martes, 27 de octubre de 2020 Actualizado a las 01:08

OPINIÓN

Autor Imagen

Montillomanía

por 11 enero, 2020

Montillomanía
No es el mismo que se fue a Brasil y donde triunfó ni más ni menos que en Cruzeiro, Santos y Botafogo. Ha pasado una década y mucha agua bajo el puente de la historia de la ardilla. Incluso pasó por una etapa muy especial de su vida familiar y por lesiones dejó el fútbol, luego se reencantó y volvió con todo en Tigre. Su llegada lo convierte casi en un salvador a esta complicada U.de Chile que coqueteó con el descenso, pero claramente Montillo no tiene la capa de superhéroe, el trasandino sabe que las expectativas con él son muy altas, que tiene que responder a un cartel de figura que él mismo dejó hace diez años y eso, se quiera o no, estará presente en cada partido.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cuesta recordar imágenes como las del martes 8 de enero, cuando más de 300 hinchas llegaron hasta Pudahuel para recibir a Walter Damián Montillo. Escenas literales de rockstar. Todos los querían tocar, abrazar y tener una selfie del momento preciso en el cual llegó uno de los nuevos jugadores que tendrá la "U" modelo 2020 , de quien -a pesar de sus 35 años- se tiene altas expectativas, por el pasado del volante y lo que venía haciendo en la liga argentina.

No es el mismo que se fue a Brasil y donde triunfó ni más ni menos que en Cruzeiro, Santos y Botafogo. Ha pasado una década y mucha agua bajo el puente de la historia de la ardilla. Incluso por una etapa muy especial de su vida familiar y lesiones, dejó el fútbol, pero se reencantó y volvió con todo en Tigre. Su llegada lo convierte casi en un salvador a esta complicada U.de Chile que coqueteó con el descenso, pero claramente Montillo no tiene la capa de superhéroe, el trasandino sabe que las expectativas con él son muy altas, que tiene que responder a un cartel de figura que él mismo dejó hace diez años y eso, se quiera o no, estará presente en cada partido.

La columna vertebral es de jugadores de mucha experiencia y recorrido como Rodríguez, González, Beausejour, Espinoza, Montillo y Larrivey. Ahí creo que la dirigencia azul con el trabajo de Goldberg y Vargas se anotaron un acierto. Por que la U no debe olvidarse del objetivo principal: No descender. Y estos nombres y hombres no están acostumbrados a vivir esta sensación. Deben convivir con esta tremenda presión y seguramente la vivirán cada fin de semana.

El otrora “buque insignia” deberá ser uno de los líderes dentro y fuera de la cancha, en un equipo que tendrá que convivir con el fantasma de Jhonny Herrera, el último gran ídolo de la fanaticada azul.

Pero no solo Montillo deberá mostrar sus cartas credenciales. También lo deberá hacer el argentino Joaquín Larrivey, que llegó para ser el goleador. Hombre de área, con un basto recorrido, a sus 35 años igual debe mostrar más que nadie que viene a ser refuerzo y no incorporación. Larrivey es el perfil de centrodelantero de la U, de buena estatura, juego aéreo, saber aguantar de espaldas al arco y ser pívot de los volantes o su otro acompañante en punta. Es recordar nombres como Báez, Maestri, Pinilla u Olivera. A priori, por condiciones y experiencia, el ex Cerro Porteño podría ser considerado como “calado”, pero al igual que Montillo no es un mago y por lo mismo, Caputto deberá ir armando una idea de juego durante el torneo con estas dos piezas claves.

Pablo Aránguiz tiene condiciones de sobra para triunfar en los azules. Puede ser el jugador distinto en la zona de ataque. Si está totalmente focalizado, tiene gambeta, freno, sabe encarar y además le gusta el mano a mano, una habilidad tan compleja de encontrar hoy por hoy en muchos jugadores. Habrá que ver cómo le saca provecho el técnico Caputto, ya que en Unión Española venía jugando de puntero o wing y ahí, demostró muchas de esas cualidades que lo hacen un jugador proyectable a la selección.

Luis del Pino Mago, seleccionado venezolano y de buenas campañas con Palestino, es un jugador correcto y será seguramente el central por izquierda, haciendo dupla con Osvaldo González. El llanero ya sabe lo que es la liga chilena y en los azules podrá seguir creciendo. Los jóvenes Fernando Cornejo y Sebastián Galani llegan más bien como apuestas y proyectables. Si bien son buenos jugadores, deberán esperar el turno, ya que en la zona media tienen para comenzar como titulares la camiseta más asegurada Camilo Moya y Gonzalo Espinoza. Ojo con Cornejo, hijo del "gran corazón de minero" Fernando Cornejo padre; puede ser una agradable sorpresa por su forme de sentir el juego: mucha dinámica y atrevimiento para llegar al área rival.

Haciendo una radiografía por ahora U.de Chile ha contratado bien, pero mirando en la profundidad los azules sumaron jugadores de edad: Montillo y Larrivey y agregó juventud en Luis del Pino Mago (25), Pablo Aránguiz (22), Fernando Cornejo (24) y Sebastián Galani (22 años).

Se ha ido rejuveneciendo el plantel. En parte si. No obstante, si hacemos una posible formación titular; este sería el rango de edades: De Paul (28); Rodríguez (33), González (35) y Beausejour (35); Moya (21), Espinoza (29), Montillo (35) y Aránguiz (22); Larrivey (35) y Henríquez (25). Promedio 27 años. Claro, es una cifra interesante, ya que siempre se dice que los equipos que pretenden consolidarse deben estar entre los 26 y 28 años. Obviamente los azules tienen otras prioridades, precisamente salir de la zona del fondo y evitar el descenso.

La columna vertebral es de jugadores de mucha experiencia y recorrido como Rodríguez, González, Beausejour, Espinoza, Montillo y Larrivey. Ahí creo que la dirigencia azul con el trabajo de Goldberg y Vargas se anotaron un acierto. Por que la U no debe olvidarse del objetivo principal: No descender. Y estos nombres y hombres no están acostumbrados a vivir esta sensación. Deben convivir con esta tremenda presión y seguramente la vivirán cada fin de semana.

A primera vista se ve bien el proyecto azul 2020, partiendo por la Montillomnaía que genera una corriente positiva entre los hinchas y su equipo, el tema es que eso no juega y no vale a la hora del pitazo inicial. Dura tarea y año se le viene a Caputto y sus boys.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

In memorian

Envíada por Aland Tapia | 26 octubre, 2020

Cartas al Director

Noticias del día

TV