viernes, 30 de octubre de 2020 Actualizado a las 14:09

BRAGA

Encuesta revela dificultad para acceder a salud sexual y reproductiva: 1 de cada 3 mujeres no dispuso de anticonceptivos durante cuarentena

por 23 julio, 2020

Encuesta revela dificultad para acceder a salud sexual y reproductiva: 1 de cada 3 mujeres no dispuso de anticonceptivos durante cuarentena
La segunda encuesta de “Acceso a Salud Sexual y Reproductiva”, realizada a mediados de junio por Corporación Miles, evidenció que en pandemia siguen habiendo problemas para acceder a métodos anticonceptivos, a exámenes para detectar VIH y a la prueba del Papanicolau, y a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, entre otros. De las entrevistadas, el 45% no pudo acceder a estos servicios que evitan embarazos no deseados, abortos inseguros o aumentos de casos de VIH. El estudio también reveló la urgencia de implementar telemedicina y atención domiciliaria para evitar el temor a contagio del Covid-19 que ha hecho que muchas personas no recurran a servicios de salud sexual y reproductiva.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El primer monitoreo sobre acceso a la Salud Sexual y Reproductiva en tiempos de pandemia, realizado en abril de este año, visibilizó un escenario preocupante: 4 de cada 10 personas tuvieron alguna dificultad para acceder a servicios de salud sexual y reproductiva, de acuerdo al diagnóstico realizado por la Corporación Miles.

Frente a ese escenario, la ONG realizó un segundo monitoreo en plena cuarentena total. Y los resultados siguen siendo alarmantes: El 45% de los encuestados presentó dificultades para acceder a servicios de salud sexual y reproductiva. Es decir, una de cada dos personas tuvo problemas. Asimismo, un 56% de las mujeres no pudo acceder a métodos anticonceptivos.

Este porcentaje es bastante por encima de lo anticipado por distintos organismos internacionales. Según la OMS, una disminución de un 10% en los servicios de salud sexual y salud reproductiva a causa del COVID-19 ocasionaría millones de embarazos no deseados y abortos inseguros a nivel mundial.  “En Chile estamos sobre el 40%, lo que es gravísimo, porque puede implicar miles de embarazos no deseados, abortos inseguros y muertes maternas. Esto ocurriría porque no se está entregando el servicio, por falta de stock de anticonceptivos y condones. O, bien, porque los profesionales de la salud carecen de los elementos de protección esenciales para ofrecer el servicio de forma segura”,  aseguran desde Corporación Miles.

Asimismo, la 2da. Encuesta de Acceso a Salud Sexual y Reproductiva, reveló que un 70,8% de quienes consumen métodos anticonceptivos, como píldoras, inyecciones y/o preservativos, percibió un aumento en los precios de éstos. Un 34% estima que el alza de precio es de hasta un 20% más.

El estudio también evidenció la preocupación de la población a contagiarse. Muchos de los encuestados prefirieron no acceder a salud sexual y reproductiva para evitar el contacto social que significa asistir a un recinto hospitalario. Esto se ve reflejado en las razones que dieron para no haber accedido, en algunos casos, al examen de VIH o del Papanicolau.

“Es urgente crear mecanismos para darle tranquilidad y seguridad a la población de no contagiarse y asegurar la atención en salud sexual y reproductiva que no signifique que la persona deba acudir a una atención médica presencial. Por eso, se hace necesario implementar telemedicina en recintos públicos, atención domiciliaria o el envío de exámenes para que la gente pueda acceder a estos servicios sin temor al contagio”, recomienda Anita Peña, directora ejecutiva de Corporación Miles.

Frente a esto la organización ha hecho un llamado a las personas que se han visto vulneradas a que se acerquen a la corporación  para poder buscar una solución a su falta de acceso. “Hemos acompañado varios recursos de protección presentados por personas naturales, a través de amicus curiae, para conseguir que accedan a prestaciones que hoy día no están siendo garantizadas por el Estado”, sostiene Javiera Canales, coordinadora legal de Miles.

Desde la corporación señalaron que seguirán emplazando a las autoridades para que garanticen el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva en tiempos de pandemia. “Es deber de los órganos del Estado fiscalizar el alza de anticonceptivos, la falta de stock y de acceso a prestaciones médicas en salud sexual y reproductiva, porque esto implica una vulneración a los derechos fundamentales de las personas, consagrados en la constitución chilena, como es el derecho a la vida, a la integridad física y psíquica”, agrega la abogada.

Principales hallazgos

Métodos anticonceptivos: La principal dificultad observada es el acceso a los métodos anticonceptivos, alcanzando un 74% de los encuestados. La principal razón que dieron las personas encuestadas es que no se estaba prestando el servicio (41%), había una falta de stock (39%) o no pudieron acceder porque habían subido de precio (38%). Un 56% de quienes tuvieron problemas, finalmente no pudo acceder a ellos.

PAP: La segunda dificultad se encuentra en la realización del examen PAP. El 32% de las personas que tuvo dificultades. La principal razón se debió a que no se estaba realizando el servicio (45%) y en segundo lugar a que las personas no estaban yendo a los centros de salud por temor al contagio (41%). Un 89% de las personas que declaró haber presentado esta dificultad, no se realizó el exámen.

VIH: En tercer lugar, se observa una dificultad en la realización del examen VIH. Del total de personas que declararon obstáculos, un 24% fue para realizarse el examen que detecta el VIH. La principal razón es que los servicios no están realizando la prueba (49%) y luego porque las personas tienen temor a contagiarse de Covid 19 (46%)

Acceso a condones: Un 23,5% de las personas declaró no haber podido acceder a condones peneanos y/o vaginales, principalmente, por no querer acudir a los servicios de salud por temor al contagio de Covid 19 (48%) y luego porque éstos no se estaban entregando (38%). Es importante visibilizar que un 57% de las personas que tuvo este problema, declaran no haberlo podido resolver.

Percepción de los precios de MAC: Un 70,8% de las personas que consumen píldoras, inyecciones y/o preservativos, percibe un aumento en los precios de los métodos anticonceptivos. De ellos, un 34% estima que el alza de precio es de hasta un 20% más.

Ley IVE: Un 4.2% tuvo problemas para acceder a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, debido a falta de stock (60%) y/o por temor a contagiarse (50%). De ellas, un 60% no pudo resolver su necesidad.

Productos de higiene menstrual: Un 14% tuvo problemas para conseguir productos de higiene menstrual, debido a un aumento de precio (45%) y por temor al contagio (38%).

Finalmente Canales, señaló que las medidas que ha tomado el Gobierno por esta situación han sido “casi inexistentes y tardías. Esto se refleja en la falta de stock disponible de prestaciones médicas y medicación en salud sexual y reproductiva que devela la información solicitada por transparencia y nuestra encuesta".

“Creemos que debiese aplicarse la normativa vigente (normas nacionales de la regulación de la fertilidad), además de  un protocolo para el manejo de la IVE en pandemia, y asignar el aborto como una prestación esencial. En este sentido, se hace urgente que se provea a los servicios públicos de los insumos suficientes para la ejecución de esta prestación. Adicionalmente, debe darse una interpretación amplia de causales, principalmente de lo que se entiende por riesgo de vida y las implicancias que tiene un embarazo no deseado en la vida de las mujeres y niñas”, concluyó.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día