lunes, 30 de noviembre de 2020 Actualizado a las 17:37

Dictará dos charlas en el marco del Festival Internacional de Cine de Mujeres 2016

Cultura - El Mostrador

Entre cables y tuercas: el mundo de Melina Frías en las superproducciones de cine

por 28 marzo, 2016

Entre cables y tuercas: el mundo de Melina Frías en las superproducciones de cine
Oriunda de Málaga, en Andalucía, España, esta "capitana" de transportes y electricista de la industria audiovisual a escala global, lleva cinco años cambiándose de un país a otro, según los requerimientos del mundo del cine. Ha trabajado en producción de millonarios presupuestos, como "Piratas del Caribe", "Spectre" (James Bond) y en "Star wars: El despertar de la fuerza", entre muchas otras. Hoy se encuentra en Chile como invitada internacional de Femcine, que se inaugura este martes. En este artículo de El Mostrador C+C, Frías cuenta cómo es manejar por dentro la logística que permite "mover" a una gran producción cinematográfica.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Melina Frías tiene una premisa: nunca decir que no a lo difícil en el mundo laboral, ni rechazar oficios que culturalmente se asocian a un trabajo de hombres.

En los últimos cinco años, impulsada –como afirma– "por aciertos y desaciertos", ha estado al centro de las últimas superproducciones de Hollywood. "Partí con Knigth & day, con Tom Cruise y Cameron Díaz, luego seguí con Piratas del Caribe, Frankenweenie, de Tim BurtonFuria de TitanesExodus: Gods and Kings, de Ridley Scott y Christian Bale como protagonista; Rápido y furioso; Spectre, la última de James Bond, y recientemente en Star Wars, el despertar de la fuerza".

En cada una de dichas películas, Melina se ha desenvuelto entre cables y tuercas, primero como electricista de luces y luego como "capitana" de transporte; una división del área de Producción que se encarga "de mover toda una película", incluyendo en ello a cientos de camiones, toneladas y toneladas de equipo y hasta helicópteros. "Es un trabajo contrarreloj, en el que hay que tener mucha organización, pero que ¡vaya que me encanta!".

Melina, de nacionalidad española, se encuentra en Chile como invitada internacional de la sexta edición del Festival Internacional de Cine de Mujeres, Femcine, para dictar dos charlas sobre la experiencia de la Producción en películas de millonarios presupuestos. "No he parado desde 2011. A veces estoy tres meses en un sitio, luego otros tres en otro, pero cuando me invitaron de Fem, no lo dudé, y aunque no sabía qué iba estar haciendo en marzo, decidí darme un respiro. Rechacé un trabajo muy lindo en Italia y aquí estoy", dice con soltura.

melina3

El trabajo que rechazo requería su organización para el rodaje de Wonder woman (La mujer maravilla), la próxima película estadounidense de superhéroes basada en el personaje de DC Comics del mismo nombre.

¿Pero cómo llegó esta andaluza a participar de las grandes producciones cinematográficas que generan millones de dólares?

Algo más que bocadillos

Para entender cómo llegó esta comunicadora audiovisual a estar detrás de cámara en filmes protagonizados por actores, actrices y directores de fama global, Melina cuenta que primero hay que entender cuál es la naturaleza del área de producción. "Una película no está hecha solo de directores y de productores ejecutivos, que son los que ponen la plata. Muchas veces cuando se piensa en producción, la gente se imagina a la chica que está a cargo de los bocadillos, pero es mucho más que en eso. Un área de producción puede mover hasta mil personas, en diferentes partes del mundo y todo al mismo tiempo", explica. "En términos sencillos, es todo lo que protege que una película se lleve a cabo y con oficios muy lindos, que mucha gente desconoce", dice.

melina1

Oriunda de Málaga, Melina Frías partió estudiando periodismo de forma simultánea con arte dramático. Como suele suceder, a poco tiempo combinó ambas áreas y se cambió a comunicación audiovisual. "Mi primer trabajo, no fue en cine, fue en teatro, y curiosamente no tuvo nada que ver con el mundo audiovisual. Mi trabajo fue de eléctrico, a cargo de las luces", recuerda.

En esa función le llegó su primera oferta de cine para una producción local de bajo presupuesto. "Querían alguien que supiera organizar y así comencé", asume.

El punto de partida a su carrera en las superproducciones se inició con Knigth & day, protagonizada por Tom Cruise y Cameron Díaz. En el filme, rodado en parte en el centro de Cádiz –provincia de la comunidad autónoma de Andalucía– a Melina le tocó participar en la división de Localización.

"Cuando se filman películas como ésta, donde hay persecuciones a gran velocidad en calles muy angostas como las que hay en el centro de Cádiz, el mayor desafío es la seguridad. Había que estar en cada casa evitando que la gente saliera a la calle o comunicándoles a los dueños de negocios que no podían abrir sus tiendas. Era un trabajo de alto estrés, no porque si alguien saliera se parara la filmación con el típico ¡cooorte!, sino porque podía pasarle una moto por encima, o un toro, ya que para esta película soltaron 7 toros por la principal avenida", relata.

melina

Tal como está el área de Localización, en el departamento de Producción –explica– existe el área de Finanzas, "que tiene que prever, por ejemplo, que estén todos los pagos al día, y a veces en varias divisas, como euro, dírham marroquí o peso mexicano". El área de catering "también es muy relevante, porque como que no tengas un catering abundante para los equipos técnicos que llevan 12 horas cargando hierro, ¡vaya!, ni te lo explico. Otra área vital en este tipo de producciones, es la de transporte, que literalmente es la que mueve la película".

Después de trabajar en la cinta de Cruise y Díaz, Melina se fue a Londres a estudiar inglés y entró a trabajar a una empresa de transporte manejando camiones. Fue allí cuando la llamaron para sumarse al equipo de Piratas del Caribe: En Mareas misteriosas, protagonizada por Johnny Depp y Penélope Cruz. Este fue el comienzo de su trabajo como coordinadora de transportes, o "capitana", oficio que la ha llevado a participar de lo más granado de la industria audiovisual mundial.

melina6

Frigoríficos en Star wars 7

Dentro de cientos de anécdotas que ha vivido a cargo de transportes, Melina recuerda que, según requerimiento de la película, muchas veces se filma en condiciones extremas.

Uno de estos casos tuvo lugar en Emiratos Árabes, donde se filmó todo lo relativo al planeta desértico Jakku, de Star Wars: El despertar de la fuerza. 

"Había momentos en que la temperatura llegaba a 57 grados. Era tanto el calor que en producción había un área de aguas, es decir, personas que se dedicaban a reponer la botella con agua que todos cargábamos en el cinturón, apenas se terminara", comenta. "Durante estos días, fue que tuve que alquilar dos camiones tráiler frigoríficos. Pero no fue para el catering. Estos camiones eran para los técnicos y actores debajo de los disfraces de las bestias de Star wars. Eran camiones para que la gente pudiera enfriarse y recuperara su temperatura corporal. Había momentos en que todo el mundo estaba dentro de las neveras", ríe.

Recuerda también que cuando le tocó participar en producción de esta película, ver a los stormtroopers le provocaba mariposas en la panza, "ya que una los conoce desde chica, pero después ver lo incómodos que estaban los extras con esos trajes y comiendo en el camión el catering, todo ese encanto se esfumó".

En estas producciones –asegura– el área de Transportes es vital. "Tiene que estar todo a tiempo. Si un equipo mío no llega a tiempo con el director de fotografía, la película no puede filmarse y por cada cinco minutos que se retrase, son miles de dólares que se pierden".

melina4

Las películas de grandes presupuestos –relata– generalmente se filman en varios países, y "todo lo necesario debe ser transportado a tiempo, sin que un sombrero, por ejemplo, se pierda o retrase, ya que eso genera un problema de continuidad. La regla general es que en una producción a lo menos trabajen 300 personas. "En transporte yo nunca tengo menos de 100 a mi cargo", detalla.

Hay películas, sin embargo, en que la complicación es aun mayor, como se dio en el caso de Exodus: Gods and Kings, de Ridley Scott. En este filme de época, que protagoniza Christian Bale –recuerda Frías– las necesidades de producción del director de Blade Runner puso en marcha a cerca de 2.000 personas. "Imagínate lo que significa coordinar todo eso. Fue una locura, pero ese caso es excepcional", cuenta.

Una cuestión de carácter

Ejercer como coordinadora del área de Transportes o haber cumplido funciones como eléctrico en Frankenweenie, la película de stop motion dirigida por Tim Burton, ha requerido fuertes dosis de carácter, especialmente en una industria en que mundialmente la mayoría de las labores que se dan en el rodaje de una película están realizadas por hombres.

"Nunca me ha tocado trabajar en una gran producción que haya sido dirigida por una mujer o que la directora de fotografía sea una mujer. Hay que abrirse paso y lidiar con estereotipos. No digo que haya discriminación, pero, por ejemplo, cuando un hombre está a cargo de transportes le llaman 'capitán', pero cuando es una mujer la que ocupa ese rol, le llaman coordinadora. Yo quiero que me llamen capitana".

melina8

Invitada por Antonella Estévez a la sexta edición de Femcine –que se inaugura este martes y que contará con más de 70 cintas en 12 sedes– la capitana de Transportes dictará dos charlas para personas del mundo audiovisual o para público que no pertenece al rubro. "En la escuela de audiovisual nunca me contaron que existe este mundo en el cine. Eso es lo que yo quiero transmitirles. Que producción es un área indispensable en el cine y que hay muchos oficios, que se desconocen, en los que uno se puede desarrollar profesional y felizmente", concluye.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV