jueves, 15 de abril de 2021 Actualizado a las 22:45

PAÍS

El fuerte llamado de atención de Guillier y MEO a la oposición: “No podemos traicionar el mandato de octubre”

por 1 marzo, 2021

El fuerte llamado de atención de Guillier y MEO a la oposición: “No podemos traicionar el mandato de octubre”

Crédito: Vía Twitter @guillier

Tanto el senador Alejandro Guillier y Marco Enríquez-Ominami, ambos rivales de Sebastián Piñera en la última presidencial, apelan a una unidad de la oposición para derrotar a la derecha, pero en convergencia con la sociedad civil organizada, en las regiones y en comunas, bajo el espíritu de lo sucedido el 18-O y con el foco puesto en las elecciones del 11 de abril más que en la presidencial de fines de año.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Una dura carta abierta, que lanza una fuerte crítica tanto a la derecha como a la oposición, emitieron el senador Alejandro Guillier y Marco Enríquez-Ominami, dos de los contendores de la centroizquierda e izquierda en la última elección presidencial que ganó Sebastián Piñera.

Tanto Guillier como MEO apelan a una unidad de la oposición para derrotar a la derecha, pero en convergencia con la sociedad civil organizada, en las regiones y en comunas, bajo el espíritu de lo sucedido el 18-O y con el foco puesto en las elecciones del 11 de abril más que en la presidencial de fines de año.

En la carta abierta titulada “Octubre marca el Camino”, ambos plantean que “escribimos desde esta historia común de haber enfrentado a Sebastián Piñera y desde otras muchas, de chilenas y chilenos, con quienes hemos podido compartir en nuestro recorrido presencial y virtual por Chile y que hoy está cargado de frustración y de las angustias por una pandemia que las familias han tenido que enfrentar solas, soportando la indolencia de un Gobierno cuya preocupación sigue estando únicamente con los poderosos y privilegiados de siempre”.

Guillier y Enríquez-Ominami acusaron a la derecha de “no tener escrúpulos a la hora de defender sus intereses”, pero también cuestionaron a la oposición por impulsar “otro acuerdo, el mal llamado por la “Paz y la Nueva Constitución”, cuyos términos fueron definidos en el acomodado barrio de San Damián y que resultó estar lejos, muy lejos de lo que millones demandaban en las calles de Chile y sobre el cual hasta ahora no se ha avanzado nada”.

“Pese a que tuvimos la oportunidad histórica de hacer que el Espíritu de Octubre se tradujera en una mayoría sólida y contundente, lamentablemente no lo logramos. El cálculo electoral, la mirada corta y la disputa por defender parcelas de poder, nos limitó aquello, permitiendo que una derecha minoritaria que se opone a los cambios logre, con menos votos, bloquear la voluntad de cambio que millones manifestaron en las calles y luego, en el plebiscito del 25 de octubre.  Lo mismo arriesgamos con la elección de Gobernadores. Tuvimos todo para liderar y desencadenar la mayor reforma de redistribución del poder en los territorios y, otra vez, fallamos”, añade.

A juicio de ambos, “este acuerdo salvó la presidencia de Sebastián Piñera y de paso, también al Congreso (…) le dio un segundo aire a la cultura minoritaria de la derecha y a sus partidos, para una ofensiva legislativa contra la movilización social, que criminalizó con nuevas leyes la protesta ciudadana y que lamentablemente contó con los votos de muchos parlamentarios de la oposición”, añade.

“Lamentablemente, la “medida de lo posible” mutó en nuestro mundo en los últimos años hacia el conservadurismo, la comodidad y el estatus quo, y el “realismo sin renuncia” nos hizo perder el pensamiento crítico, e instaló el miedo a abrir los espacios. Así, nos vimos arrastrados hacia el letargo y la indefinición”, prosiguen.

Entre las tareas urgentes, mencionan que “este no es el tiempo ni para candidaturas presidenciales, ni de la ingeniería partidaria puertas adentro. Abril nos marcará el futuro”. Por eso, plantean que “es central que concentremos todo nuestro apoyo a los y las miles de candidatos y candidatas que fieles al espíritu de cambio expresado en octubre, están desplegados en el país”.

“La fuerza del nuevo Chile está en el espíritu de participación de Octubre y no en los pactos elitistas de noviembre. Ahí está la fuerza que nos permitirá reencontramos con la ciudadanía, recuperar la gobernabilidad y la paz social perdida y levantar un programa sólido, que interprete el sentir de millones de compatriotas en el país (…) No podemos traicionar el mandato de octubre”, finalizan.

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV