martes, 27 de octubre de 2020 Actualizado a las 17:58

Agenda Saludable

Presentado por:

Salud

Componente de la saliva humana ayuda a la formación de vasos sanguíneos

por 22 agosto, 2017

Componente de la saliva humana ayuda  a la formación de vasos sanguíneos
Molécula histatina-1 favorece la generación y unión de estas estructuras para la reparación de heridas. Vicente Torres, investigador del Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas, ACCDiS, señaló que esta molécula podría tener aplicaciones terapéuticas a futuro, por ejemplo, en pacientes diabéticos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Científicos de la Universidad de Chile, dirigidos por el Dr. Vicente Torres, investigador asociado del Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas, ACCDiS, exploraron diversos tipos de células en la cavidad bucal y descubrieron que una molécula (péptido) presente en la saliva humana favorece la generación de vasos sanguíneos de manera rápida y eficiente, además de la adhesión celular y la migración. Su nombre: histatina-1, componente que también promueve la reparación de heridas de la piel, en todo el organismo.

“Tomamos la histatina-1 y la sintetizamos químicamente en el laboratorio, es decir, la elaboramos de manera pura y tratamos células en cultivo y otros tipos de modelos para ver qué pasaba con la formación de nuevos vasos sanguíneos. Al incubar las células formadoras de vasos sanguíneos con la molécula pura o con saliva descubrimos que ambas aumentan la creación de estas estructuras”, explica el investigador del Laboratorio de Biología Celular y Molecular de la U de Chile.

Este hallazgo, que fue publicado en la revista especializada Federación de Sociedades Americanas para la Biología Experimental, “FASEB Journal”, sorprendió al científico ya que “antes no se había descrito claramente si la saliva ayudaba a la generación de nuevos vasos sanguíneos”. En vista de eso, Torres confirmó que el próximo paso de la investigación, es indagar en la elaboración de materiales, como por ejemplo, “nanopartículas enriquecidas con histatina-1 que podrían tener aplicaciones terapéuticas en pacientes con problemas de regeneración en piel”.

El académico de la Facultad de Odontología, señala que en base a esta molécula -que además es un antimicrobiano que controla a los gérmenes de la boca-, podría pensarse en la elaboración de una especie de parche que evite la infección de heridas, ayude en la reparación y que pudiera aplicarse en pacientes diabéticos.

Un vaso sanguíneo es una estructura con forma de tubo, en cuyo interior se transporta la sangre impulsada por la acción del corazón a todo el organismo.El proceso de formación de estos nuevos conductos, conocido como angiogénesis, es fundamental para la cicatrización de heridas de la piel. Cuando ocurre un daño en el epitelio o capa de células unidas entre sí que cubre al organismo, se produce un sangrado, debido al rompimiento de estos conductos y a la falta de irrigación. “Si no hay sangre, no hay una buena reparación en la herida, porque estos componentes del epitelio tienen que moverse hasta el sitio de la ruptura, juntarse y cerrarla. Un vaso sanguíneo roto significa ausencia de sangre, nutrientes y oxígeno, por lo que la herida no se va a reparar”, señala Vicente Torres.

No obstante, existe otro tipo de unidades morfológicas que también se ven dañadas, como los fibroblastos y células endoteliales, que son aquellas que se unen entre sí para crear las conexiones que van a formar los vasos sanguíneos.

El investigador de ACCDiS explica que además del cultivo utilizado, trabajaron en un modelo animal específico: embriones de pollo. “Al agregar el péptido vimos que, al cabo de algunos días, se formaron muchos más vasos sanguíneos que cuando no lo agregaba. Ése es el modelo in vivo”, comenta.

También analizaron el comportamiento de histatina-1 en donantes humanos sanos, provenientes de la Facultad de Odontología.  “Tomamos su saliva en un tubo de ensayo, la agregamos a nuestras células en cultivo y vimos si el líquido era capaz de recapitular este efecto formador de vasos sanguíneos. Y efectivamente, obtuvimos resultados positivos”, comenta Vicente Torres.

“Con todos estos modelos, se encontró que la histatina-1 y la saliva aumentaban la formación de vasos sanguíneos. Además, nuestros estudios proporcionan información sobre las vías de señalización (es decir, eventos moleculares al interior de cada célula), por lo que las células endoteliales responden a la histatina-1, mediante el aumento de su migración y adhesión a la matriz extracelular”, explica.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV