Juicio a “El Chapo” Guzmán: el narco que aseguró que el expresidente mexicano Enrique Peña Nieto recibió un soborno de US $100 millones del líder del cartel de Sinaloa - El Mostrador

jueves, 25 de abril de 2019 Actualizado a las 10:57

MUNDO

Juicio a “El Chapo” Guzmán: el narco que aseguró que el expresidente mexicano Enrique Peña Nieto recibió un soborno de US $100 millones del líder del cartel de Sinaloa

por 16 enero, 2019

BBC Mundo
Juicio a “El Chapo” Guzmán: el narco que aseguró que el expresidente mexicano Enrique Peña Nieto recibió un soborno de US $100 millones del líder del cartel de Sinaloa
Alex Cifuentes, un narco colombiano que testifica en el juicio a El Chapo en Nueva York, dijo este martes que Peña Nieto recibió US $100 millones del narcotráfico y que, inicialmente, había solicitado US $250 millones.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un antiguo narcotraficante aseguró este martes, durante el juicio a Joaquín “El Chapo” Guzmán, que el expresidente Enrique Peña Nieto habría recibido un soborno de US $100 millones de parte del líder del Cartel de Sinaloa.

Alex Cifuentes, quien intervino en el juicio a El Chapo en Nueva York como testigo cooperante de la fiscalía de EE. UU. y que trabajó junto a Guzmán en México entre 2007 y 2013, declaró que al menos eso era lo que el narcotraficante mexicano le había dicho.

Peña Nieto, quien horas después de conocerse la declaración no había respondido, ya rechazó las acusaciones de corrupción que surgieron durante el juicio desde que comenzó en noviembre.

Por su parte, Francisco Guzmán, antiguo jefe de gabinete del expresidente, tachó de falsedad la declaración de Cifuentes y recordó que fue el gobierno de Peña Nieto el que detuvo y extraditó a Guzmán.

Había pedido US $250 millones

Cifuentes hizo la afirmación al ser interrogado por Jeffrey Lichtman, uno de los abogados de El Chapo.

“¿Guzmán pagó un soborno de US $100 millones al presidente Peña Nieto?”, preguntó Lichtman.

“Así es”, contestó Cifuentes en la corte federal de Brooklyn, donde se desarrolla el juicio.

Aunque aclaró que eso fue lo que le dijo el propio Guzmán. Poco después, agregó que Peña Nieto había solicitado un total de US $250 millones.

“¿El mensaje era que el señor Guzmán no tenía que esconderse?”, volvió a preguntar Lichtman.

El testigo cooperante de la Fiscalía respondió también afirmativamente e insistió en que eso era lo que El Chapo le había dicho a él.

Alex Cifuentes y "El Chapo" durante el juicio.Derechos de autor de la imagen REUTERS
Image caption Alex Cifuentes, quien aparece siendo interrogado en esta imagen, aseguró que El Chapo habría sobornado al expresidente Peña Nieto.

Se trata del testimonio más directo sobre supuestos pagos del narcotráfico a un presidente mexicano escuchado hasta ahora en el juicio a Guzmán, que ha estado plagado de relatos de corrupción desde su comienzo.

Cuando Lichtman indicó en sus alegatos iniciales de noviembre que el entonces presidente Peña Nieto había recibido sobornos millonarios del narcotráfico, un portavoz presidencial mexicano refutó como “falsas y difamatorias” las afirmaciones.

Dichos y reacciones

La defensa de Guzmán basó sus preguntas a Cifuentes en declaraciones que el colombiano realizó a autoridades de EE. UU. a comienzos del 2016, luego de ser arrestado para su extradición.

En esas entrevistas, Cifuentes ya se había referido a un pedido de US $250 millones por parte de Peña Nieto y un pago de US $100 millones que supuestamente le realizó El Chapo en octubre de 2012.

Peña Nieto fue electo presidente en julio de 2012 y asumió el cargo el 1º de diciembre de ese año.

Enrique Peña NietoDerechos de autor de la imagen REUTERS
Image caption Los abogados de El Chapo lograron este martes que un testigo involucrara directamente a un expresidente mexicano en presuntos sobornos del narcotráfico.

Aunque este martes reiteró la existencia de un soborno por ese monto realizado a través de una mujer, Cifuentes dijo desconocer la fecha exacta en que ocurrió.

Lichtman indicó que, en sus declaraciones iniciales a las autoridades de EE. UU., el testigo aseguró que su secretaria personal, Andrea Vélez Fernández, había trabajado en una consultora que fue contratada por la campaña de Peña Nieto.

Y agregó que, según el mismo relato, la secretaria le habría enviado fotos a Cifuentes de valijas repletas de dinero en efectivo. Lichtman preguntó si el destinatario era Peña Nieto, pero el juez interrumpió, aceptando una objeción de la fiscalía.

El abogado indicó que Cifuentes dijo en el 2016, además, que Felipe Calderón, antecesor de Peña Nieto en la presidencia de México, recibió sobornos de los hermanos Beltrán Leyva para comprar protección en la guerra que tenían contra Guzmán.

Pero el testigo negó recordar bien ese “incidente” este martes.

Jeffrey LichtmanDerechos de autor de la imagen AFP
Image caption Jeffrey Lichtman es uno de los abogados de El Chapo.

Calderón rechazó en noviembre las acusaciones de que recibió sobornos del narco, realizadas por Lichtman en sus alegatos iniciales, calificándolas de “absolutamente falsas y temerarias”.

Cifuentes declaró también este martes que Guzmán pagó al menos dos veces sobornos de hasta US $12 millones a militares mexicanos para que lucharan contra los hermanos Beltrán Leyva en su lugar.

Presentational grey line

Un caso de alto riesgo

Análisis de Tara McKelvey, BBC News, Brooklyn

El juicio en la corte federal de Brooklyn es un circo de seguridad, con guardias en todas partes y detectores de metales instalados en diferentes áreas del edificio que llevan a la sala del tribunal en el octavo piso.

Fuera del edificio, parte de la calle está bloqueada. El juicio en sí mismo ha ofrecido detalles macabros sobre asesinatos llevados a cabo por narcotraficantes e impresionantes acusaciones sobre funcionarios estatales.

Después de que uno de los principales exsocios de El Chapo testificara sobre un supuesto soborno al expresidente mexicano, los periodistas salieron de la sala para publicar sus historias.

Es difícil saber qué creer cuando testifican exnarcotraficantes, pero una cosa está clara: una seguridad tan estricta tiene sentido en un lugar donde es tanto lo que está en juego.

Presentational grey line

¿El Chapo testigo?

Cifuentes es un testigo peculiar del Gobierno de Estados Unidos, ya que afirmó haber trabajado como como brazo derecho y “también izquierdo” de Guzmán mientras este se escondía en las montañas de Sinaloa.

El entonces narco colombiano fue a México enviado por su hermano Jorge Cifuentes —quien testificó antes en el juicio— para aceptar los negocios de cocaína de su familia con El Chapo.

Tras ser arrestado en noviembre de 2013 y extraditado a EE. UU., Cifuentes se declaró culpable. El testigo, que actualmente tiene 51 años, aguarda sentencia y busca acortar su pena cooperando con la fiscalía.

Sus relatos de negocios de toneladas de drogas movidas junto con Guzmán desde Sudamérica a EE. UU. y de planes de asesinatos discutidos entre ambos han comprometido aún más a El Chapo, quien puede recibir hasta cadena perpetua.

Pero la defensa utilizó el testimonio de Cifuentes este martes para intentar respaldar su estrategia en el juicio.

Los abogados de Guzmán buscan convencer al jurado de que su cliente es un “chivo expiatorio” de una confabulación entre el Gobierno de México, agentes de EE. UU. e Ismael “El Mayo” Zambada, a quien señalan como el verdadero líder del cartel de Sinaloa.

Cifuentes y El ChapoDerechos de autor de la imagen REUTERS
Image caption Cifuentes asegura haber trabajado como como brazo derecho y “también izquierdo” de El Chapo, en primer plano de esta ilustración del juicio.

Jesús Zambada, hermano de El Mayo y exmiembro del cartel, testificó en noviembre que el cartel pagó sobornos millonarios en efectivo a Genaro García Luna, quien fue secretario de Seguridad Pública durante el gobierno de Calderón en México (2006-2012).

García Luna rechazó aquel testimonio como una “mentira, difamación y perjurio”.

En aquel momento, los abogados de Guzmán pretendían preguntarle a Jesús Zambada sobre sobornos del cartel a dos presidentes mexicanos.

Pero el juez del caso, Brian Cogan, aceptó parcialmente una moción del gobierno de EE. UU. y limitó la evidencia para evitar el posible “bochorno” de personas que no son parte del proceso.

Sin embargo, este martes los abogados de El Chapo lograron que un testigo involucre directamente a un expresidente mexicano en presuntos sobornos del narcotráfico.

Y este martes incluyeron el nombre del propio Guzmán como posible testigo de la defensa.

Aunque aún falta confirmar que El Chapo vaya a testificar directamente sobre los cargos que enfrenta, si eso ocurre es probable que sus abogados le pregunten qué sabe de corrupción y sobornos a poderosas autoridades mexicanas.

BBC Mundo

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV