martes, 28 de septiembre de 2021 Actualizado a las 19:26

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Las Salinas, el pasivo ambiental que enfrenta a la comunidad de Viña con la familia Angelini

por 11 julio, 2021

Las Salinas, el pasivo ambiental que enfrenta a la comunidad de Viña con la familia Angelini
Durante más de 80 años, 160 mil metros cuadrados en el borde costero de Viña del Mar fueron expuestos a una gran contaminación. Actualmente la empresa inmobiliaria Las Salinas, propiedad la familia Angelini y empresas Copec, tiene planificado realizar un millonario proyecto de infraestructura. Para realizar aquello debe realizar un saneamiento de la superficie a través de una bioremediación bacteriológica, es decir, una descontaminación con bacterias que degradan los hidrocarburos. No obstante, la organización Movimiento un Parque para Las Salinas, se opone rotundamente a esta remediación ya que preven un peligro bacteriológico para las y los ciudadanos. “La inmobiliaria tiene un vacío ambiental con la ciudad de Viña del Mar, un vacío que significa 80 años de contaminación ambiental en ese paño y parece lógico que la única forma de remediar y aportar a la ciudad es crear un parque, un pulmón verde para esta ciudad”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La inmobiliaria Las Salinas de empresas Copec está en una fase decisiva para mover las tierras contaminadas y comenzar el proyecto de bioremediación bacteriológica, para así poder construir el megaproyecto inmobiliario en la ciudad de Viña del Mar. Sin embargo, la oposición al proyecto de una buena parte de la comunidad de Viña no hace más que crecer debido al riesgo para la salud de las personas que -aseguran- significa convivir en un área altamente contaminada y cuyo proceso de descontaminación propuesto por la empresa controlada por la familia Angelini multiplica las dudas. Esto luego que el Colegio Médico, que antes había dicho que el procedimiento era inocuo, ahora en una reciente ampliación de un informe, sostiene que es necesario más estudios que se puedan contrastar.

El terreno de Las Salinas fue utilizado entre 1919 y 2003 por distintas empresas para almacenar combustible y para la fabricación de lubricantes y químicos agrícolas. Los derivados de petróleo, pesticidas y otros elementos químicos de estas actividades fueron contaminando las tierras hasta las napas subterráneas y el borde costero de los 160 mil metros cuadrados que componen la superficie.

A través de numerosos intentos de la empresa COPEC para obtener una Resolución de Calificación Ambiental (RCA) para poder iniciar un proceso de descontaminación la Comisión de Evaluación Ambiental de Valparaíso aprobó el proyecto de remediación.

Para hacer viable el proyecto la Inmobiliaria pretende realizar una bioremediación bactereológica, es decir introducir un grupo de bacterias cuya función sería eliminar los hidrocarburos presentes en el terreno.

Sin embargo, el Movimiento un Parque para Las Salinas, ha hecho públicas distintas falencias en el Estudio de Impacto Ambiental, la Evaluación de Riesgos a la Salud Humana y especialmente la metodología de remediación propuesta por COPEC.

El ambientalista Gonzalo Pavez es parte de Movimiento Un Parque para Las Salinas y está involucrado la causa socioambiental del paño hace más de 10 años, sostiene que hay una deuda ambiental por parte de la empresa con la comunidad de Viña del Mar.

“Lo que hace la bioremediación es esconder que se van a llevar estas bacterias no logran degradar ni siquiera una gran cantidad de compuestos químicos solamente una pequeña parte. Entonces como comunidad no queremos que se mueva ningún gramo de tierra y queremos que el paño se transforme en un parque y que la empresa pague su deuda ambiental”, afirmó.

La organización expresa que los efectos adversos podrían cancerígenos, mutágenos, neurotóxicos e inmunotóxicos de los contaminantes en las personas, además de los  riesgos patógenos de las bacterias usadas en el proceso.

El abogado de la  Corporación Pro Defensa Del Patrimonio Histórico Y Cultural De Viña Del Mar, Gabriel Muñoz expresó :“la comunidad en su mayoría está en contra del proyecto porque nadie sabe los hidrocarburos que hay en paño Las Salinas porque  los únicos que han podido entrar al paño es la propia empresa”.

Las causas judiciales vigentes

Actualmente la Corporación Pro Defensa Del Patrimonio Histórico y Cultural De Viña Del Mar junto con un Movimiento un Parque para Las Salinas presentaron un recurso de protección contra Servicio de Evaluación Ambiental y el Comité de Ministros que realizó la RCA de Las Salinas. Ya que se le solicitó a este comité que suspendieran las intervenciones de bioremediación en el paño y las rechazaron. La corte declaró admisible el recurso y se encuentra en trámite.

Además, 43 personas de la comunidad de Viña del Mar presentaron las falencias del Estudio de Impacto Ambiental en el Comité Evaluador Ambiental (CEA) y posteriormente se presentaron 28 reclamaciones contra la RCA en el comité de ministros. A raíz de las reclamaciones el Servicio de Evaluación ambiental Nacional ofició a 6 servicios del Estados con la finalidad de aclarar las reclamaciones de la comunidad.

Dentro de estos oficios, el pasado 22 de enero, el intendente regional Jorge Martínez reconoció haber aprobado el proyecto inmobiliaria sin los antecedentes necesarios.

El abogado que presentó el recurso de protección, Gabriel Muñoz expresó que la aprobación del proyecto que realizó el intendente constituye una falta importante.

“Hubo una falta administrativa grave del intendente al momento de aprobar la Solicitud de Calificación Ambiental.  Lo hizo de manera inconsulta con el gobierno regional que era opositor al proyecto”, manifestó Muñoz.

También, se generaron oficios a la subsecretaría de salud Paula Daza, donde se solicita información sobre innumerables impactos a la salud humana sin evaluar. Adicionalmente a la subsecretaría de Medio Ambiente y a la dirección General de agua (DGA), que después de 6 meses no han sido contestadas, a pesar de los numerosos ultimátum del SEA.

La posición del Colmed

Pese a que en noviembre de 2020, el departamento de Derechos Humanos Medio Ambiente y Biodiversidad del Colegio Médico Regional Valparaíso publicó el “Informe sobre biorremediación en Las Salinas”, sostuvo que las bacterias no presentarían un riesgo de bioseguridad para la comunidad, en una ampliación del mismo informe el Colmed repara en la necesidad de seguir recogiendo información en un pronunciamiento que relativa sus posición inicial.

"Si bien nuestro informe siempre tuvo un carácter de insumo interno (...) nos parece valioso que por el interés que tiene en la comunidad pueda ser consultado y contrastado con otros que también puedan encontrarse a disposición de la ciudadanía"-.

Ante esta información activista de la Corporación Pro Defensa Del Patrimonio Histórico Y Cultural De Viña Del Mar sostuvo que la información publicada por el Colmed aunque es interesante, no es suficiente.

“Para nosotros como Corporación nos parece bastante insuficiente esta respuesta puesto que lo esperamos es que ellos hagan pública una resolución que fundamenta sus dichos que es lo que nosotros venimos diciendo que hay un riesgo para la salud de las personas que presenta el mecanismo de Las Salinas de la Inmobiliaria y la familia Angelini para remediar el terreno”.

Ante las insistencias sobre las falencias metodológicas a las distintas autoridades ambientales el Movimiento Un Parque para Las Salinas se reunió con el Seremi de Salud de Valparaíso, Georg Hübner para exponerle sus preocupaciones sobre los daños a la salud que produciría la bioremediación el 24 de junio.

Según testigos presentes en la reunión el Seremi habría admitido que hay ciertas consideraciones que no están presentes en la Evaluación Ambiental y le solicitó a la organización más antecedentes al respecto.

“Como Movimiento un Parque para Las Salinas nos reunimos con el Seremi de salud en una audiencia pública y se pidieron antecedentes de los estudios que estamos realizando y admitieron que hay elementos que faltan dentro de la evaluación ambiental o del proyecto que se debe hacer que es un estudio epidemiológico”, expresó Gonzalo Pavez.

Al solicitar una entrevista para El Mostrador, el equipo de comunicaciones de la secretaría expresó que el Seremi Georg Hübner no se referiría al tema.

“La inmobiliaria tiene un vacío ambiental con la ciudad de Viña del Mar, un vacío que significa 80 años de contaminación ambiental en ese paño y parece lógico que la única forma de remediar y aportar a la ciudad es crear un pulmón verde para esta ciudad”, sentenció el abogado Gabriel Muñoz.

Revisa el comunicado emitido por el Colmed de Valparaíso a continuación:

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

¿Otra vez San Miguel?

Envíada por Catalina Pérez Salinas, Andrés Dibán Dinamarca y Belén Burgos Roig | 28 septiembre, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV