Bianca Devins: el brutal femicidio de una adolescente a manos de su novio que volvió a poner a Instagram en el ojo del huracán - El Mostrador

martes, 15 de octubre de 2019 Actualizado a las 12:13

BRAGA

Bianca Devins: el brutal femicidio de una adolescente a manos de su novio que volvió a poner a Instagram en el ojo del huracán

por 18 julio, 2019

BBC Mundo
Bianca Devins: el brutal femicidio de una adolescente a manos de su novio que volvió a poner a Instagram en el ojo del huracán
Bianca Devins tenía 17 años cuando fue asesinada brutalmente por su novio de 21 años, quien publicó en la plataforma de Instagram una foto del crimen.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Bianca Devins, de 17 años, acudió en la noche del pasado sábado a un concierto en Nueva York, con Brandon Clark, un chico de 21 al que conocía desde hacía algunos meses.

Al día siguiente fue encontrada muerta en su ciudad natal, Utica, situada a unos 400 kilómetros de la ciudad estadounidense.

Clark le había cortado la garganta y luego había subido fotos del cuerpo a redes sociales, antes de ser detenido mientras se propinaba cuchilladas a sí mismo en el cuello, explicó la policía.

El joven fue ingresado en un hospital y ha sido acusado de asesinato en segundo grado.

Imágenes del cuerpo de Devins aparecieron en la cuenta de Brandon Clark en la app encriptada Discord, así como en 4chan y en su perfil de Instagram, de donde fueron eliminadas, pero no antes de ser copiadas y compartidas por otros usuarios.

Una imagen subida a su cuenta de Instagram el domingo por la mañana mostraba el cadáver de Devins y la leyenda "Lo siento Bianca", publicaron The New York Times y Buzzfeed.

Según este último medio, la foto seguía en la red el domingo por la noche, aunque había sido puesta tras un filtro de contenido sensible. Instagram eliminó la cuenta de Clark el lunes.

Las imágenes generaron indignación por la distribución de contenido tan violento en redes sociales y puso de manifiesto los problemas que tienen las compañías tecnológicas para evitarlo.

Instagram afirmó el lunes que estaba trabajando con la policía, utilizando tecnología y reportes de usuarios para eliminar todas las cuentas que estaban distribuyendo las imágenes.

"Estamos tomando todas las medidas para remover este contenido de nuestras plataformas", aseguró un portavoz de Facebook, dueña de Instagram.

"Nuestro objetivo es actuar lo más pronto posible. Siempre hay espacio para mejorar", añadió.

"Nuestros pensamientos están con los afectados por este trágico evento".

Según la policía, Clark también se sacó selfies junto con el cadáver, cubierto con una lona, después de que llegara la policía al lugar.

Una "joven maravillosa"

Utica

Los hechos sucedieron en Utica, una ciudad a unos 390 kilómetros de Nueva York.

La familia de la chica la describió como una "artista talentosa, una hermana querida, hija y prima, y una joven maravillosa".

En un comunicado subido a Facebook, la policía de Utica explicó que todo indica que la pareja se conoció en Instagram hace dos meses.

Utilizaron esta red social como principal forma de comunicación y su relación "progresó hasta convertirse en íntima personalmente", según la policía.

"Habían pasado tiempo juntos y conocían las familias de ambos".

La noche anterior a los hechos, habían estado juntos en un concierto y discutieron cuando volvían del mismo, tras salir del local alrededor de las 10 pm y encaminarse hacia Utica, situada a casi 400 kilómetros.

Tras recibir reportes de usuarios de Discord, la policía estaba ya buscando a la pareja cuando Clark llamó a los servicios de emergencia para hacer "afirmaciones incriminatorias", así como aludir a que iba a "hacerse daño a sí mismo".

Similitudes con Christchurch

"La difusión online de imágenes gráficas tiene similitudes espeluznantes con los tiroteos que ocurrieron en Nueva Zelanda solo hace cuatro meses", afirmó la reportera de Tecnología de la BBC, Zoe Kleinman.

Policía

Las dificultades para eliminar material violento de redes sociales se han visto en otros casos, como el tiroteo en Christchurch, Nueva Zelanda.

"En aquella ocasión, el asesino publicó en vivo en Facebook un video durante 17 minutos mientras disparaba a hombres, mujeres y niños en dos mezquitas.

"Facebook fue criticada por no eliminar todos los rastros de las imágenes inmediatamente después de los hechos", dijo Kleinman.

Los gigantes tecnológicos han explicado que están desarrollando herramientas avanzadas automatizadas para mantener la seguridad de sus plataformas.

"Pero tragedias como esta sugieren que todavía queda un largo camino por recorrer, y que la paciencia tanto de sus usuarios como de las autoridades globales se está agotando", dice Kleinman.

BBC Mundo

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

Noticias

Noticias del día