martes, 11 de diciembre de 2018 Actualizado a las 04:43

Oficina distrital de Giorgio Jackson fue sede del escándalo de la DC "Carmengate"

por 8 junio, 2018

Oficina distrital de Giorgio Jackson fue sede del escándalo de la DC
No es primera vez que el espacio físico de la oficina parlamentaria ubicada en Carmen 8, oficina 8, es utilizado como sede política. A fines de los 80 fue protagonista de uno de los primeros escándalos que marcó al proceso de transición a la democracia, denominado "Carmengate", que empañó las primarias presidenciales al interior de la Democracia Cristiana.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hace un tiempo, el diputado Giorgio Jackson y su equipo de diputación se cambiaron de casa. Trasladaron la sede distrital desde la calle Concha y Toro N°57, ubicada en pleno centro de Santiago, al piso 8 del edificio ubicado en calle Carmen N°8, justo en la esquina de Diagonal Paraguay y la Alameda.

Pero no es primera vez que el espacio físico de la oficina parlamentaria de Jackson es utilizada como sede política, es más, a fines de los 80 fue protagonista de uno de los primeros escándalos que marcó al proceso de transición a la democracia, denominado "Carmengate", que empañó las primarias presidenciales al interior de la Democracia Cristiana.

El 27 de noviembre de 1988, mientras se desarrollaban las primarias de la DC, el ex ministro Jorge Burgos encontró a dos militantes de la falange en la misma oficina que ocupa hoy el diputado de RD. Los militantes estaban "adulterando los padrones electorales a favor de Aylwin", según la prensa de la época.

A pesar de que el hecho fue denunciado a Gutenberg Martínez, quien estaba a cargo del proceso eleccionario, no reconoció el suceso.

Los otros candidatos de la primaria, Eduardo Frei y Gabriel Valdés -favorito en los sondeos previos- pidieron la invalidez del proceso, lo que no ocurrió. Finalmente, el asunto fue resuelto tras la mediación del sacerdote Percival Cowley, y luego de que Patricio Aylwin no renunciara, a pesar de que se había consensuado la bajada de los tres candidatos.

De esta forma, la actual oficina de Jackson pasó a ser la sede de una de las primeras máquinas políticas de la transición y, de paso, de Gutenberg Martínez.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV