martes, 22 de octubre de 2019 Actualizado a las 13:30

Se rechazó la prisión preventiva para el cura O’Reilly y sólo queda con arraigo nacional

El día que la cota mil salió a marchar por el padre John

por 28 agosto, 2013

El día que la cota mil salió a marchar por el padre John
Fue una jornada extensa. Más de siete horas duró la formalización del sacerdote, quien es miembro de la congregación de los Legionarios de Cristo. Hasta el Centro de Justicia llegó un grupo de simpatizantes para dar su apoyo al religioso, cuyas redes se extienden entre algunos de los empresarios más influyentes del país. Buena parte de estos ya había firmado una carta de defensa del sacerdote, que se publicó en la prensa dominical y que se ha entendido como un intento de presión sobre los jueces.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

-¿Y te vas a tomar un phsycosour a la noche gaia?
-No, hoy no. Hoy voy a estar con los niños.

El diálogo entre dos mujeres no se ajustaba al contexto y parecía forzado, buscando evadir el nerviosismo que había en la mayoría de los asistentes, en las afueras de la sala 903 del Centro de Justicia en pleno barrio Rondizzoni.

El grupo de más de cincuenta simpatizantes del sacerdote, esperaba el comienzo de la formalización por el delito de abuso sexual a menores, del padre John O’Reilly, emblema de los Legionarios de Cristo en Chile.

“Es inocente, todo es una infamia” comenta una mujer, gargantilla de la virgen al cuello, que llegó al lugar para dar su apoyo al imputado. Entre el “centro de madres” que bajó de la “cota mil” para respaldar al religioso, se encontraba también el cura Raúl Hasbún, quien afirmaba que “lo conozco hace 25 años, es un gran aporte a la sociedad chilena”.

En el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago el sacerdote fue formalizado ayer por el delito de abuso sexual en contra de dos menores de edad del Colegio Cumbres de Las Condes. Éstas tenían, al momento de los supuestos hechos en 2007, seis y diez años de edad.

Desde los faldeos cordilleranos se gestó un cerrado apoyo al cura O’Reilly, quien desde hace más de 25 años ha sido el guía espiritual de muchos en la elite criolla.

Uno de las pruebas más impactantes fue el informe psicológico del sacerdote O’Reilly. Entre las conclusiones, se destacaron las que aseguran que el líder espiritual posee “una sexualidad inmadura e infantil… conductas narcisistas, ansiedad, un exagerado sentido de su propia importancia, escasa aceptación a las críticas, inseguridad y autoestima frágil”. El informe fue expuesto por el abogado querellante, José Ignacio Escobar.

La primera acción se concretó este domingo con la publicación de una carta pública de apoyo en La Tercera y El Mercurio. Sostenidos sobre 1084 firmas de apellidos 'vinosos' y extranjeros, ocho breves párrafos coronaban la declaración con la que la que buena parte de la elite económica cerraba filas en torno al religioso irlandés. Una medida criticada en las redes sociales, pero que sin duda fue una demostración del calibre y poder de presión que se agrupa en el distrito 23 y que el abogado querellante calificó como una “maniobra intimidatoria sobre la Justicia”.

Algunos de los nombres que firmaron la carta son José Ramón Valente, miembro del equipo programático de Evelyn Matthei, y Nicolás Ibáñez, socio y director de Walmart Chile. También firmó el primo hermano del presidente Piñera, Herman Chadwick, quien es presidente del Consejo Nacional para la Televisión, lo que generó algunas recriminaciones dentro del organismo.

Comenzada la audiencia, el fiscal de la zona Oriente, Matías Moya, afirmó que O’Reilly habría “abusado de su condición de sacerdote connotado y guía espiritual, calidad que le permitía acceder a los alumnos en horas de clases, procedió a cometer acciones de significación sexual y relevancia en las oficinas de administración y la capilla principal”.

Durante las ocho horas de formalización, el grupo de adherentes logró “infiltrar” a algunas de sus miembros a la sala. Éstas informaban por Whatsapp a las que quedaron fuera de la misma sobre el desarrollo de la formalización y la presentación de testimonios que realizaba la fiscalía.

Al final de la jornada la jueza a cargo, Alejandra Muñoz, estimó que las pruebas presentadas no eran suficientes para acreditar la existencia del delito. La magistrada rechazó la petición de la fiscalía, que solicitaba prisión preventiva, estableciendo que el sacerdote quedaba sólo con arraigo nacional.

SEXUALIDAD INMADURA

La fiscalía presentó una serie de evidencias y testimonios que daban cuenta de las conductas de O’Reilly y de cómo éste habría cometido los delitos.

Entre los antecedentes que se presentaron están los testimonios en video de las víctimas. También testimonios de las asesoras del hogar de las menores, secretarias, auxiliares, profesoras y apoderados del colegio Cumbres.

Uno de las pruebas más impactantes fue el informe psicológico del sacerdote O’Reilly. Entre las conclusiones, se destacaron las que aseguran que el líder espiritual posee “una sexualidad inmadura e infantil… conductas narcisistas, ansiedad, un exagerado sentido de su propia importancia, escasa aceptación a las críticas, inseguridad y autoestima frágil”. El informe fue expuesto por el abogado querellante, José Ignacio Escobar.

Pero el análisis traía más sorpresas. Éste afirmaba que el sacerdote posee una “alta valoración de la juventud”, lo que explicaría el interés por trabajar con menores de edad. A esto se suma un “déficit en su adaptación social”, por lo que “no se recomienda que continúe trabajando con menores”.

PODER, DINERO Y EDUCACIÓN

Desde que llegó a Chile en 1985, John O’Reilly trabajó para conseguir lo mismo que su líder, Marcial Maciel, había logrado en México: conquistar a la elite empresarial.

Un año después, en 1986, se fundaba el primer colegio de los Legionarios en Chile, el Cumbres. O’Reilly se desempeñaba, hasta el año pasado, como asesor espiritual del recinto al que asistía los miércoles y viernes para dar misas. En el 2008 se le concedió la nacionalidad chilena por gracia.

Entre los apoderados del recinto se han contado el ministro del interior Andrés Chadwick, y el de Vivienda Rodrigo Pérez Mackenna, así como también el subsecretario de Deportes, Gabriel Ruiz-Tagle; el consejero del Banco Central, Sebastián Claro; el rector de la Universidad del Desarrollo, Federico Valdés.

Desde la UDI, entre quienes optaron por este recinto educacional están Juan Antonio Coloma, Pablo Longueira, Marcela Cubillos y Rodrigo Álvarez.

Otro que matriculó a sus hijos en el exclusivo recinto es Jorge Andrés Saieh, hijo de Álvaro Saieh, presidente de Copesa (La Tercera, Qué Pasa, Grupo Dial, entre otros) y miembro de Generación Empresarial, grupo ligado a los Legionarios y cuya misión es “promover la ética en los negocios”.

Las redes de O’Reilly se extienden hasta Eliodoro Matte, relación que se dio a través de Pilar Capdevila, mujer del empresario y fundadora del colegio Teresa de Los Andes, en La Pincoya, al que asesoraba O’Reilly y cuya administración tomó la orden en 2004.

Asimismo el sacerdote de los Legionarios de Cristo fue cercano al fallecido empresario Guillermo Luksic, quien en una ocasión donó un millón de dólares a la Universidad Finis Terrae, que maneja la Legión de Cristo.

En el caso del dueño de El Mercurio, Agustín Edwards, O’Reilly lo apoyó durante el secuestro de su hijo Cristián.

DEFENSA DE ELITE

La defensa del sacerdote está a cargo del abogado Luis Hermosilla, quien tiene amplias redes en la elite, y ha participado en la defensa de imputados en varios casos de connotación sexual.

Hermosilla es poseedor, además, de una relación privilegiada con La Moneda, lo que le ha llevado a adjudicarse la gran mayoría de las causas judiciales del Palacio. Esta cercanía pasa por el estudio “Hermosilla, Chadwick, Morales”, del cual el ministro de Interior y el abogado son socios.

Entre las causas que ha llevado resalta su participación como abogado de Claudio Spiniak. Además trabajó en la causa del asesinato del menor Víctor Zamorano Jones, dónde colaboró con su padre Nurieldín Hermosilla. También asumió la causa de la responsabilidad jerárquica del ex gerente de ventas de Codelco, Owen Guerrini, en las operaciones de futuros de cobre del operador Juan Pablo Dávila; y la querella en contra de Jorge Tocornal por haber abusado de sus dos hijos y en la que éste fue condenado a 13 años de cárcel.

Para la campaña presidencial de 1999 Hermosilla apoyó al abanderado de la UDI Joaquín Lavín, afirmando que “votar por Lavín no es votar por Pinochet”.

A nivel de medios el abogado ha mantenido amistad con Fernando Paulsen, panelista de Tolerancia Cero, por quien se bautizó católico para poder ser padrino de uno de sus hijos. También es cercano al ex director de Copesa y actual director general de prensa de Canal 13, Cristián Bofill.

COLETAZOS EN EL CNTV

El domingo pasado, en el inserto en los medios de circulación nacional en apoyo a O’Reilly, entre los más de mil firmantes, destacó el nombre del actual presidente del Consejo Nacional de Televisión (CNTV), Herman Chadwick Piñera, hermano del ministro del Interior, Andrés Chadwick, y primo hermano del Presidente Sebastián Piñera.

Esto no pasó desapercibido para el consejo asesor del CNTV. El hecho fue analizado en la reunión que tienen los lunes a mediodía, aunque según los asistentes “no fue un tema al que se le dio mucho tiempo” sí hubo opiniones divergentes al respecto.

Para el ex senador PS Jaime Gazmuri es “muy imprudente que la haya firmado, dada su condición de presidente del CNTV, ya que es una autoridad pública”. En la misma línea Gazmuri afirma que “cualquiera sea la opinión de las autoridades del Estado, lo prudente es no dar inocencia a quien está en la justicia, ya que esto es rol de los tribunales. Como ciudadano no es problema, pero en este caso es la opinión de quien preside un organismo público”.

Al respecto, el consejero DC Genaro Arriagada marca la diferencia entre firmar como presidente y firmar a título personal. “Él no tiene ninguna imposibilidad legal para opinar sobre hechos. Distinto es si hubiese firmado como presidente. Si actúa como individuo tiene el derecho a expresar su opinión. Como presidente del consejo no lo podría haber firmado. Pero él la firma como individuo. Es difícil establecer una prohibición al asumir un cargo así, ya que se quedaría excluido de tener opinión”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV