miércoles, 11 de diciembre de 2019 Actualizado a las 20:46

¿Qué le pasa a Paul Fontaine?

por 25 septiembre, 2018

¿Qué le pasa a Paul Fontaine?
Autodefinido como "liberal", el economista se ha transformado –con Twitter como plataforma– en un representante criollo de la Alt Right estadounidense. De los que califican el período pregolpe de Estado como una "guerra", es a la par provocador con algunas de sus ideas, como terminar con el casco obligatorio para las motos y los salvadidas opcionales en los botes. Pero también profundizar la flexibilidad laboral y relajar los límites de velocidad o las sanciones por la conducción bajo la influencia del alcohol.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El 2009, el economista Paul Fontaine era conocido por haber sido socio del empresario Rodrigo Danús –ligado a la farándula como dueño de la franquicia televisiva SQP–, en una empresa del sector energético. Después saltó a la política como asesor del entonces meteórico candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami. Luego, Fontaine, egresado de la Universidad Católica y con un MBA en la Universidad de Califormia (UCLA), se incorporó en 2013 como asesor económico de Evelyn Matthei, candidata presidencial de la UDI. Paralelamente, el “empresario independiente”, como se autodefine, se convirtió en accionista y director de Blanco y Negro, la sociedad que controla al equipo de fútbol Colo Colo, ligado al sector que lidera Aníbal Mosa.

Hasta aquí, todo normal. Pero las cosas empezaron a cambiar a partir del 30 de agosto, cuando Fontaine comenzó a explotar un perfil más “provocador” en Twitter. O puede que su intención sea probar que es un verdadero “liberal”, como anota en su perfil de la red social. Ese día, Fontaine publicó una foto de gente en motoneta y bicicleta en Amsterdam. “En Ámsterdam todos sin casco hasta niños y mitos!” (motos), anotó. Posteriormente, continuando con su recorrido por Europa, posteó la foto de personas en un bote por el mediterráneo. “Nuevamente navegando en Mediterráneo; todos sin salvavidas, viva la libertad. El q quería se ponía ... nadie quiso” (sic).

Si uno podía creer que se trataba de una postura más laxa en temas de seguridad, el economista sorprendió con otra de sus experiencias mientras visitaba el Viejo Continente.

Anoche comí en restaurante de un hotel en Italia y ahora tome desayuno en el mismo. Nos atendió mismo mozo. Le pregunte por sus 'derechos laborales': me respondió sorprendido: pero si yo opté por trabajar sábado hasta media noche y domingo desde las 6:30am; ganó más. Libertad !” (sic).

Por supuesto que este grito, digno de William Wallace, y sus otros ejemplos, motivaron cientos de respuestas, pero una de las más notables fue la de la línea aérea Alitalia, luego de que Fontaine posteara "Que agradable Iberia , Alitalia y otras líneas aéreas q no te hacen poner derecho los asientos para despegar y aterrizar” (sic). No solo en Chile sus ideas son incomprendidas. Desde la línea aérea italiana le contestaron: “Buenos días, Paul, en los vuelos de Alitalia el respaldo de los asientos debe estar en posición vertical durante las fases de despegue y aterrizaje”.

Ya de regreso a Chile, Fontaine siguió impulsando su agenda contra la corriente. Esta vez propuso bajar las sanciones por conducir después de haber tomado alcohol, aclarando que “conducir bajo la influencia del alcohol” no es igual que estar borracho y que los “verdaderos imprudentes” presentan una cantidad desde 0,8 grados de alcohol y no 0,3, que es desde donde actualmente empiezan las sanciones. A la par, criticó la medida de reducir a 50 km por hora la velocidad máxima de los autos en la ciudad.

Todas sus ideas han generado cientos de respuestas y Fontaine no solo ha calificado a algunos de sus detractores de “subnormales”, con “baja comprensión de lectura”, sino que también se ha tomado el tiempo de contestar a la mayoría. Y por si no quedara claro, en un posteo resumió sus ideas:

1. Subir límite velocidad carreteras a 140 y en túneles costanera norte a 120 y enforzar con radares

2. Volver a subir velocidad urbano a 60 y que se respete con radares

3. Bicicletas y motos sin casco obligatorio

4. Uso salvavidas opcional

5. Uso celulares libre aviones

Por cierto, mientras en temas económicos y laborales Fontaine se apoya en cifras e interpretaciones que recuerdan a la Alt Right estadounidense, en lo político es algo más conservador y al momento de hablar sobre el aniversario del golpe militar dejó claro que para él, la época antes del 11 de septiembre de 1973, se trató de una “guerra” y que el golpe fue “la solución para poner término al gobierno marxista de Allende”. No es casualidad que Fontaine sea panelista habitual del programa “Faro Empresarial” de Radio Agricultura.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV