sábado, 15 de diciembre de 2018 Actualizado a las 18:56

Por problemas en tratamiento de aguas servidas

Hotel de Pedro Ibáñez en Torres del Paine enfrenta tres sanciones ambientales

por 16 octubre, 2009

El exclusivo hotel Salto Chico de la cadena Explora, ubicado en el corazón del emblemático parque nacional, tiene multas por unos 10 millones de pesos desde 2006. La situación contrasta con la fuertes críticas que el dueño de la Universidad Adolfo Ibáñez hizo hace unas semanas a raíz de la crisis de los géiseres del Tatio, donde arremetió contra el actuar de la empresa GDN y la labor de la institucionalidad ambiental.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

"La crisis de los géiseres sacó a relucir problemas graves y habituales de Chile. Esto no habría pasado si la Corema hubiera actuado enérgicamente, cuando se detectó, en enero pasado, que había incumplimiento de ciertas exigencias establecidas", acusó el empresario turístico más importante de Chile, Pedro Ibáñez, en una polémica entrevista publicada el 4 de octubre en el diario La Tercera.

El dueño del holding Corpora y de la UAI, criticó duramente a todos los actores relacionados con el proyecto de exploración de Geotérmica del Norte (GDN), que recientemente protagonizó un bullado accidente en el Tatio.

Los dardos del también dueño de los hoteles Explora apuntaron desde las autoridades ambientales regionales, de las que cuestionó su capacidad técnica, hasta los italianos -En el maneja 51 por ciento de GDN- a los que acusó de ser conocidos en el mundo "porque muchas veces no actúan de manera regular".

Doce días antes de esa entrevista, el 23 de septiembre, la Comisión Regional del Medio Ambiente de Magallanes y Antártica Chilena aplicaba una sanción ambiental al Hotel Salto Chico, de la cadena Explora.

El exclusivo lugar ubicado en el corazón de las emblemáticas Torres del Paine, declarado reserva de la Biósfera por la Unesco, fue inaugurado en 1993. Con una vista privilegiada al Macizo del Paine y a dos de las tres Torres del mismo nombre, cuenta con 50 habitaciones y, según la página web de la cadena "su construcción ha sido pensada para propiciar un diálogo con el entorno, comunicando al ser humano con lo sublime del lugar".

Al igual que los demás hoteles de la cadena El Salto Chico ostenta altos precios: por cuatro noches se puede pagar más de 6 mil dólares (por persona).

Según la Corema de Magallanes, el sitio presentaba problemas con el efluente de la planta de tratamiento de aguas servidas, que se vierten en el Río Paine y que desemboca en el Lago Toro.

En ese contexto la resolución de sanción indica que "se encuentran sobrepasados los límites máximos permitidos para la descarga de residuos líquidos a cuerpos de agua lacustres en los contaminantes de Nitrógeno total, en los meses de diciembre de 2008, enero y febrero de 2009. Y de DBO5 (demanda bioquímica de oxígeno) en el mes de enero de 2009, sobrepasado en más de 100 por ciento el límite máximo permitido por la norma en el segundo muestreo de dicho mes".

Por este motivo se sancionó a la empresa con 100 UTM.

Sanciones desde 2006

No era la primera sanción que enfrentaba el hotel. El 31 de diciembre de 2008 la Corema ya había cursado una por el mismo motivo.

Esta vez el problema se limitaba al parámetro del Nitrógeno Total, que superaba en más del 100 por ciento el límite máximo de la norma 90/2001 del Ministerio Secretaría General de la Presidencia. La multa fue de 70 UTM

Explora S.A. no quedó conforme con la decisión, por lo que presentó un recurso jerárquico a la Dirección Ejecutiva de la Conama, que puede confirmar o rebajar la sanción.

Hay una tercera sanción, mucho más antigua, del 29 de agosto de 2006.

En ese tiempo se estaba haciendo una ampliación del Hotel Salto Chico y el sistema de tratamiento de aguas servidas era distinto. Pero ya había problemas. La sanción de la Corema explicitaba en esa ocasión que "en el análisis del 2005 se observa que sobrepasa en dos meses, el límite máximo para los parámetros de coliformes fecales y aceites y grasas. Del análisis del año 2006 no se entrega la información del PH y en tres de los cuatro meses, aceites y grasas sobrepasan los límites máximos del D.S. Nº46".

Ese año el hotel aún operaba con el sistema de "piscinas" que se entierra en la tierra, donde se descargaban las aguas servidas. Pero el suelo no alcanzaba a drenar todos los riles por lo que se saturaba el espacio y eso escurría hacia el lecho del río Paine.

La multa que impuso la Corema fue poco más de 4 millones de  pesos. Luego de ello, Explora optó por cambiar el sistema cambiándolo por el efluente, que hasta hoy no logra regular los niveles de nitrógeno.

Explora explica

Al ser consultados, en Explora señalan que "antes hubo sanciones menores que se referían a hechos puntuales que fueron rápidamente subsanados, pero no tienen ninguna relación con el tema actual".

"Estamos haciendo las inversiones necesarias para resolver el problema, que se generó por un cambio en la norma, no porque Explora no cumpliera. Sin embargo, pese a que la autoridad está plenamente informada de las medidas que hemos tomado, se nos está multando mientras estamos implementando las mejoras que se requieren".

El cambio de norma al que se refieren, explican, se produjo a fines del 2006, debido a que la autoridad ambiental  les solicitó cambiar el sistema con que descargaban las aguas desde la infiltración  por la descarga al río, lo que los hizo pasar a ser medidos desde el DS 46 -que norma los emisores que descargan a aguas subterráneas- al DS 90, relativo a la descarga de riles a aguas superficiales. "Este último tiene 3 niveles de exigencia y a Explora se le aplicó el más alto", explican.

Por otro lado, señalan que "el año 2008, nos pusimos de acuerdo en una solución con la Conama y el Servicio de Salud, comprometiéndonos a iniciar las mejoras en mayo de 2009, cosa que hicimos. Junto con ello, propusimos un cronograma según el cual concluiríamos los trabajos en septiembre u octubre del 2009 para estar en régimen a fin de año (al tratarse de procesos biológicos no hay resultados inmediatos).

"La Conama nunca nos respondió para aprobar ese cronograma. Sin embargo, contra toda lógica, y a pesar de que el Servicio de Salud no estuvo de acuerdo con cursar una multa a Explora, la Corema sí la cursó y en esa misma resolución aprobó el cronograma, dándonos el mismo plazo que habíamos propuesto, es decir, diciembre de 2009".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV