notificarse fallos u acciones judiciales. La condición de Pinochet ya no era la de un político o un militar. Ahora era el acusado o el imputado.



El 28 de mayo de 2004, la Corte de Apelaciones revocó el sobreseimiento por demencia, y la Corte Suprema confirmó este fallo por 9 votos contra 8 el 26 de agosto, dejándolo en posición de ser juzgado por su eventual participación en la denominada «operación Cóndor».



Sin embargo, al analizarse el fondo del asunto, el procesamiento dictado contra Pinochet fue dejado sin efecto el 7 de junio de 2005. Con todo, el 6 de julio de 2005 la Corte de Santiago abrió la puerta a una nueva fuente de conflictos legales, al desaforar a Pinochet para posibilitar el juzgamiento de su responsabilidad en el caso «operación Colombo», por la desaparición de 15 opositores a su Régimen.



__________________



Volver a la nota principal

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV