jueves, 26 de noviembre de 2020 Actualizado a las 02:22

La Moneda no puede sacar caso sobreprecios de la agenda

Novoa escala conflicto en la Alianza y apunta a Interior pidiendo responsabilidades políticas

por 10 octubre, 2012

Novoa escala conflicto en la Alianza y apunta a Interior pidiendo responsabilidades políticas
En el oficialismo nadie entiende la salida de libreto del hombre fuerte de la UDI por lo que las especulaciones acerca de sus motivos están a la orden del día. Dada la influencia del parlamentario gremialista, desde el gobierno siguen con atención el desarrollo de esta arista política que podría terminar en consecuencias aún más graves en un tema que ya es incómodo para Palacio.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cuando el oficialismo estaba totalmente cuadrado con un discurso que apostaba a la tan usada teoría del empate y durante toda la jornada de ayer había buscado blindar al subsecretario de Interior, Rodrigo Ubilla (RN), el senador gremialista Jovino Novoa salió con un discurso diferente que inquietó incluso en su propio partido. No son pocos los parlamentarios de la UDI que se manifestaron “sorprendidos” por los dichos del vicepresidente de la tienda, en cuanto a que “si no hubo diligencia, tiene que haber responsabilidades políticas” en el caso de pago de sobreprecios en el Ministerio del Interior, y que trataron de buscarle alguna justificación a los mismos. Mientras que desde Renovación Nacional no descartan que el legislador esté “haciendo una pasada de cuenta” por las bajas que su colectividad ha tenido durante la gestión de Sebastián Piñera y desde el gobierno intentan bajarle el perfil a la incómoda situación, con la esperanza de que sólo pretenda “hacer el punto político”. Pero las especulaciones en torno a la motivación del legislador para salirse de la línea trazada desde La Moneda no se hicieron esperar.

Lo cierto es que tras conocerse las declaraciones del hombre fuerte de la UDI en el vespertino La Segunda, comenzó a rondar en el oficialismo una leve inquietud. Y si bien más tarde Novoa bajó el tono a sus declaraciones iniciales, mantuvo lo esencial de las mismas. “Considero muy grave que durante años, el Estado de Chile haya podido estar adquiriendo insumos a precios muy superiores a los precios de mercado. (…) Sólo una vez que se haga esa investigación y se pueda establecer si esos procedimientos son normales o no uno puede hablar de responsabilidades políticas”, e insistió en lo fundamental de sus dichos en cuanto a que “el hecho de que se hayan pagado precios altos en el pasado no es ninguna justificación para pagarlos ahora”, pero aclaró que sólo después de una investigación exhaustiva acerca de si esto se venía produciendo desde gobiernos anteriores y “si estos procedimientos pudieron haber sido detectados por las autoridades actuales”, se podría “establecer si hay responsabilidades políticas o no”.

En la tienda de calle Suecia, no creen que el senador haya actuado visceralmente o empujado por vengar las bajas que ha tenido la tienda en la actual administración (la ex ministra de Vivienda, Magdalena Matte; el ex ministro de Energía Rodrigo Álvarez; y, el ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner). En su propia tienda están los que especulan que este podría ser un nuevo guiño hacia el empresariado que “con el único que tiene línea directa en la UDI es con Novoa”, después de que se dejó sin efecto la licitación del litio, en la que SQM había resultado beneficiada.

En el vespertino, Novoa había sido particularmente duro, planteando por ejemplo que “un gobierno que dice ser de excelencia, debió haberse preocupado de investigar independientemente los precios en que las policías, el Ministerio del Interior, Aduanas, compraban los equipamientos. Si no hubo diligencia, tiene que haber responsabilidades políticas”. Por lo que algunos atribuyen la variación en el tono, entre una y otra declaración, a la intervención del ex subsecretario de la Concertación, diputado Felipe Harboe, quien descartó de plano pedir responsabilidades políticas, señalando que “las responsabilidades administrativas en este país las imputa la Contraloría General de la República y las penales, los Tribunales. Y por tanto, yo creo que lo que corresponde primero es despejar si efectivamente había o no relación entre funcionarios del Ministerio del Interior y el proveedor en esta licitación y, segundo, porque no funcionaron los controles internos”.

Al punto que un alto dirigente de la UDI tan sorprendido como sus pares tras leer las declaraciones del senador Novoa, se lamentaba de que incluso “Jovino va más allá de lo que dice Harboe”. Pero pese a que el dirigente moderó el tono a sus críticas el daño ya estaba hecho, porque las especulaciones crecían a cada minuto. Desde la tienda aliada se atribuyó su actitud a una especie de vendetta. Para la senadora Lily Pérez, Novoa “está buscando empatar una situación como la del litio, que terminó con la salida de (Pablo) Wagner (UDI), y que es muy diferente”. De hecho, a su juicio, esto tiene “más un afán político que de búsqueda de la verdad”. Otro de sus pares, trata de bajarle el perfil al tema y aunque no descarta que sea una “pasada de cuenta” por las bajas de la UDI, plantea que la salida de libreto del senador gremialista tiene “más que ver con su personalidad. Esto es parte de lo que él siempre ha hecho, como criticar duramente al gobierno. No es nada nuevo”, concluye.

Mientras que en la UDI, su propio partido, no terminaban de explicarse las razones que llevaron al vicepresidente a hacer las polémicas declaraciones. Aparentemente, el tema fue comentario cuando a la hora de almuerzo las bancadas se enteraron de lo que se venía. Nadie, comenta un parlamentario, tenía una respuesta a lo que estaba sucediendo ni estaba enterado de las razones que habían impulsado a Novoa a hacer estas declaraciones. Al punto que el timonel del partido, diputado Patricio Melero, dejó por un momento la Sala, donde se realizaba una sesión especial por el cierre de La Nación, para cruzar a la Sala de lectura de la Cámara para leer el vespertino y las declaraciones de Jovino Novoa que se habían convertido en el tema de la tarde en el Congreso.

En la tienda de calle Suecia, no creen que el senador haya actuado visceralmente o empujado por vengar las bajas que ha tenido la tienda en la actual administración (la ex ministra de Vivienda, Magdalena Matte; el ex ministro de Energía Rodrigo Álvarez; y, el ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner). En su propia tienda están los que especulan que este podría ser un nuevo guiño hacia el empresariado que “con el único que tiene línea directa en la UDI es con Novoa”, después de que se dejó sin efecto la licitación del litio, en la que SQM había resultado beneficiada. Tampoco se descarta que la postura del dirigente gremialista haya constituido una especie de “rayado de cancha” para el gobierno por algunos de los encontrones que ha tenido el senador con algunos de sus representantes. En la tienda aún recuerdan cuando a fines de agosto, Novoa criticó una frase del mandatario, asegurando que “muchas veces peca de incontinencia verbal” y la ministra Evelyn Matthei salió en defensa de Piñera, respondiendo que los dichos del senador constituían “una bajeza”.

Como estos episodios “hay varios”, comenta un parlamentario, por lo que no descarta que algo de ello haya molestado profundamente a Novoa. Pero lo que está claro es que conociendo al senador, en la tienda cuesta creer que sus dichos sobre un tema “tan sensible” hayan sido producto de la casualidad o sólo para marcar el punto político.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV