martes, 20 de noviembre de 2018 Actualizado a las 02:42

Murray acaba con racha triunfal de Nadal y le impide jugar su primera final

por 7 septiembre, 2008

Con esta victoria, Murray alcanza por primera vez en su carrera la final de un Grand Slam, en la que se medirá Roger Federer, vencedor del torneo neoyorquino en los cuatro últimas ediciones.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Rafael Nadal no podrá jugar su primera final del Abierto de Estados Unidos tras perder ante Andy Murray por 6-2, 7-6 (5), 4-6 y 6-4, en tres horas y treinta minutos de un partido que se reanudó el domingo tras ser suspendido el sábado debido a la lluvia.



Nadal, que comenzó el encuentro con dos sets abajo, consiguió hacer valer el 'break' que traía de la jornada del sábado y forzó el cuarto set, en el que llegó a ponerse por delante con una rotura de servicio, pero el escocés, con un gran tenis y variando mucho el juego al español, consiguió darle la vuelta a la situación y apuntarse la cuarta manga por 6-4.



El jugador español se presentó en Nueva York con un registro de 54 victorias en los últimos 56 partidos disputados, lo que le ha permitido ganar Roland Garros, Wimbledon, Queen's, Masters de Toronto y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.



Precisamente el hecho de haber disputado tantos encuentros parece haber pasado factura al español, al que en esta segunda semana del torneo no se le vio nada fresco físicamente ni con la chispa que caracteriza su tenis, sobretodo en las grandes citas.



Desde los primeros puntos del partido ya se pudo ver que Nadal no estaba tan cómodo sobre la pista como Murray. El escocés encontró un gran aliado en su servicio y no concedió ni una sola bola de 'break' al español. Además, Nadal falló más golpes de los habituales, mientras que su rival estaba muy suelto ya hacía mucho daño con su derecha plana.



Una rotura sobre el servicio de Nadal comenzó a inclinar el partido a favor de Murray, que con un gran tenis volvería a apuntarse una rotura de servicio en el séptimo juego para cerrar la primera manga con un claro 6-2 en 34 minutos de juego.



Murray seguía jugando a placer, variando mucho su juego y alternando las subidas a la red con un efectivo tenis desde el fondo de la pista, mientras que Nadal vivía un verdadero suplicio cada vez que sacaba, ya que el escocés tuvo puntos de rotura en casi todos los juegos, aunque con mucha fortuna el mallorquín consiguió llevar el set hasta la muerte súbita.



Nadal mejoró sensaciones en el desempate pero hasta la fortuna se alió con el británico, cuando con 5-5 y un segundo servicio de Murray, el resto del número uno dio en la cinta y cayó en su pista. Un punto decisivo ya que el escocés ganó el siguiente y se apuntó el set.



El comienzo de la tercera manga fue un rayo de esperanza para Nadal, que por fin dispuso de una bola para romper el servicio que aprovechó para tomar la iniciativa, hasta que con 3-2 a su favor el partido tuvo que ser suspendido por la lluvia hasta la jornada del domingo.



En la reanudación del choque 26 horas después, el español consiguió mantener su servicio y forzar la cuarta manga, en la que tras un segundo juego con su servicio en la que llegó a salvar siete bolas de 'break' consiguió en el siguiente romper el saque del escocés.



El milagro de Nadal parecía comenzar a tomar forma, pero al mallorquín se le veía cansado sobre la pista, tanto física como mentalmente, y en cuanto Murray apretó, el escocés le dio la vuelta a la situación con un juego muy inteligente, desgastando al español, con peloteos largos y mucha variación de altura en sus golpes.



Con esta victoria, Murray alcanza por primera vez en su carrera la final de un Grand Slam, en la que se medirá Roger Federer, vencedor del torneo neoyorquino en los cuatro últimas ediciones.



EFE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV