viernes, 13 de diciembre de 2019 Actualizado a las 08:43

PAÍS

La bolsa de trabajo de Cubillos: pitutocracia cota mil en el Mineduc

por 16 enero, 2019

La bolsa de trabajo de Cubillos: pitutocracia cota mil en el Mineduc
El proyecto Admisión Justa ha levantado una disputa por la relevancia de la meritocracia versus el origen socioeconómico y las redes familiares. La ministra Marcela Cubillos ha sido la principal defensora de esta "cruzada" de la administración piñerista, pese a que al interior del Mineduc hay una serie de jóvenes asesores provenientes de las principales familias de la elite política y económica del país. Los hijos de... Carlos Larraín, José Cox y del ministro del Interior son algunos de ellos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El debate por el proyecto “Admisión Justa”, anunciado por el Presidente Sebastián Piñera para ser ingresado en marzo, se ha tomado la agenda, con la ministra de Educación, Marcela Cubillos, enfrascada en una serie de debates públicos con expertos del área, académicos y figuras de la oposición en torno a conceptos como la importancia del mérito académico, la selección y el origen socioeconómico de los niños que aspiran a entrar a colegios de excelencia.

El objetivo de la iniciativa es reponer la selección por mérito –en los denominados liceos emblemáticos y de excelencia– en un 100% de la matrícula. También, pretende integrar la figura del “aporte voluntario” de los apoderados a los colegios subvencionados y las entrevistas a padres y madres dentro del proceso de admisión, reinstalando la cuestionada figura del mérito académico, eliminada por el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

La discusión respecto al mérito y la selección se abrió paso hacia el origen de clase y las oportunidades que tienen los niños y las niñas que han nacido en los sectores de la elite, que van a colegios que tienen una mejor calidad educacional, versus los nacidos en condiciones de pobreza, vulnerabilidad y la clase media, los que no tienen acceso a colegios que cobran millonarias matrículas.

Entre todos los debates, llamó la atención la disputa por Twitter de Cubillos con un ex profesor de sus hijos, quien señaló que, debido al rendimiento académico de estos, no habrían podido ingresar a los liceos emblemáticos. La ministra contestó que era justo que no ingresaran, “porque ese cupo sería de alguien con más mérito académico”.

Conceptos como mérito académico, elite y acceso a puestos de trabajo y poder, ya se habían tomado la agenda con el nombramiento de Fernanda Bachelet (27 años) como agregada comercial en Nueva York, cargo que tenía un salario promedio de $10 millones. La ingeniera comercial de la Universidad Católica es hija de Ricardo Bachelet Artigues, empresario y amigo cercano del Mandatario, y fue nombrada por mandato presidencial, lo que fue transversalmente cuestionado, hasta por Chile Vamos, lo que forzó a que la joven diera un paso al costado.

A los pocos días surgió otro caso que puso en jaque, una vez más, el discurso de la meritocracia que enarbola el Gobierno de Piñera. El abogado Benjamín Salas, también de 27 años e hijo de la ministra del Deporte, Pauline Kantor, fue nombrado Senior Officials Meeting (SOM), lo que significa que en sus manos está la responsabilidad de coordinar la próxima cumbre APEC 2019, que se realizará en Chile.

A sus 31 años, tiene un sueldo grado 4 en la escala del servicio público que llega a los $4.127.611 y un contrato indefinido. Es parte de la planta directiva del ministerio dirigido por Cubillos y, aunque llegó junto al ex ministro Gerardo Varela para ser jefe de gabinete de la Subsecretaría de Educación Parvularia, se mantuvo en el ministerio, a diferencia de otros que migraron hacia la cartera del Medio Ambiente con la llegada de Carolina Schmidt y el enroque de Cubillos al Mineduc. Fue ahí cuando asumió como jefe de asesores.

Con esto, comenzaron a surgir nombres de distintos asesores y mandos medios de Gobierno que tienen el sello de “hijo de…”, principalmente en la cartera de la ministra Cubillos: Educación. En dicho ministerio, hay al menos cinco asesores que cuentan con un parentesco directo con empresarios amigos del Presidente Piñera u otras altas autoridades gubernamentales.

