martes, 23 de abril de 2019 Actualizado a las 16:45

PAÍS

Tía Coty se quedará sin gaviota: el complejo momento de la alcaldesa de Viña del Mar que hace tambalear su apoyo político

por 23 enero, 2019

Tía Coty se quedará sin gaviota: el complejo momento de la alcaldesa de Viña del Mar que hace tambalear su apoyo político
El lapidario informe de la Contraloría, que reveló un déficit por más de $17 mil millones en su gestión municipal, tiene contra las cuerdas a la mediática alcaldesa Reginato y a la derecha. Dicha alcaldía es uno de los bastiones políticos de Chile Vamos, especialmente de la UDI, razón por la cual la situación que atraviesa la jefa comunal pone en aprietos la reelección del conglomerado en la Ciudad Jardín, ya que no habría una figura de peso para sustituirla en las próximas elecciones. De ser destituida antes de concluir su mandato, sería el concejal Gabriel "Coca" Mendoza quien asumiría las riendas de la comuna, por ser la primera mayoría electoral.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La cuenta regresiva estaba clara, hacía más de un mes que los ánimos estaban muy tensos al interior del Concejo Municipal de Viña del Mar. Todos, absolutamente todos, en la Ciudad Jardín sabían que se avecinaba el informe final de la investigación realizada por la Contraloría desde hace más de un año, lo que en la interna del municipio había sido calificado como “preocupante”, por los efectos que tendría en el futuro de la alcaldesa Virginia Reginato.

La Contraloría señaló que la Municipalidad de Viña del Mar registró un déficit de $17.500 millones hasta el año 2017. Hoyo financiero que se arrastra –al menos– desde el 2015, pero que no fue reconocido por la jefa comunal perteneciente a Chile Vamos sino hasta la cuenta pública de 2017, cuando asumió un déficit de $3 mil millones, cifra muy por debajo de la determinada por Contraloría.

Es más, en las cuentas del año 2015 y 2016, Reginato informó al Concejo Municipal un superávit en las arcas municipales, a pesar de que los informes internos de la alcaldía ya reflejaban el déficit. El organismo fiscalizador también registra pagos de horas extras indebidas y contratos con privados innecesarios, en los que se incluye la reparación del Reloj de Flores por $89 millones, antecedentes que fueron derivados al Ministerio Público para que se investigue.

El informe, de más de 300 páginas, determinó que en el 2017 se pagaron más de $12.600 millones en horas extras y honorarios, un 43,20% del total de gastos de personal, y un 14,93% del presupuesto municipal. Alto porcentaje comparado con el monto invertido en infraestructura, que alcanza solo el 4,47% del presupuesto municipal.

Desde el municipio destacaron que el déficit fue reducido a $6 mil millones durante el 2018 y que los funcionarios que recibieron pagos de horas extras excesivas han devuelto los montos. “Doy la cara, hoy siempre”, escribió Reginato el lunes en su cuenta de Twitter @cotyreginato y aseguró a La Segunda que “está todo en orden”, que quiere morirse “siendo alcaldesa de Viña”.

La realidad política de Reginato es mucho más compleja de lo que reflejan las declaraciones públicas en la derecha. Desde Chile Vamos reconocieron que la relación de la alcaldesa de Viña del Mar con la presidenta del gremialismo, Jacqueline van Rysselberghe, se encuentra en “un mal pie desde las elecciones” del partido, dado que la jefa comunal de Viña dio su apoyo en dichas internas al diputado Javier Macaya para presidir la UDI. No es extraño que el parlamentario saliera en defensa de la alcaldesa y dijo que las irregularidades detectadas “corresponden a situaciones que ocurren en todos los municipios de Chile” y que Reginato “está tranquila y nosotros también”.

En la oposición llevaban meses esperando este informe de Contraloría, según explicó la concejala PPD Marcela Varas, quien presentó uno de los requerimientos que llegó al organismo fiscalizador. Pese a que todo apunta a que los concejales podrían acudir al Tribunal Electoral y solicitar una investigación por “notable abandono de deberes” contra Reginato por ocultar el déficit durante dos años, Varas explicó que dicha acción aún está siendo estudiada por los equipos de asesores de los concejales de oposición.

“Aunque esta sola figura podría establecer configurar un eventual abandono de deberes, esperamos tener todos los argumentos para hacer esta presentación. Pero el informe final es lo que da el sustento para cualquier acusación por eventual abandono de deberes”, agregó Varas.

Un complejo panorama para una de las alcaldesas emblemáticas de la derecha y que, por lo mismo, ha intentado ser neutralizado por el oficialismo, tanto así que en estos días han tratado de poner el foco en los intentos de Reginato para sanear las arcas municipales y en que es la única carta real que tiene Chile Vamos para retener el sillón edilicio de la comuna más grande de la Quinta Región en las próximas elecciones municipales.

La diputada UDI María José Hoffmann aseguró que el partido le da todo su apoyo a la alcaldesa y que la deuda, “de aquí al primer trimestre, va a estar absolutamente saldada”, mientras que su par Osvaldo Urrutia destacó que “tener deuda no es malo per se”.

El fantasma de Coca Mendoza

Esa defensa férrea a la “Tía Coty” responde a un mandato que se dio “fuerte y claro” al interior de Chile Vamos de salir a blindarla, "porque no hay nadie más para las elecciones”, según reconoció un dirigente oficialista. Eso es en lo público, porque la investigación de la Contraloría y sus preinformes llevaron a que al interior de Chile Vamos, principalmente en RN y Evópoli, comenzaran a tantear otros nombres para disputar las próximas municipales, y así no perder el bastión de Viña del Mar, una búsqueda que no ha rendido frutos hasta ahora.

Desde el interior del Concejo Municipal reconocieron que los concejales de Chile Vamos llevan meses intentando "desmarcarse" del escándalo financiero de Reginato y que hasta Macarena Urenda, “hija del poderoso Clan Urenda y UDI, ha sido crítica y bastante dura con el tema de la gestión”.

Urenda sería una de las cartas que se barajan como opción para disputar la alcaldía, aunque el nombre que tiene mayor capital electoral es el del ex futbolista Gabriel “Coca” Mendoza, que ganó la elección como independiente en un cupo UDI. De hecho, él es quien asumiría como alcalde de Viña del Mar en caso de que Reginato sea destituida antes de terminar su mandato.

Un panorama que no tiene nada contentos a los militantes de Chile Vamos en Viña del Mar, tampoco a sus representantes, razón por la que hasta el diputado Andrés Celis (RN), ex concejal de la municipalidad y uno de los más críticos a la alcaldesa de Viña del Mar, ha intentado poner paños fríos a la crisis. “No veo otro candidato de Chile Vamos que le pueda competir en popularidad y apoyo. Lo más prudente es esperar a ver lo que ocurra con este informe. Quiero ver si el Ministerio Público concluye si hay una falta de tipo penal”, destacó.

Eso sí, Celis añadió que “si a raíz del informe hay algún tipo de irregularidad, Chile Vamos tiene que reunirse y analizar si en definitiva ella es la candidata más prudente”.

La realidad política de Reginato es mucho más compleja de lo que reflejan las declaraciones públicas en la derecha. Desde Chile Vamos reconocieron que la relación de la alcaldesa de Viña del Mar con la presidenta del gremialismo, Jacqueline van Rysselberghe, se encuentra en “un mal pie desde las elecciones” del partido, dado que la jefa comunal de Viña dio su apoyo en dichas internas al diputado Javier Macaya para presidir la UDI. No es extraño que el parlamentario saliera en defensa de la alcaldesa y dijo que las irregularidades detectadas “corresponden a situaciones que ocurren en todos los municipios de Chile” y que Reginato “está tranquila y nosotros también”.

Apoyo que se mantendría por el arrastre que podría tener la oposición en las próximas elecciones con la ex presidenciable Beatriz Sánchez, quien ha sonado como posible candidata a alcaldesa por Viña del Mar. Desde Chile Vamos reconocen que es la única figura que podría “hacerle frente a Reginato hasta ahora”.

Dura fiscalización

Al interior del Concejo Municipal las acciones de fiscalización se han intensificado aún más y la licitación para los parquímetros de Viña del Mar fue un ejemplo. “Ha sido una escalada desde diciembre”, destacó Varas, quien explicó que el año pasado fueron solo dos concejales los que rechazaron la partida municipal y, en cambio, “este año fuimos cinco, todas las energías la llevaron a eso”, lo que incluyó a un concejal independiente que salió electo por un cupo de Renovación Nacional.

Esto se suma a las protestas en la cuenta pública y actos del Festival de Viña del Mar, que han prendido las alarmas en la coalición oficialista a nivel regional. Desde la oposición reconocen que hay un clima social distinto, que la gente se está movilizando en la comuna y que los sectores más abandonados de los cerros y campamentos se están organizando para hacer visible el descontento con la administración de Reginato.

El diputado de RD, Jorge Brito, destacó que “en Viña del Mar la ambición rompió el saco y el propio Concejo Municipal no está votando por las ideas de la alcaldesa”. Destacó que en Viña del Mar se está configurando una crisis similar a la de Valparaíso, previo a que el alcalde Jorge Sharp ganara las elecciones, razón por la que van a convocar “a la ciudadanía, a aquellos que le tengan cariño a la ciudad, a transformarla con la fuerza de los vecinos”, emulando el proceso del 2016 en la ciudad puerto.

“En Viña del Mar hay un malestar transversal en los vecinos y vecinas que quieren un cambio político en la ciudad. En ese empeño está el Frente Amplio”, destacó el senador Juan Ignacio Latorre (RD). Agregó que es necesario cortar con la “política farandulera y mediática donde Reginato aparece como la reina, pero es una política clientelar clásica de la UDI, que hace vista gorda a la corrupción, conflictos de interés y despilfarro de recursos”.

Desde la ex Nueva Mayoría toman con más calma las acciones a seguir. El diputado PS Marcelo Díaz, que también ingresó un requerimiento a la Contraloría a principios de 2018, señaló que hay que estar atentos a la investigación que realizará la Fiscalía, dado lo preocupante de los resultados entregados por el órgano contralor. No descartó la posibilidad de realizar un proceso ciudadano de toda la oposición con miras a las próximas municipales.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV