viernes, 30 de octubre de 2020 Actualizado a las 09:52

BRAGA

Embarazo adolescente: ministra de la Mujer de Bolsonaro propone retrasar el inicio de la vida sexual en vez realizar jornadas de educación y anticonceptivos

por 8 enero, 2020

Embarazo adolescente: ministra de la Mujer de Bolsonaro propone retrasar el inicio de la vida sexual en vez realizar jornadas de educación y anticonceptivos
La propuesta es similar a la defendida por el movimiento evangélico Eu Escolhi Esperar (Yo escogí esperar), quienes determinan que los jóvenes cristianos esperen hasta el matrimonio para tener relaciones sexuales.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Durante la jornada de ayer, la prensa local brasileña reveló que el Ministerio de la Mujer, a cargo de la evangélica Damares Alves, comenzó en un intento por prevenir el embarazo adolescente, el proceso para crear un programa que incentive a los jóvenes brasileños a no tener relaciones sexuales o a retrasar el inicio de la vida sexual.

El programa será llamado “Elegí esperar, retrasar las relaciones sexuales”, es una propuesta muy parecida a la defendida por movimientos como “Eu Escolhi Esperar” quienes consideran que en el cristianismo se debe esperar al matrimonio para tener relaciones sexuales.

Respecto a la educación sexual en el ámbito de la promoción y enseñanza del uso de diversos métodos anticonceptivos para prevenir el embarazo adolescente, desde el ministerio calificaron esta propuesta como una “nueva visión” y “otro camino” para combatirlo. Según informó el diario local Folha de S. Paulo.

La ministra Damares Alves, ha sido duramente criticada por darle esta dirección a la campaña de prevención de su ministerio, sobre todo tras su polémica entrevista con BBC Brasil, en donde declaró que “el método más efectivo para no quedar embarazada no es el condón, ni el DIU, ni la anticoncepción, ni la abstinencia. ¿Por qué no hablar sobre retrasar el inicio de las relaciones sexuales?”

Lo cierto es que en Brasil, según el diario local Folha de S. Paulo, el 21% de los nacimientos anuales desde 2013, son de madres adolescentes, lo que equivaldría a 1 de cada 5 bebés. El embarazo precoz empeora la situación financiera de las familias ya que jóvenes embarazadas más pobres abandonan la escuela y tienen problemas para trabajar. Un estudio del IPEA (Instituto Federal de Brasil) señaló que el 76% de las madres brasileñas de 10 a 17 años no asisten a la escuela y el 58% no estudian ni trabajan. Por lo que urgen políticas que sean realmente efectivas y que no pasen a llevar los derechos sexuales y reproductivos de jóvenes y adolescentes.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día