El primero es Raimundo Larraín Hurtado, jefe de gabinete del Ministerio de Educación desde el 11 de marzo de 2018. El hijo del ex senador y ex presidente de Renovación Nacional, Carlos Larraín, es licenciado en bioquímica de la Universidad Católica y cuenta con el título de profesor en Educación Media con mención en Biología, de la Universidad Finis Terrae. Estudió en el Colegio Cumbres.

A sus 31 años, tiene un sueldo grado 4 en la escala del servicio público que llega a los $4.127.611 y un contrato indefinido. Es parte de la planta directiva del ministerio dirigido por Cubillos y, aunque llegó junto al ex ministro Gerardo Varela para ser jefe de gabinete de la Subsecretaría de Educación Parvularia, se mantuvo en el ministerio, a diferencia de otros que migraron hacia la cartera del Medio Ambiente con la llegada de Carolina Schmidt y el enroque de Cubillos al Mineduc. Fue ahí cuando asumió como jefe de asesores.

Raimundo Larraín fue protagonista de una fuerte polémica el 2014. El diputado Giorgio Jackson lo criticó públicamente por recibir una beca Conicyt para estudiar un máster en Desarrollo Educacional en la Universidad de Columbia, Estados Unidos, al igual que María Paz Coloma, hija del senador UDI Juan Antonio Coloma. Ambos terminaron sus estudios en el extranjero y volvieron a Chile.

Durante su carrera ha trabajado en distintas fundaciones y ONGs ligadas al mundo educacional, como Enseña Chile, Enseña Ecuador, Teach for All en Nueva York, y de regreso al país trabajó siete meses en la Fundación Impulso Docente, que realiza asesorías y cursos a través del Sense a distintos colegios, con el fin de mejorar el aprendizaje en el aula.

El blindado Cox

Otro asesor que estaría trabajando en el Ministerio de Educación es el periodista Felipe Cox Alcaíno, quien es uno de los tres hijos del empresario José Cox, ex socio y amigo personal del Presidente. Reconocido por ser parte del “Tercer Piso” de La Moneda durante la primera administración piñerista, grupo compuesto por empresarios cercanos al Mandatario que de manera informal hacían las veces de "orejeros" de Piñera.

Felipe Cox figura en la página de Transparencia del Ministerio de Educación, específicamente en la Subsecretaría de Educación, como asesor del subsecretario Raúl Figueroa, con un contrato por $2.600.000 hasta el 31 de diciembre de 2018.

El hijo del empresario asistió como “Asesor Legislativo del Ministerio de Educación” a la sesión n.°10 de la Comisión de Ciencia y Tecnología, que se desarrolló el día 4 de julio de 2018, entre las 18:46 y 20:25 hrs. Según el acta de dicha comisión, el asesor se “refirió a las instituciones de Educación Superior que se encuentran dictando la carrera de Pedagogía en Educación Tecnológica, el número de horas de clases que reciben los estudiantes y la práctica del ajedrez en el currículum escolar”.

No es la primera vez que trabaja en uno de los poderes del Estado. El 5 de abril de 2016 fue contratado por el Senado, a nombre de José García Ruminot, parlamentario RN, para cumplir la labor de asesor comunicacional, con un sueldo promedio de $1.200.000, pagado los días 19 de cada mes.

Dentro de la familia Cox, no es el único que ha trabajado para un Gobierno de Piñera. Durante el primer periodo del actual Mandatario, su padre se enfocó en el tema energético y fue asesor ad honorem en el Ministerio de Transporte, donde negoció con el Administrador Financiero del Transantiago (AFT), en nombre del Estado. En la misma época, se aprobó, a pesar de una fuerte oposición ciudadana, el proyecto hidroeléctrico Mediterráneo, que estaba ligado a Cox, Ricardo Bachelet e Ignacio Guerrero.

La amistad entre el Jefe de Estado y el empresario es de larga data. José Cox ayudó a que Piñera pudiera vender Chilevisión, Lan y la Clínica Las Condes. Fue director de Bancard, Bancorp e Inversiones Santa Cecilia hasta abril de 2014, empresas investigadas en los casos de financiamiento irregular a la política, además del caso de las llamadas “empresas zombies” de mediados de los 80 y 90. Además, actuó como mediador en el Caso Cascadas.

María Loreto Cox, hija del empresario, trabajó para Sebastián Piñera durante su primer mandato. La socióloga, fue la mano derecha de Harald Beyer mientras estuvo a cargo del Mineduc. El ex ministro la llevó a Educación, porque era una persona de su confianza, con quien trabajó en el Centro de Estudios Públicos (CEP). Su función era el diseño y elaboración de proyectos ejecutados y en tramitación en el Congreso, contratación que le valió un sueldo de $3 millones de pesos mensuales en esos años.

Los Matte, Chadwick y Carey

Juan Carlos Eyzaguirre Larraín tiene 29 años, cumple funciones desde el 12 de marzo de 2018 como asesor en la Subsecretaría de Educación. El Ingeniero Comercial es parte del Clan Matte, una de las familias más poderosas del país. Es nieto de la empresaria Patricia Matte Larraín, quien según el ranking Forbes pasó de tener US$2.300 millones a US$2.800 millones en 2017. El asesor del Mineduc nació del matrimonio entre Juan Carlos Eyzaguirre Echenique y María Patricia Larraín Matte.

Ingeniero Comercial de la Universidad Católica, fue parte del programa de intercambio en la Universidad de Dublín y no registra posgrados. Al titularse, trabajó como analista en Latam Airlines y el 2015 ingresó a la Agencia de Calidad de la Educación, donde se mantuvo hasta marzo del 2018 cuando pasó al Mineduc, cartera en la que ha cumplido funciones en diversos programas, como “Todos al Aula”.

En la página de dotación a honorarios del Mineduc, figura con una renta mensual de $2.900.000 y su cargo es descrito como un colaborador técnico de las autoridades del Ministerio.

En el Mineduc también está Camila Chadwick, hija del poderoso ministro del Interior y sobrina del Mandatario. Ha sido jefa de gabinete de Cubillos, pero además es su "orejera" y mano derecha de la ministra, mismo papel que cumplía cuando Cubillos aterrizó en Medio Ambiente a principios del Gobierno.

Al interior del ministerio aseguraron que Camila Chadwick es los “ojos y oídos” de la secretaria de Estado y del mismo ministro del Interior en el Mineduc, que dirige todo el equipo de comunicaciones, pero también al núcleo más cercano a Cubillos, quien la ha defendido ante las reiteradas críticas que recibe su asesora por su parentesco con las principales autoridades de Palacio.

A pesar de que no aparece en la nómina de contrataciones del Mineduc, sí sale publicado en el portal de Gobiernotransparente.cl su sueldo como jefa de gabinete de Cubillos en el Ministerio del Medio Ambiente. La suma alcanzó los $5.079.248 hasta agosto, cuando se trasladó a Educación junto a Cubillos.

Por último, en el ministerio está la diseñadora Sara Edwards Carey, sobrina de Jorge Carey Tagle, socio del poderoso estudio jurídico Carey, quien en el año 2016, tras el estallido del caso Exalmar, salió a defender a Piñera, a través de una carta publicada en El Mercurio y en la que llamaba a los fiscales y periodistas a tener mesura a la hora de apuntar al entonces ex Mandatario.

Sara Edwards, es diseñadora de la Pontificia Universidad Católica y estudió en el Villa María Academy. Fue contratada para trabajar en el Ministerio del Medio Ambiente en marzo de 2018, con un sueldo de más de $2,5 millones y se habría trasladado junto a Cubillos hasta el Mineduc, donde cumpliría labores dentro del equipo de comunicaciones. Pero, al igual que en el caso de Camila Chadwick, su contrato no figura en la página de Transparencia del Ministerio de Educación, que está actualizada –en general– hasta junio del año 2018. Edwards trabaja como diseñadora desde el año 2007 y en su perfil de LinkedIn se describe como diseñadora independiente.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV