sábado, 17 de noviembre de 2018 Actualizado a las 20:52

James Sinclair fue inexplicablemente destinado a Singapur

Gobierno reasigna a cuestionado embajador y desata molestia de organizaciones de DD.HH.

por 21 julio, 2014

Gobierno reasigna a cuestionado embajador y desata molestia de organizaciones de DD.HH.
El Ejecutivo había echado pie atrás a su decisión de nombrarlo al frente de la legación chilena en Australia debido a los antecedentes que lo vinculan a la destrucción de documentos de la CNI. Y también porque en ese país está pendiente el proceso de extradición de la ex agente de la DINA Adriana Rivas. Pero la vicepresidenta de la AFDD, Mireya García, dijo que no bastaba con trasladarlo a otra embajada, ya que "quien tiene este currículum no puede representar a nuestro país".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La vicepresidenta de la Agrupación de Detenidos Desaparecidos (AFDD), Mireya García, se mostró sorprendida este lunes luego que se confirmara el nombramiento de James Sinclair como embajador en Singapur, que se produce después que el propio gobierno echara pie atrás a su decisión de nominarlo al frente de la legación chilena en Australia. Lo anterior, por la presión que ejercieron organizaciones de Derechos Humanos ante los antecedentes que vinculan al diplomático con la destrucción de valiosos archivos de la Central Nacional de Inteligencia (CNI), uno de los organismos represivos durante la dictadura militar.

"A mí me resulta particularmente extraña esta situación. Todo el gobierno sabe lo que pensamos las organizaciones de Derechos Humanos respecto al nombramiento de Sinclair y todo el gobierno sabe qué es lo que nosotros esperábamos y a lo que aspirábamos. Y no tiene que ver con el cambio de embajada, tiene que ver con que no asuma una responsabilidad diplomática ni de Estado en ningún lugar, por los antecedentes que tiene", dijo la dirigenta a El Mostrador.

"El hecho de que él hoy día sea nombrado embajador en Singapur vuelve a reponer el tema, porque no tiene que ver con el país donde él sea designado embajador, sino que con su participación en la destrucción de archivos históricos importantísimos y necesarios de conocerse algún día y, por supuesto, también de conocer cuál fue su participación efectiva en la destrucción de estos archivos. El país donde esté da exactamente lo mismo", enfatizó.

Mireya García cree que la administración de Michelle Bachelet desistió de destinarlo a Australia porque en ese país está pendiente el proceso de extradición de Adriana Rivas, ex agente de la disuelta Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) y ex secretaria del ex director de ese organismo, el general (r) Manuel Contreras. "El hecho que hubiese sido nombrado en Australia hacía las cosas todavía más graves, más complejas, más inexplicables. Y yo supongo que lo que se pensó es que sacándolo de ahí, donde está ese proceso de extradición, que no es un proceso menor, se iba a diluir esta situación (...) pero en términos de lo que él es y lo que él representa, seguimos con una situación exactamente igual".

Finalmente, afirmó que "quien tiene este currículum no puede representar a nuestro país, no puede estar a cargo de una repartición pública, no puede asumir una responsabilidad de Estado, porque todavía ni siquiera ha respondido por lo que hizo".

mireya-garcia-agenciauno

"Quien tiene este currículum no puede representar a nuestro país, no puede estar a cargo de una repartición pública, no puede asumir una responsabilidad de Estado, porque todavía ni siquiera ha respondido por lo que hizo", dijo la vicepresidenta de la AFDD.

James Sinclair había sido designado embajador en Australia el 12 de mayo, pero el pasado 15 de julio la Cancillería anuncio que el nombramiento había quedado sin efecto, después que activistas chilenos residentes en ese país protagonizaran airadas protestas en su contra, antes incluso que presentara sus cartas credenciales en Canberra.

Esta vez, sin embargo, las autoridades de Singapur ya le dieron su beneplácito. En su currículum se indica que egresó de la Academia Diplomática "Andrés Bello", que tiene estudios de administración en la Universidad de Santiago y de Relaciones Internacionales en la Universidad de Belgrano, Argentina. Asimismo, se señala que en el exterior fue embajador de Chile en Indonesia y cumplió funciones en las embajadas de Chile en Estados Unidos y Argentina, así como en el Consulado de Chile en Tacna. Además, fue director de Servicios Consulares y director general de Ceremonial y Protocolo del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Pero su historia má oscura aparece en una investigación que publicó en 2012 la agencia de noticias alemana DPA y cuyos antecedentes, a la luz de su nominación por parte de la Cancillería, salieron otra vez a la luz en mayo de este año.

Los antecedentes dan cuenta de un oficio secreto con el número 03146 de abril de 1988, donde el entonces canciller Ricardo García informa sobre la destrucción de comunicaciones secretas entre su cartera y la CNI. El documento señala que Sinclair estuvo a cargo de la operación y los antecedentes aparecen en el libro Asociación Ilícita: Los archivos secretos de la dictadura (CEIBO, 2012), de los periodistas Carlos Dorat y Mauricio Weibel.

“La CNI enviaba informes diarios de inteligencia, muy detallados, que luego debían ser destruidos mensualmente porque tenían información sensible, como, por ejemplo, la conformación del Frente Patriótico Manuel Rodríguez. Esos documentos, cuando eran quemados, tenía que quedar una constancia de su destrucción y se llamaban así ‘Actas de destrucción’”, esos son los documentos a los que tuvimos acceso. Sinclair era una de las personas que se encargaba de destruir estos documentos en la Cancillería y la forma en que lo comprobamos es que tenemos las actas de destrucción que él mismo firmó”, señala Weibel.

“Creo que el gobierno no fue consciente, teniendo todos los antecedentes. La verdad, esto parece casi una provocación a las agrupaciones de Derechos Humanos, como lo dijo Lorena Pizarro, es difícil pensar en un nombramiento más complejo y tan poco prolijo cuando hay antecedentes de una persona que quemó documentos secretos de la Dictadura y existen pruebas concretas de ello, con documentos donde aparece hasta su firma”, agrega.

Sinclair es hijo del ex vicecomandante en jefe del Ejército, general Santiago Sinclair Oyaneder, luego senador designado, quien antes de asumir cargos ministeriales bajo Pinochet fue jefe de operaciones del Ejército y comandante del Regimiento Cazadores de Valdivia.

En 2008,  Sinclair Oyaneder fue procesado como uno los coautores del homicidio de 5 frentistas detenidos en 1987, los que fueron arrojados desde un helicóptero al mar, esto aparentemente previa reunión de coordinación encabezada por el jefe militar. Además, por su cargo en el sur, fue acusado como responsable en las matanzas de un total de 32 campesinos en Chihuio y Liquiñe, en 1973.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV