martes, 20 de octubre de 2020 Actualizado a las 12:29

MUNDO

El otro trabajo del jet de la fuga del magnate Carlos Ghosn: transportar oro venezolano

por 3 enero, 2020

El otro trabajo del jet de la fuga del magnate Carlos Ghosn: transportar oro venezolano
La compañía que eligió Carlos Ghosn para su audaz escape de Japón fue un operador chárter turco cuyas aeronaves han ayudado con todo esto y más. De acuerdo a Bloomberg, el gobierno venezolano del presidente Nicolás Maduro ha utilizado aviones de MNG para enviar oro a Estambul.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

¿Quiere mover toneladas de oro o llevar a un dictador a un lugar seguro? ¿Necesita sacar a un ejecutivo corporativo en arresto domiciliario y llevarlo clandestinamente al otro lado del mundo?

La compañía que eligió Carlos Ghosn para su audaz escape de Japón fue un operador chárter turco cuyas aeronaves han ayudado con todo esto y más.

Artículos Relacionados

Dos aviones operados por una unidad de MNG Holding Co., un conglomerado que ofrece servicios hoteleros, financieros y de transporte, hicieron la tortuosa ruta de Osaka a Estambul y luego a Beirut que secretamente llevó a Ghosn a su país de origen, según un alto funcionario turco.

Si bien aún están surgiendo detalles, la dramática fuga está llamando la atención sobre la compañía y el mundo privado de los vuelos chárter. El gobierno venezolano del presidente Nicolás Maduro ha utilizado aviones de MNG para enviar oro a Estambul. Reza Zarrab, un comerciante de oro que violó las sanciones de Estados Unidos contra Irán, recurrió a la compañía para administrar su avión privado.

Los aviones chárter brindan a los clientes una capa de privacidad. Los aviones a menudo son propiedad de un grupo, pero son operados y administrados por una compañía especializada. Aun así, el número de cola y los registros se pueden rastrear, perforando parcialmente su secreto. Así es como el nombre de MNG ha surgido en el drama de Ghosn.

“Estoy seguro de que están en el radar de todos ahora”, dijo Michael Burton, abogado especializado en derecho de comercial internacional.

MNG Jet dice que los clientes pueden hacer lo que quieran con el avión que han alquilado, siempre y cuando no sea algo ilegal. Confirmó, sin embargo, que había presentado una denuncia penal por los vuelos vinculados a Ghosn sobre lo que dijo equivalía a un “uso ilegal de sus servicios de alquiler de aviones”.

“De manera similar a una agencia de alquiler de autos, MNG Jet alquila aviones y no tiene ninguna responsabilidad en lo que los pasajeros hacen con ellos”, escribió la compañía en una respuesta por correo electrónico a las preguntas. “De acuerdo con el código de aviación internacional, no es rol, responsabilidad y derechos de MNG Jet preguntar sobre los motivos de los viajes o verificar el contenido del equipaje transportado por los pasajeros en los aviones”.

Uso ilegal de jets

Por su parte, Turquía ha detenido a siete personas, incluidos cuatro pilotos, y está investigando el transporte de Ghosn.

MNG tiene una importante unidad de carga que hace negocios con clientes como UPS y DHL. Esa unidad, MNG Airlines, presta servicios a Rusia, China, Kazajstán, Alemania, Reino Unido y Medio Oriente. Un afiliado más pequeño, MNG Jet, opera al menos media docena de aviones desde el aeropuerto Ataturk de Estambul.

La unidad de MNG dijo que alquiló dos aviones a dos clientes diferentes: uno programado para volar de Dubai a Osaka y luego a Estambul, y otro de Estambul a Beirut. Agregó que los contratos de alquiler no parecían estar conectados y que el nombre de Ghosn no aparecía en ninguna documentación de vuelo. MNG no proporcionó los nombres bajo los contratos de alquiler.

Según la compañía, un empleado de MNG Jet, que está siendo investigado por las autoridades turcas, “ha admitido que falsificó los registros”. También “confirmó que actuó en capacidad individual, sin el conocimiento o la autorización de la gerencia de MNG Jet”, dijo la compañía.

Cuando abordó uno de los aviones en Osaka, Ghosn se convirtió en el último pasajero de un avión que ha sido seguido meticulosamente durante el último año por detectives aficionados. Ha realizado varios viajes desde Caracas a Estambul, transportando oro para un gobierno venezolano ansioso por recaudar divisas, según una persona familiarizada con el asunto. Esas rutas fueron confirmadas por flightradar24.com, con sede en Suecia.

Ese Bombardier Global Express, número de cola TC-TSR, tiene “asientos VIP para 13 personas” y un alcance de 9.656 kilómetros. A principios de la primavera, hizo un viaje a Venezuela, pero aparentemente no por oro. Fue enviado desde Moscú a Caracas cuando el levantamiento del 30 de abril contra Maduro provocó ruido sobre una fuga rápida. El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, dijo que el plan era llevar a Maduro a un lugar seguro en Cuba, pero los rusos lo persuadieron para que se quedara. (Maduro nunca se fue y tildó la declaración de Pompeo de “locura”).

Varias semanas después, el mismo avión transportó a funcionarios venezolanos a Oslo para conversar con líderes de la oposición, según una persona familiarizada con el asunto. El gobierno otorgó al avión una designación especial que le permite evitar las aduanas y la seguridad en el aeropuerto de Caracas, dijo la persona.

La compañía es una parte de un imperio comercial fundado por Mehmet Nazif Gunal, un ingeniero civil nacido en Turquía. Desde una empresa de construcción que comenzó en la década de 1970, Gunal se ha expandido por todo Medio Oriente y ahora emplea a más de 20.000 personas. También controla Avesoro Holdings, una empresa con sede en las Islas del Canal con minas de oro en Liberia y Burkina Faso.

Gunal también parece tener una debilidad por Rusia. Su conglomerado construyó un complejo costero turco de 874 habitaciones llamado Palacio Asteria Kremlin, una réplica en forma de cebolla del original en Moscú con piscinas en lugar de la Plaza Roja. Le ha ido bien en la era de Erdogan y es parte de un consorcio que está construyendo un nuevo aeropuerto en Estambul.

Fue un competidor de MNG el que provocó un incidente que involucró una carga de oro hace siete años. En una nebulosa Nochevieja 2012, funcionarios de aduanas turcos abordaron un Airbus A330 en Estambul. Encontraron una tonelada y media de oro no declarado. El avión era operado por ULS Airlines, con sede en Turquía. Las llamadas a ULS quedaron sin respuesta.

El comerciante de oro condenado, Zarrab, más adelante dijo que el envío había sido parte de un amplio esquema para canalizar miles de millones de dólares a Irán por envíos de petróleo, en violación de las sanciones de EE.UU. Las autoridades turcas confiscaron su propio avión privado en un hangar de MNG y se llevaron sus bienes.

Como el destino dispuso, cuando Ghosn aterrizó en Estambul para el tramo final de su viaje a Beirut, abordó el antiguo avión de Zarrab. Ese Bombardier Challenger 300, que todavía vuela bajo el número de cola TC-RZA, aún es operado por MNG.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV