sábado, 23 de octubre de 2021 Actualizado a las 18:24

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Franco Berardi y su tesis sobre el apocalipsis en la obra ‘Wrong Ninna Nanna’: “La pandemia ha marcado el momento del colapso”

por 27 junio, 2021

Franco Berardi y su tesis sobre el apocalipsis en la obra ‘Wrong Ninna Nanna’: “La pandemia ha marcado el momento del colapso”

"Vía dell´ Inferno" en Bolonia, Italia

“Wrong Ninna Nanna” (Canción de cuna equivocada), es el nombre de la obra musical y documental escrita por el filósofo italiano Franco (Bifo) Berardi, musicalizada y producida por Marco Bertoni, con las voces de Bobby Gillespie y Lydia Lunch. La también llamada banda sonora del Apocalipsis busca representar en este filme -disponible para ver en esta publicación-, “imágenes de tiempos complicados, de nuevas rutas migratorias, de violencias cada vez más brutales, de crisis financieras y ambientales, de revueltas que, desde Hong Kong llegan a Santiago, pasando por Beirut y París. Imágenes que, sobre todo, pueden representar una pandemia mundial”, comenta Bifo en entrevista con El Mostrador Cultura.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El filósofo italiano Franco (Bifo) Berardi, junto al músico, productor y compositor Marco Bertoni dan vida al proyecto Wrong Ninna Nanna, -disco estrenado por 35mm, el subsello de 42 Records-, una obra audiovisual que además cuenta con las voces destacadas de Bobby Gillespie y Lydia Lunch, y la colaboración para el videoclip del dúo artístico Cuoghi Corsello.

Ninna nanna (nana en castellano), es el canto que la madre tararea a su niño cuando llora o no quiere dormirse. Es un cantar dulce y tal vez melancólico, pero siempre amoroso”. Sin embargo, “es una canción equivocada, torcida, imposible. ¿Cómo se puede cantar cuando el terror no se aguanta, cuando entendemos muy bien que el terror se extenderá en el futuro porque no vemos en ningún lugar una alternativa al infierno neoliberal?”, señala Franco Berardi sobre el significado del nombre del filme en conversación con El Mostrador Cultura.

“La idea de escribir estos poemas horribles que he escrito, me vinieron a la cabeza después de ver la película Cafarnaúm de Nadine Labaki, una magnifica valiente directora libanesa. En esta película un niño de diez años que se llama Zein denuncia a sus padres por haberlo puesto en el mundo, en este mundo, en un campo de refugiados sirios de Beirut. ¿Por qué lo han hecho?, ¿por qué seguimos procreando cuando sabemos que no hay la mínima posibilidad de una vida feliz?, ¿por qué seguimos llevando a inocentes al infierno del fascismo neoliberal?, ¿por qué lo hacemos cuando sabemos que el mundo se está estrechando debido a la catástrofe ecológica global, y no puede acoger una ulterior expansión demográfica?, ¿por qué los gobiernos polaco, francés e italiano pagan a las mujeres para procrear infelices, cuando hay millones de niños africanos que podrían ser acogidos en Europa y los rechazamos en su infierno porque en nuestro infierno solo queremos niños blancos?”, son algunas de las preguntas que motivaron al filósofo italiano a escribir los textos de Wrong Ninna Nanna.

“Hoy pienso a las madres de Gaza que el fascismo israelí está estrangulando, pienso a las madres de Afganistán que viven en el terror del fascismo islamista que la guerra occidental ha reforzado. Pienso a una madre en un barco que atraviesa el mar mediterráneo escapando con su niño de la violencia de los campos de concentración libios, rechazada por los racistas italianos, aterrorizada por las olas nocturnas del mar.

Imagino qué tipo de canción puede cantar una madre que ha sido obligada a escapar de Nigeria por la violencia islamista de las regiones del norte, a escapar del esclavismo y las violaciones de los libios que Italia paga porque torturen a los que buscan refugio”, añade.

Sobre el proceso de creación, Bifo cuenta que, “con mi amigo músico Marco Bertoni (un viejo compañero de la época no wave de Bolonia, al comienzo de los anos ’80) hemos concebido esta obra como se construye un objeto apotropaico: un objeto simbólico que muestra el horror para exorcisarlo.Hemos convocado los artistas Cuoghi y Corsello para crear un video, y hemos pedido a la cantora y poeta Lydia Lunch y al músico y vocalista de los Primal Scream, Bobby Gillespie, mezclar sus voces con las palabras, los sonidos y las imágenes de una pesadilla que es la pesadilla de la realidad del mundo después de cinco siglos de colonialismo, y cinco décadas de fascismo neoliberal”.

Imagen de Wrong Ninna Nanna

-¿Consideras que la situación que viven actualmente los migrantes es una radiografía del apocalipsis, y tomando en cuenta este escenario, qué podemos esperar del mundo?

-Creo que la condición de los migrantes es la prueba más clara del hecho que la humanidad no puede ser humana si no enfrentamos la herencia de cinco siglos de colonialismo, si la raza depredadora no restituye lo que ha depredado. Europa no puede cerrar sus fronteras a las víctimas de la devastación ecológica producida por el extractivismo belga, francés e italiano. No puede rechazar a los afganos y los sirios que escapan de una guerra que los occidentales han llevado en sus países.

La dominación blanca ha producido esta condición de miseria y de terror. Malditos sean los que no reconocen esta responsabilidad. ¿Qué podemos esperar? Ante nada, podemos esperar que las mujeres sean libres de la obligación de reproducir una humanidad patriarcal y oprimida y al mismo tiempo podemos esperar que la sociedad salga de la locura consumista extractivista producida por el capitalismo.

Lo que pasa en Chile no es un acontecimiento marginal: puede revelarse un emergente global, la primera experimentación de una existencia social postapocalíptica.

El despilfarro consumista de la minoría blanca ha producido la devastación del medio ambiente. Salir de la locura significa transformar la sociedad en un sentido igualitario y frugal. La frugalidad es un carácter esencial de una transformación igualitaria y humanista. Frugalidad no significa pobreza, al contrario: significa buscar el placer en la relación con los cuerpos y las almas, no en la propiedad de innumerables objetos de plástica inútil y dañina para los océanos.

Frugalidad significa liberar tiempo para el placer, liberar espacio mental para el conocimiento y la poesía. Frugalidad significa primacía del útil concreto sobre la acumulación abstracta y frugalidad significa redistribución de los recursos a nivel nacional y a nivel global.

Me preguntas qué podemos esperar: podemos esperar que el proceso constitucional chileno establezca principios redistributivos, igualitarios y frugales. Sería el signo que es posible liberar al futuro de la violencia fascista y capital-extractivista.

Lo que pasa en Chile no es un acontecimiento marginal: puede revelarse un emergente global, la primera experimentación de una existencia social postapocalíptica.

-¿La poesía es un modo de aprender a respirar en el infierno?, ¿qué más propones para disipar la asfixia?

-Poesía para mí significa cualquier acción que pueda revelar horizontes de sentido mas allá del horizonte establecido. Una acción semiótica que sugiere la posibilidad de otros mundos. La poesía es la búsqueda de un ritmo armónico con la naturaleza y con el deseo, más allá de la aceleración digital.

La sociedad global está atravesando un espasmo, una convulsión dolorosa para el cuerpo y la mente colectiva. Sabemos que el espasmo ha sido provocado por la aceleración del ritmo: demasiado trabajo, demasiada dependencia de las máquinas. Como en la película de Ken Loach Sorry we missed you, como en la película de Philip Todd The Joker; a un cierto punto el organismo colectivo colapsa.

La pandemia ha marcado el momento del colapso. Cuando los rebeldes chilenos escriben “No era depresión era capitalismo”, dicen que la causa de la tristeza es la obsesión acumulativa, la competencia continúa en la precariedad, la pobreza. A la salida del trauma pandémico es muy probable una epidemia de depresión crónica, y del otro lado, de agresividad psicótica. La insurrección poética es la terapia preventiva contra la depresión y la agresividad.

Ver el filme:

 WRONG NINNA NANNA

Franco "Bifo" Berardi: textos

Marco Bertoni: música

Lydia Lunch: voz

Bobby Gillespie: voz 

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV