jueves, 14 de noviembre de 2019 Actualizado a las 17:19

PAÍS

Piedad Noé, la amante ecuatoriana de Pinochet que pudo cambiar la historia

por 11 septiembre, 2018

Piedad Noé, la amante ecuatoriana de Pinochet que pudo cambiar la historia
Pianista ecuatoriana, liberal y separada, se conocieron en Quito, cuando el uniformado era profesor de la Academia de Guerra, entre los años 1956 y 1959. Así lo relata el libro “La Familia: historia privada de los Pinochet”, de Claudia Farfán y Fernando Vega. 
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Al relatar la vida privada del ex dictador Augusto Pinochet, surge el nombre de Lucia Hiriart, su esposa, con quien estuvo casado por más de 60 años y fruto de la cual tuvieron 5 hijos. 

Sin embargo, sus biógrafos coinciden en que Pinochet mantuvo varias relaciones paralelas, y que una de ellas fue Piedad Noé, a quien incluso califican como su verdadero gran amor. 

Pianista ecuatoriana, liberal y separada, se conocieron en Quito, cuando el uniformado era profesor de la Academia de Guerra, entre los años 1956 y 1959. Así lo relata el libro “La Familia: historia privada de los Pinochet”, de Claudia Farfán y Fernando Vega. 

"Esa relación hubiese tenido futuro si Pinochet abandonaba la carrera militar y se quedaba en Ecuador", contó a Biobio Chile la periodista Alejandra Matus, autora de Doña Lucía, biografía no autorizada de la viuda del general.

En una entrevista con El Espectador, los autores señalaron que el "flechazo" tuvo lugar en un concierto que dio la artista. En esa época, Pinochet, quien era mayor, quedó tan embelesado con Piedad que consiguió su número e iniciaron una relación. 

“Fue en uno de tantos eventos en el que el oficial chileno y Piedad se enamoraron perdidamente”, comentó Farfán.

El rumor de una relación entre Pinochet y Noé comenzó a acrecentarse. Incluso, de acuerdo a la investigación de un periodista ecuatoriano, los alumnos lo veían distraído y señalaban que "el profesor no volvió a ser el mismo estricto y exigente de los primeros meses. ¿Qué pasaba por su cabeza?".

Vega dijo a El Espectador que dicho romance -real e intenso- llegó a complicar la relación con Lucía Hiriart y "por poco hace naufragar el matrimonio, situación que pudo haber cambiado la historia de Chile". 

Las indagatorias de Matus apuntan a que esta fue la peor época para Hiriart, quien al enterarse de la infidelidad, volvió a Chile con sus tres hijos, Lucía Augusto y Verónica. A pesar de ello, la ex esposa del general decidió perdonar el adulterio, principalmente por el poder que ostentaba Pinochet para aquella época. 

“Era un hombre infiel y en el poder lo fue aún más, podía tener tres amantes: una en Arica, otra en Concepción y otra en Punta Arenas, donde los escoltas eran sus aliados y también se le proveía de mujeres”, reveló Matus. 

En la prensa de Ecuador, la historia de un sexto de hijo de Pinochet se volvió una leyenda. Incluso, un reconocido médico quiteño, conocido como Fabián Guarderas, aseguró haber conocido a Piedad Noé gracias a la amistad que mantuvo con el supuesto hijo que engendró con Pinochet. 

Sin embargo, Guarderas nunca ha mostrado pruebas que comprueben la existencia de este hijo. Sobre esto, Alejandra Matus ha descartado la versión y aseguró que Piedad Noé no tuvo hijos. 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV