viernes, 30 de octubre de 2020 Actualizado a las 08:22

BRAGA

Mujeres Trabajadoras Autoconvocadas de la Universidad del Bío Bío cuestionan el rol que ha tenido el Estado con las universidades públicas ante la pandemia

por 21 abril, 2020

Mujeres Trabajadoras Autoconvocadas de la Universidad del Bío Bío cuestionan el rol que ha tenido el Estado con las universidades públicas ante la pandemia
Por medio de una declaración pública las mujeres señalaron que ante el escenario actual creen firmemente que “las universidades públicas son las instituciones llamadas a promover y construir innovadores pilares de solidaridad social, como parte de su rol intrínseco de acoger y formar jóvenes con una visión prospectiva y anticipatoria a las nuevas realidades que seguiremos enfrentando”, por lo que “de esta manera es que hoy requerimos se respalde ampliamente a todos y todas nuestros y nuestras estudiantes, y por ningún motivo dejar que se precaricen las instituciones de educación superior”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Ante el actual panorama que enfrenta Chile, debido al Covid-19, las Mujeres Trabajadoras Autoconvocadas de la Universidad del Bío Bío, lanzaron una declaración pública, a la cual también subscribieron Asociación de Académicos, Asociación de funcionarios de la misma casa de estudios, donde se refirieron al rol que han asumido las universidades públicas y el porqué el Estado debiese ser capaz de proveer y acompañar las necesidades que pudieran enfrentar en este camino.

“Las familias en sus diferentes niveles sociales y culturales, y toda institución pública como privada, hemos debido adaptarnos con rapidez para disminuir las consecuencias que la pandemia está ocasionando. Diferentes han sido las modalidades adoptadas, que poco a poco y tras mucho esfuerzo, comenzamos a normalizar en una dinámica que hasta el momento no sabemos con certeza cuánto tiempo más se extenderá”, señalaron.

“También sabemos que aun cuando los esfuerzos colectivos sean los mayores, parte importante de nuestras comunidades están siendo profundamente afectadas, y no solo desde el ámbito económico; la violencia y estados angustiosos se han incrementado notablemente”, agregaron.

Añadiendo que esta situación ha afectado especialmente a muchas mujeres quienes producto del confinamiento “se han visto aisladas y con poca o escasa ayuda en el cuidado de los otros (como niños, ancianos o discapacitados), poniendo en riesgo su desempeño laboral, el educativo y precarizando su salud”.

Interpelando de esa manera a la sociedad sobre que “la solidaridad debe ser el próximo horizonte organizador de nuestra sociedad, debe ser el pilar para reconstruirnos y recuperar todo proyecto de vida, pero por sobre todo, ser mucho mejores que antes”.

En esta línea, la agrupación que reúne a mujeres de los distintos estamentos de dicha casa de estudios, con vivencias y realidades también muy variadas, “creemos firmemente que las universidades públicas son las instituciones llamadas a promover y construir innovadores pilares de solidaridad social, como parte de su rol intrínseco de acoger y formar jóvenes con una visión prospectiva y anticipatoria a las nuevas realidades que seguiremos enfrentando, en términos de la salud-enfermedad, los cambios climáticos y mayores requerimientos democráticos y equidad. Del mismo modo, ocurre con los territorios, porque el compromiso es con la sociedad en su conjunto”.

“Enfrentar esta tarea exige de parte del Estado asumir el compromiso de velar por la sostenibilidad de las instituciones públicas de educación superior del país, por su presencia territorial a lo largo de Chile, por la acogida a grupos humanos vulnerables, por la experiencia de trabajo y vinculación en zonas y sectores donde no siempre hay otras instituciones que den respuestas y soluciones. De esta manera es que hoy requerimos se respalde ampliamente a todos y todas nuestros y nuestras estudiantes, y por ningún motivo dejar que se precaricen las instituciones de educación superior, menos la Universidad del Bío-Bío que tiene presencia birregional”, afirmaron.

En ese sentido, “como mujeres y desde nuestras diferentes facetas sabemos que las universidades públicas cumplen un rol de resguardo de manera complementaria e incluso pionera con las y los estudiantes y los territorios. La generación de medidas de restricción en la entrega de recursos o capacidades a nuestras instituciones afectarían no solo a la comunidad universitaria en su conjunto, sino a las posibilidades de salir delante de manera resiliente. Nuestro compromiso con lo público, la ciudadanía y los territorios son para nosotras un frente común de trabajo, solidaridad y permanente aporte”.

Finalmente hicieron un llamado a la Universidad del Bío-Bío en su rol de universidad pública y birregional asuma un posicionamiento estratégico en contra de la disminución de los recursos estatales, “porque las Universidades Públicas somos mucho más que instituciones de educación superior”.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día