lunes, 27 de junio de 2022 Actualizado a las 20:23

Corpesca: abogado querellante de Caso Caval y de Evelyn Matthei presta declaración como testigo

Corpesca: abogado querellante de Caso Caval y de Evelyn Matthei presta declaración como testigo

por 18 noviembre, 2015

Corpesca: abogado querellante de Caso Caval y de Evelyn Matthei presta declaración como testigo
El 28 de octubre pasado, el histórico abogado gremialista declaraba ante la fiscal Ximena Chong, detallando el pago de 2 millones de pesos por parte de la asesora del senador Jaime Orpis, Carolina Gazitúa, pieza clave en la investigación del caso. El litigante señaló a este medio que no ha vuelto a ser requerido por el Ministerio Público y que, si llegaran a pedirle abrir su cuenta corriente, accedería sin problemas. “Cosa que no ha hecho ni el ex ministro Peñailillo y entiendo que tampoco la familia de la Presidenta”, aseguró.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El 28 de octubre pasado, a las 10:30 de la mañana, el histórico abogado ligado a la UDI, Mario Zumelzu, cambiaba su estatus de litigante al de testigo en el caso Corpesca.

Ese día Zumelzu, que ha llevado diversos casos de fraude al fisco y es un antiguo asesor de Evelyn Matthei, presentó su declaración ante la fiscal Ximena Chong, que lidera la causa que hasta el momento tiene en la mira a importantes figuras de la UDI, como el senador Jaime Orpis –imputado por cohecho y malversación de caudales públicos–, y en las últimas semanas al Comité de Senadores de la UDI.

El abogado, que es querellante en el Caso Caval, señaló ante la fiscal Chong y el subcomisario de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos Metropolitana (Bridec), Edson Figueroa, no conocer a la asesora del senador Jaime Orpis, Carolina Gazitúa, pieza clave en la investigación del caso, ya que además de emitir una veintena de boletas a la compañía del grupo Angelini, también lo hizo para SQM, según consta en la denuncia del Servicio de Impuestos Internos (SII) del 2 de abril.

Un día después del testimonio prestado por Zumelzu, el 29 de octubre, la fiscal Chong instruía a la Bridec una serie de diligencias, entre las que se contaba concurrir, “previa coordinación con la suscrita y con doña Maritza Araya García, jefa de Asignaciones Parlamentarias del Departamento de Finanzas del Senado, a efectos de revisar y fijar fotográficamente las nóminas en que conste el retiro de los cheques con los que se pagan los servicios supuestamente prestados al H. senador Jaime Orpis Bouchon y al Comité de Senadores de la UDI”, entre 2009 y 2015, por varias personas, entre las que se contaba Zumelzu.

-¿Sabe usted por qué razón doña Carolina Gazitúa Larenas con fecha 19 de agosto realiza a usted una transferencia de fondos de $ 2.000.000.-? -Corresponde al reembolso de gastos al que ya me referí. Esto corresponde a pasajes, almuerzos, hotel, etc. En todo caso, yo gasté más dinero, y se consiguieron también atenciones médicas, entre otros.

En el listado también se incluía a Gazitúa, la ex abogada y asesora de Orpis, Bárbara Molina, que reconoció ante la fiscalía haber recibido platas de asignaciones parlamentarias, una parte de las cuales devolvió al congresista; la asesora del parlamentario, Lorena Lara Saldías; y el abogado asesor de Orpis, Mario Antonio Candia.

-Conoce usted a la señora Lorena Gazitúa Larenas? ¿Ha mantenido con la señora Gazitúa alguna relación de carácter profesional?
-No creo conocerla. Yo de los años 80 ingreso al movimiento gremial, antecedente de la UDI, y desde esa época conozco a los que hoy son parlamentarios, diputados o senadores. Desde 1992 al 2014, le he prestado asesorías legislativas, políticas y en algunos casos profesional-judiciales a muchos parlamentarios de la UDI y también de Renovación Nacional. Desde 1992 hasta el año 2001, asesoré en forma continua y permanente al senador y por 4 años vicepresidente del Senado don Beltrán Urenda Zegers, y más adelante en forma continua y/o esporádica a Evelyn Matthei, Jorge Arancibia Reyes y a Jaime Orpis.

En estos 22 años he asesorado a muchos parlamentarios, muchas veces sin cobro de honorario alguno, básicamente porque se entendía que al trabajar yo con Beltrán Urenda en Valparaíso, podían a través de don Beltrán, solicitar determinadas asesorías como un favor.

En este contexto, si bien no recuerdo bien el año, el senador Jaime Orpis, me pidió que le ayudara con el tema de la contaminación de polimetales en Arica, tema que por la relevancia social que tenía y tiene, me interesó de una manera especial. A cambio de ello, recibí el reembolso de gastos, y esa cifra se debe a ello.

Conocí en Arica a mucha gente vinculada a Jaime Orpis, la mayoría de ellas, dirigentas sociales, pero no recuerdo por su nombre a la señora Gazitúa.

-¿Sabe usted por qué razón doña Carolina Gazitúa Larenas con fecha 19 de agosto realiza a usted una transferencia de fondos de $ 2.000.000.-?
-Corresponde al reembolso de gastos al que ya me referí. Esto corresponde a pasajes, almuerzos, hotel, etc. En todo caso, yo gasté más dinero, y se consiguieron también atenciones médicas, entre otros. A la pregunta del subcomisario: no, no subcontraté personas. Un abogado de mi oficina, me puede haber acompañado alguna vez. Ella es Cecilia Schlack. A la pregunta del subcomisario, ella trabajó conmigo entre 2008 y 2011. Efectivamente ella realizó trabajos para Jaime Orpis, y según recuerdo, ella fue quien lo asesoró durante la tramitación de la ley Arica. Yo creo que la ley se debe haber terminado de tramitar en 2010 o 2011, pero no lo recuerdo con claridad. Ella dejó de trabajar para mí porque se fue a la Aduana. Que yo sepa ella no tiene militancia política. Antes de 2008, yo creo que en 2006, ella también trabajó conmigo en un estudio que yo tenía con otros abogados.

A su pregunta, yo sí tengo militancia política en la UDI.



-¿Cómo definiría su relación con don Jaime Orpis Bouchon?
-Una relación de amistad, lo conozco desde los años 80 en los movimientos gremiales. De los años 90 en adelante, nos empezamos a topar en el Congreso. Me llamó mucho la atención su preocupación por el tema de las drogas y de rehabilitación. A mí me llamaba mucho la atención, sobre todo respecto de los niños que nacían con problemas de adicción transmitidos por la madre. Era un tema que yo conocía de cerca, ya que mi madre que era nutricionista, fundó la Corporación de Nutrición Infantil, en Quillota (Conin). A su pregunta, yo no mantenía aportes permanentes a la Fundación Esperanza. A su pregunta, los contactos los tuve siempre con Jaime, haciendo la reserva que cuando viajaba a Arica me iba a buscar un chofer de Jaime, cuyo nombre no recuerdo, creo que era Sergio y le decían “Osito”. Lo mismo en una oportunidad en Iquique. Recuerdo que en una oportunidad me ofreció un departamento en que él arrendaba en Iquique, pero que no acepté. No mantuve contacto con asesores de Jaime Orpis.

A su pregunta, por ser reembolso de gastos, no hubo emisión de documentos tributarios.

A su pregunta, no, yo no realicé ningún aporte económico personal a la campaña de Jaime Orpis. A su pregunta, no, el señor Orpis no me pidió interceder con ninguna empresa para la obtención de apoyos económicos.

Yo tengo boletas giradas al Senado de la República por servicios prestados a Jaime Orpis, entre septiembre de 2013 y mayo de 2014, todo en el marco de asesorías a las modificaciones de la ley de transparencia. Los informes están entregados, y entiendo que están en el Senado. Eran boletas por $ 455.000. Las cantidades fueron percibidas por mí y no reembolsadas a nadie. Fueron 9 boletas.

Sobre los 2 millones de pesos que fueron depositados en su cuenta por Carolina Gazitúa Zumelzu, recalcó a El Mostrador que “era una devolución de gastos, no pago de honorarios”, en el marco del trabajo que realizó por más de un año en Arica por el problema de los polimetales. “El 2009 Jaime Orpis me pidió ver el tema de los polimetales en Arica, qué consecuencias jurídicas podrían haber en ese tema. Interpusimos querellas por delito ambiental. En ese marco fui muchas veces, me junté con vecinos de poblaciones afectadas. Estuve viajando más de un año a Arica”.

El profesional –que fue abogado de la entonces diputada Marta Isasi en la acusación por mal uso de asignaciones parlamentarias, cuando ella era parte de la bancada de la UDI– señala que luego de esta declaración no volvió a ser requerido por la Fiscalía. Y asegura que “no tengo nada que esconder. Si el día de mañana me piden abrir mi cuenta corriente, no tengo ni un problema. Cosa que no ha hecho ni el ex ministro Peñailillo y entiendo que tampoco la familia de la Presidenta”.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV