martes, 13 de noviembre de 2018 Actualizado a las 16:13

Fuman ''pipa de la paz''

Precandidatos de la Alianza saldan diferencias con miras al 2009

por 8 diciembre, 2006

Pese a que en definitiva el escenario de las elecciones presidenciales inevitablemente los enfrentará, tanto Pablo Longueira (UDI) como Sebastián Piñera (RN) hicieron ''borrón y cuenta nueva'' con sus rencillas y acusaciones mutuas. En la cita de avenimiento, que coordinó el senador gremialista Andrés Chadwick, idearon estrategia para consolidar a la oposición como una alternativa de gobierno.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Sorpresivamente, este jueves se concretó el esperado encuentro entre los precandidatos presidenciales de la Alianza Pablo Longueira (UDI) y Sebastián Piñera (RN), con el que -al menos públicamente- "dieron vuelta a la página" a la polémica que los tuvo enfrentados durante semanas.



La cita tuvo lugar en la residencia del senador Andrés Chadwick (UDI), un lugar "neutral" para ambos, considerando que el parlamentario es vicepresidente del gremialismo y, además, primo del empresario de Renovación Nacional.



Tras casi dos horas de diálogo en que -según dijeron- incluso se dieron unos minutos para retomar una conversación sobre fútbol y que fue definido como "franco, pero amistoso", se acordó un fair play, que coincide con el negativo panorama para la Alianza.



Y es que el bloque opositor no ha sido capaz de traducir en un significativo aumento en su apoyo los casos de corrupción que han afectado al gobierno, ya que, según la encuesta Adimark de noviembre, un 48,6% reprobó el trabajo de la oposición (515% en octubre), mientras que sólo un 25,2% lo respaldó (24,1%).



Después del encuentro, el senador Longueira se refirió a éste como "muy gratificante", y "de vital importancia para el fortalecimiento de la Alianza". A lo que agregó que "es un verdadero éxito y un acierto que lo hayamos hecho (...) también creo que era una necesidad".



Sin embargo, llamó la atención sus evasivas respecto a las consultas sobre si había ofrecido excusas privadas a Piñera, por sus dichos en los que cuestionó sus operaciones bursátiles y su supuesta participación en el caso Spiniak. "Entre personas inteligentes no es necesario darse disculpas", se limitó a señalar.



El otrora abanderado de Renovación, en tanto, fue enfático en declarar que los desencuentros "fueron aclarados y los doy por superado".



El 18 de noviembre pasado, durante un Consejo Directivo Ampliado de la UDI, Longueira realizó una severa critica a Piñera, señalando que "no se puede ir a una primaria con un señor millonario que no tiene límite, que se hace una pasada por la bolsa, con información privilegiada".



Inmediatamente, Piñera hizo pública su molestia, cuestionando las palabras del senador: "Reflejan una falta de respeto a la verdad, una tremenda falta de criterio y muy poca oportunidad respecto a lo que la Alianza hoy necesita".



Testimonio de unidad



Tanto Longueira como Piñera quisieron entregar una señal de unidad, en concordancia con los esfuerzos de institucionalización que lleva a cabo la Alianza, trabajo que esperan contrastar con la crisis por la que atraviesa la Concertación.



Si bien Piñera reconoció que "naturalmente que en una elección presidencial hay competencia, dentro de los bloques", precisó que "lo importante es que la competencia tenga un norte seguro para el país. Y eso significa una competencia de ideas, de propuestas, de proyectos y obviamente no una competencia de descalificaciones".



En ese sentido, ambos acordaron presentar un documento a las respectivas directivas, con propuestas sobre un trabajo conjunto, de una Alianza que sintetizaron como "constructiva y propositiva", que en un plazo de dos años esperan sea una alternativa de gobierno.



"Hice un planteamiento de cómo enfrentar esta nueva etapa que vive el país y la Alianza, que tiene que ir más allá de la fiscalización y la denuncia, y tiene que comprometerse con la solución de los problemas, y que además tiene que mirar al año 2009, que ya está golpeando la puerta, y ofrecerle a Chile una opción, una alternativa", explicó Piñera.



Asimismo, Longueira aseguró que "estamos concientes que ambos tenemos una enorme responsabilidad en el liderazgo presidencial de ambos partidos. Hemos concordado un trabajo conjunto, que nos permita fortalecer las confianzas y la unidad, tanto de ambas candidaturas, como la de la Alianza por Chile".



Vea además:


Carlos Larraín discrepa de derecha en tema contralor: 'No me consultaron' (8 de Diciembre de 2006)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV