martes, 23 de octubre de 2018 Actualizado a las 19:55

Daredevil, una película

Cultura - El Mostrador

Un nuevo comics de Marvel al cine

por 5 abril, 2003

Basado en el legendario personaje que Stan Lee y Bill Everett crearon en 1964, época del oro de los comics (Los cuatro Fantásticos, Los X Men, El Hombre Araña, Hulk, entre otros), este típico filme de superhéroes cae en el error de los excesos visuales y argumentales trasformando la historia en poco creíble y bastante monótona.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Con el correr de los años hemos aprendido que las adaptaciones de comics al cine no son muy satisfactorias. Salvo algunas excepciones, estas producciones se transforman tan sólo en productos comerciales que por lo general decepcionan a los fans de las historietas y al público medianamente exigente.



Historias mal desarrolladas, personajes erróneamente presentados y aburridas y repetidas historias de amor se transforman en la tónica de este tipo de adaptaciones fílmicas, que pese a presentar grandes efectos especiales, interesantes bandas sonoras y deslumbrantes escenografías, pierden el horizonte de la narración, creando baches en la historia y por ende en el desarrollo de los personajes, en un error a veces gravísimo de prioridades.



Daredevil, incurre en muchas de estas equivocaciones, siguiendo una línea en la que muchos han caído. Secuencias casi absurdas como el primer encuentro entre Ben Affleck y Jennifer Garner en donde de la nada comienzan una pelea en una especie juego de seducción en medio de un parque infantil, descolocan al espectador que se hunde en su butaca esperando alguna respuesta a tal irracional escena.



Si bien esta adaptación realizada por Mark Steven Jonson tiene puntos interesantes de tensión, medianamente bien dispersos, además de la gran avalancha publicitaria que acarrea el personaje, Daredevil presenta actuaciones que luchan en la línea de lo regular, una dirección bastante discutible y por supuesto un guión muy mediocre.



La historia gira en torno a Matthew Murdock (Affleck), un abogado que perdió la vista de niño por culpa de un accidente con un camión que transportaba tóxicos que se le vierten pero que a la vez, le otorgaron unos poderes especiales que le permiten ''ver'' mediante un radar, como los murciélagos.



Atormentado por su ceguera y por la muerte de sus padres cuando era un niño, Daredevil vive sólo para hacer pagar a los delincuentes todo el mal que él ha recibido en su vida. En esta ocasión tendrá que enfrentarse a Kingpin (Michael Clarke Duncan) y Bullseye (Colin Farrel).



Daredevil vive en un mundo de eterna noche, pero su oscuridad está llena de sonidos y aromas, gustos y texturas que la mayoría de las personas no son capaces de percibir. Aunque el abogado Matt Murdock es ciego, sus otros cuatro sentidos se han agudizado hasta convertirse en poderes sobrehumanos. De día, Murdock representa a los oprimidos. De noche, es Daredevil, un vigilante enmascarado que patrulla las oscuras calles de la ciudad, un implacable justiciero.



Los dedos de este héroe ciego pueden sentir las tenues marcas de la tinta en una página impresa, lo que le permite leer a través del tacto. Puede percibir cambios insignificantes en la temperatura y la presión de la atmósfera que lo rodea. Daredevil puede identificar a las personas a través del olfato, sin importar que éstas hayan intentado camuflar su olor natural. Puede oír el latido de un corazón a una distancia de casi siete metros y saber si alguien está mintiendo por el cambio en su ritmo cardíaco, además de identificar a las personas por la pauta concreta que tenga su latido. Daredevil posee las habilidades acrobáticas de un artista de circo y las facultades



A diferencia de otros personajes de Marvel sujetos a accidentes radioactivos que alteraron drásticamente su constitución física o biológica, Daredevil siguió siendo fundamentalmente humano. Después del accidente le pierde miedo a vivir, a arriesgarse y luchar por la justicia, para lo cual se embarca en un programa de entrenamiento para fortalecer el cuerpo, su mente y sus sentidos.



Daredevil siguió siendo un cómic popular a lo largo de la década de los 60 y 70, pero cuando Frank Miller tomó las riendas de la historieta en 1980, el personaje se convirtió en una de las tiras cómicas más importantes y mejor vendidas de Marvel. Miller le infundió a los personajes un tono sombrío, agudo y realista, que para el universo de los cómics era algo novedoso. Con el paso de los años, Miller introdujo personajes importantes en el mundo del superhéroe, tales como Elektra, prometida de Matt (Jennifer Garner en la cinta).



Mark Steven Jonson, director de Daredevil, en un admirable y gran esfuerzo por llevar la historieta a la pantalla grande, realiza un trabajo lleno de dinámicas secuencias de acción, que por momentos entretienen y hacen olvidar que estamos frente a una común y corriente película sobre superhéroes. Sin embargo, la cinta abusa de ello en desmedro del esclarecimiento o buen desarrollo de cada subhistoria, dejando de lado una clara y coherente narración.



Ligera, a ratos entretenida y con un ritmo parejo, Daredevil es un filme que no quiere o no tiene los elementos para trascender en ningún orden de cosas, lo que convierte a esta adaptación -con características de videojuego- en un simple y liviano ejercicio de jugar a hacer cine.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV