miércoles, 27 de enero de 2021 Actualizado a las 04:56

Peligros de la vida moderna

Radiación de los celulares y el wifi podría causar abortos espontáneos según estudio

por 19 diciembre, 2017

Radiación de los celulares y el wifi podría causar abortos espontáneos según estudio
La exposición a las señales de wifi y teléfonos móviles aumenta el riesgo de aborto en más del 30%, según una investigación reciente.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La radiación que producen los teléfonos celulares, las redes inalámbricas y los tendidos eléctricos, sería potencialmente riesgosos para las embarazadas, según una reciente investigación que reveló que aquellas mujeres gestantes que estuvieron más expuestas a este tipo de radiación sufrían abortos espontáneos casi tres veces más que el promedio.

El estudio, realizado en San Francisco y Oakland por Keiser Permanente, entregó a las 913 participantes un dispositivo para medir los campos electromagnéticos que crean esas radiaciones. Para eso se les pidió que lo mantuvieran consigo durante 24 horas y llevaran un registro diario de las actividades que desarrollaban durante ese día.

Entre las mujeres que registraron menor exposición a la radiación, la tasa de abortos espontáneos fue de 10,4%, lo que coincide con el promedio habitual de embarazos que terminan involuntariamente, que es del 10% a 15% . Sin embargo, el 24,2% de las demás sufrió abortos espontáneos. Y lo que es pero, en el caso de las más expuestas, el peligro se multiplicaba por 2,72.

"Los campos electromagnéticos son muy controvertidos desde la perspectiva de la salud pública, porque todo el mundo está expuesto", dijo De-Kun Li, autor principal del trabajo, al periódico San Francisco Chronicle. "Si causan algún efecto en la salud, el impacto potencial es enorme".

Aunque el estudio no distinguió las distintas fuentes de radiaciones diarias a las que estamos expuestas las personas, como ver la televisión, confirmó otros recientes estudios que ya habían demostrado la influencia negativa de las radiaciones en la vida cotidiana.

"Este estudio aporta evidencia, surgida de un grupo de personas, de que la radiación no-ionizante podría tener efectos adversos en la salud humana", sostuvo Li. "Esperamos que estos resultados estimulen estudios adicionales, que tanta falta hacen".

El especialista destacó que se conoce poco de los efectos de la radiación no-ionizante, esa que se produce cuando los aparatos eléctricos cotidianos están en uso con energía energía.

Por eso recomendó algunas medidas de precaución sencillas, como distanciarse de sus dispositivos. "No tiene que ser algo drástico", dijo. Con dejar el celular a un par de metros de distancia, se puede reducir enormemente la exposición a su campo electromagnético.

Más información sobre El Mostrador