sábado, 4 de febrero de 2023 Actualizado a las 21:22

La UDI planea recurrir al Tribunal Constitucional

Camila Vallejo y las intenciones de bloquear la reforma educacional: “Molestan los cocineros que quieren llevar la discusión a sus casas con el fin de resguardar a quienes los financian"

por 26 enero, 2015

Camila Vallejo y las intenciones de bloquear la reforma educacional: “Molestan los cocineros que quieren llevar la discusión a sus casas con el fin de resguardar a quienes los financian
"Las minorías empecinadas son más peligrosas que las mayorías arrasadoras", dijo la diputada citando al abogado Agustín Squella y llamó "cobarde" a la oposición que esconde tras 'eslóganes' sus verdaderas intenciones.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Durante la sesión especial en que la Cámara de Diputados vota en último trámite el proyecto de ley que termina con el lucro, la selección y el copago en los establecimientos educacionales con subvención del Estado, la diputada Camila Vallejo (PC) se refirió a las intenciones de la UDI de bloquear la aprobación de la reforma a través de una impugnación en el Tribunal Constitucional (TC).

Antes la ex presidenta de la Fech justificó la implementación de los cambios: “No alcanzaremos el verdadero desarrollo social y cultural si no avanzamos en equidad e inclusión educativa. Porque los países que han privilegiado un modelo de selección y lucro ven decaer la calidad y la equidad y, por el contrario, países que han descartado la selección y el lucro tienen los mejores índices de la OCDE”, dijo durante su intervención.

“Si no creemos en la evidencia empírica y los modelos exitosos en materia educacional, al menos miremos nuestra experiencia. 30 años de educación de mercado y segregación. No hemos alcanzado en estos 30 años una calidad razonable, ni en el sistema público ni siquiera en el particular pagado. Es hora de hacer un cambio y correr el riesgo”, afirmó.

La diputada apuntó directamente a las intenciones de la UDI de recurrir al Tribunal Constitucional sobre la base de los artículos que, según ellos, transgreden el principio de “libertad de enseñanza” consagrado en la Carta Fundamental.

“Hoy no estaríamos legislando esta reforma si no hubiese sido por la lucha del movimiento social y, claro, si la experiencia mundial no hubiese sido tan clara y contundente en esta materia. Por eso es que molesta tanto una oposición irreflexiva, sobreideologizada, empecinada en contrariar la voluntad soberana, y molesta más todavía la oposición cobarde que esconde en eslóganes acciones concretas que no se condicen con la voluntad popular. Cocineros que quieren llevar la discusión democrática a sus casas con el único fin de resguardar a los grupos de interés que los financian”, aseguró Vallejo.

Son tres los puntos de la Reforma Educacional que llevará la UDI frente al Tribunal Constitucional. Primero está la prohibición de la selección, debido a que podría atentar contra la libertad de enseñanza, determinada en el art. 19 N° 11 de la Constitución, que establece que la libertad de enseñanza incluye el derecho de los sostenedores a “abrir, organizar y mantener establecimientos educacionales. La libertad de enseñanza no tiene otras limitaciones impuestas por la moral, las buenas costumbres, el orden público y la seguridad nacional. La enseñanza reconocida oficialmente no podrá orientarse a propagar tendencia político partidista alguna. Los padres tienen el derecho de escoger el establecimiento de enseñanza para sus hijos”.

La otra carta del gremialismo es el arriendo de colegios, también basándose en la libertad de enseñanza.

Seguido por la norma que prohíbe a los colegios cobrar una retribución a los apoderados, aunque exista la disposición a pagar por parte de éstos, basados asimismo en el principio de la libertad de enseñanza y el “derecho a abrir, organizar y mantener establecimientos educacionales”, por parte de los sostenedores.

“Es claro que no basta mostrarse abierto a legislar si la voluntad real es entorpecer el proceso y dar curso a acciones que bloquean la voluntad de una mayoría. (…) como dijo Agustín Squella, las minorías empecinadas son aún más dañinas que las mayorías arrasadoras y bien lo saben quienes sufrieron la dictadura cívico militar. Incluso es razonable y una señal positiva, utilizar esta mayoría que tenemos en el Parlamento, porque podría también ser la forma de devolver el prestigio a una actividad que ha caído justamente en el descrédito popular”, concluyó Vallejo.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV