martes, 19 de noviembre de 2019 Actualizado a las 08:15

Agenda Saludable

Presentado por:

Opinión

Asocian consumo de carne y lácteos al cáncer de mamas

por 15 septiembre, 2019

Asocian consumo de carne y lácteos al cáncer de mamas
El virus BLV se transmite naturalmente por la leche, pero también está presente en la sangre de los animales y por ende en todo su cuerpo. De ahí que si bien el proceso de pasteurización debiera ser capaz de eliminar el virus de la leche, la enfermedad también se transmite por la carne de estos animales que es consumida por las personas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El cáncer de mamas es el tipo de cáncer más habitual que padecen las mujeres. Un 20% de quienes lo padecen finalmente mueren.

En Chile, según el Ministerio de Salud el cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en la mujer. Entre el 2013 y 2015, las tasas de víctimas fatales por esta enfermedad aumentó de 139 casos por 100 mil habitantes a 143. Cada día mueren 3 mujeres producto de esta enfermedad.

Se estima que un 40% de los casos de cáncer (de todos los tipos) pueden ser atribuidos a factores de riesgo fácilmente evitables por las personas. Estos factores son fumar cigarrillos (activos y pasivos), tener obesidad, consumir alcohol, consumir carnes rojas y procesadas, tener una dieta baja en frutas, vegetales y fibra, el sedentarismo, la radiación ultravioleta y la exposición a determinadas infecciones.

Del total de casos de cáncer, un 20% están asociados a infecciones, principalmente virales, siendo los más mencionados el Helicobacter pylori, el virus de la hepatitis B (HBV), el virus de la hepatitis C (HPC), el herpes tipo 8, el HIV y el papiloma virus (HPV).

Un nuevo factor

A esta lista se suma ahora el Virus de Leucemia Bovina (BLV), al cual se asocia como uno de los principales responsables en la aparición de cáncer de mama en las mujeres.

Este virus infecta las células de las glándulas mamarias de las vacas y se libera en el suministro de leche. Dado que la mayoría de los rebaños lecheros están infectados, los científicos afirman que existe un alto riesgo de exposición al BLV.

En exámenes de sangre realizados a un universo de personas al azar en EE.UU. se descubrió que un 74% de ellos había estado expuesto al virus.

Si bien el 100% del ganado en las grandes lecherías en Estados Unidos está infectado con este virus, el cáncer de ubres en las vacas no es un problema mayor porque los animales solo alcanzan a vivir unos pocos años, 4 o 5 antes de ser descartadas y degolladas al bajar su producción lechera y dejar de ser rentables. En ese corto período de vida, el cáncer no se alcanza a desarrollar.

En cambio, las mujeres infectadas sí viven los suficiente para terminar siendo víctimas de la enfermedad.

El virus BLV se transmite naturalmente por la leche, pero también está presente en la sangre de los animales y por ende en todo su cuerpo. De ahí que si bien el proceso de pasteurización debiera ser capaz de eliminar el virus de la leche, la enfermedad también se transmite por la carne de estos animales que es consumida por las personas.

Diversos estudios realizados en mujeres en Estados Unidos y también en Brasil arrojan la presencia del virus BLV en el tejido mamario canceroso.

Para confirmar la relación de la infección del Virus de Leucemia Bovina con el cáncer de mama en mujeres, un grupo de científicos de la Universidad de California en Berkeley realizó un estudio para el cual se utilizó el tejido mamario extraído de mujeres en cientos de operaciones de mama, algunas de ellas con historial de cáncer y otras completamente sanas.

El resultado indica que de las mujeres que habían desarrollado el cáncer, un 44% presentaban infección con BLV, siendo la presencia de este virus considerado como un factor de riesgo para el cáncer de mama comparable en magnitud a otros factores como la historia reproductiva, factores hormonales y estilo de vida y sólo superado por el factor genético y la exposición a radioterapia.

A pesar de lo concluyentes de estos estudios respecto al cáncer de mama -así como otros de la OMS publicados hace ya más de un año- aún no existe ningún pronunciamiento ni acción por parte del Ministerio de Salud para al menos prevenir a la población respecto al riesgo que conlleva el consumo de carne.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV