viernes, 18 de octubre de 2019 Actualizado a las 04:21

Viajes

Un viaje por China, un país culturalmente diferente y lleno de historia

por 6 octubre, 2019

Un viaje por China, un país culturalmente diferente y lleno de historia
China se ha convertido hoy en día en un destino cada día más visitado y concurrido por los turistas que buscan conocer una cultura milenaria de más de 5000 años y muy diferente a la occidental. Es que el país más poblado del mundo tiene una infinidad de elementos diversos que mostrarnos desde su gastronomía hasta su historia, desde sus monumentos hasta su tecnología.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las maravillas del gigante asiático son infinitas y la disposición de su población a abrirse a los extranjeros ha cambiado sustancialmente a lo largo de los años. La integración de culturas, el respeto mutuo y la enseñanza de las costumbres se han vuelto elementos fundamentales que el turismo chino busca transmitir al mundo. ¿Cómo es viajar por este país y adentrarse en grandes ciudades y poblados menos concurridos por los extranjeros? ¿Qué podemos aprender de las tradiciones de este país?

Xitang, el pueblo del agua

Conocido como el lugar donde se grabaron las escenas de la película Misión Imposible 3 y por donde el famoso actor Tom Cruise corría de lado a lado por las orillas de los canales del antiguo poblado, Xitang es quizás uno de los lugares más pintorescos y curiosos de este país. Con solo 60.000 habitantes, esta localidad conocida como “el pueblo del agua” está situada en el distrito de Jianshan, en la provincia de Zhejian y se caracteriza por la existencia de nueve canales que dividen la ciudad. Se podría decir que es la Venecia de Asia ya que los locatarios se transportan en pequeñas góndolas y se comunican por puentes que suman un total de 100.

La mayoría de estos puentes tiene un gran valor histórico ya que se construyeron a lo largo de siglos bajo distintas dinastías y estilos. El poblado también es famoso por sus aleros, extensiones de techo de las casas que se encuentran por cada calle para resguardarse de la lluvia o el sol.

El atractivo se completa con numerosas mansiones antiguas, templos y museos, con la predominancia del color rojo y las luces, pero también con su vida nocturna, gastronomía y artesanía. Xitang está repleto de pequeños callejones en donde incluso a veces cabe una sola persona al caminar y con tiendas donde sus habitantes ofrecen a los turistas diferentes productos.

Entre los productos que más se venden está la comida del lugar, alacranes, tortugas y grillos se ofrecen para servirse al palo a los turistas para que puedan comerlos mientas caminan por las orillas de los canales. Las calles empedradas y los patios perfectamente conservados reproducen perfectamente la atmósfera de las dinastías Qing y Ming.

Las noches de fiesta en Xitang son bastante particulares y rompen con el esquema general del lugar. Pequeños bares-discoteques se abren entre las calles empedradas para que locatarios y extranjeros los visiten y beban un trago de alcohol o pasen un rato agradable bailando música principalmente electrónica. Una de las características para llamar la atención de la gente son grandes figuras de personajes típicos de caricaturas en las puertas de los locales bailando e invitando a las personas a pasar. Pokemones, pandas, robots, e inclusive algunos animales como llamas están en las entradas de estos locales.

La capital

Un lugar muy diferente al poblado de Xitang es Beijing, la gran capital de la República Popular China. Caracterizado por una infinidad de enormes edificios y empresas tecnológicas, la ciudad habitada con casi 22 millones de personas es el centro turístico del país. Es también el epicentro político, económico, cultural, de comunicaciones y a su vez de los intercambios internacionales. Beijing es un destino que se caracteriza por su paisaje y su clima. El invierno es frío y seco, el verano es caluroso con abundantes lluvias, y el otoño es fresco por la noche y agradable en el día.

Dentro de la ciudad hay un sinfín de actividades para realizar como por ejemplo entre las más conocidas se encuentra visitar la Ciudad Prohibida, el Palacio de Verano, el Templo del Cielo y la Gran Muralla China. También puedes visitar el museo Nacional o el Museo del Palacio. Lo único negativo es que la mayoría de los lugares cierra entre las 17 y 18 horas.

Una de las características de Beijing que llama la atención es la cantidad de tráfico que existe, por lo que lo más recomendable es tomar el transporte público como el metro porque, además, movilizarse en él es toda una experiencia por la cantidad de líneas que existen. Una curiosidad es que la gente paga el transporte público con su celular a través de una aplicación llamada “We chat” o “Alipay” a través de un código QR y maneja muy poco efectivo. Al mismo tiempo la seguridad en estos lugares es máxima ya que existe un control absoluto de las cosas que uno lleva consigo porque debe pasarlas por una máquina detectora similar a la de los aeropuertos.

Otro de los lugares que puedes visitar en Beijing es Hutongs, la Plaza de Tian'anmen, la Colina del Carbón, el Parque Beihai, el Lago Houhai, el Templo de los Lamas, el Mercado nocturno de Wangfujing, las Torres del Tambor y de la Campana, la Villa Olímpica, la Torre de la Televisión, recorrer los hutongs, conocer la Ópera de Pekín, visitar los pandas del Zoológico de Pekín o ver el curioso Parque de Atracciones.

Xian y los Terracota

No puedes irte de China sin visitar los Guerreros de Terracota que son un conjunto de más de 8000 figuras de guerreros y caballos de  tamaño real que fueron enterradas cerca del autoproclamado primer emperador de China de la Dinastía Qin, Qin Shi Huang, en los años 210-209 a. C.

Estas maravillosas figuras se encuentran dentro del Mausoleo de Qin Shi Huang y fueron descubiertos durante unas obras para un abastecimiento de agua en marzo de 1974 cerca de Xi'an (provincia de Shaanxi). Desde el año 1987 son considerados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Los Guerreros de Terracota constituyen un tesoro para China y nos permiten conocer acerca de la historia de esta cultura. Corresponde a una cámara subterránea que contiene un verdadero ejército donde cada soldado tiene un rostro distinto y los especialistas creen que fueron enterrados en los pozos para proporcionar protección mágica o simbólica a la tumba del emperador. Puede que sea significativo que todos miren hacia el este, la dirección de la que procedían los enemigos del emperador.

Las figuras de barro cocido son una réplica del ejército real de Shihuangdi, por lo que son un fascinante reflejo sobre el modo en que estaban organizados los antiguos ejércitos chinos.

Las luces de Hanghzou

Hangzou por su parte, es la capital y la ciudad más grande de la provincia de Zhejiang. Se encuentra situada en las orillas del río Qiantang, cerca de su desembocadura. Corresponde a la quinta ciudad más poblada del país.

Entre las numerosas atracciones de la ciudad se encuentran sus famosos espectáculos nocturnos, destacando el espectáculo de luces, pero también de música de Qianjiang New City, uno de los dos grandes distritos financieros de la ciudad. Este corresponde a un gigantesco show nocturno que emite imágenes sobre distintos rascacielos, luces totalmente sincronizadas y un número musical a gran escala. 700.000 LEDs y más de 30 edificios iluminados logran impresionar a todas las personas que transitan cerca del espectáculo nocturno de Hangzhou cada martes, miércoles y viernes y casi 1200 drones protagonizan las funciones desde el cielo de China.

Un país tecnológico y de máxima seguridad

China se caracteriza por muchas cosas positivas, pero si tenemos que destacar dos, son su gran desarrollo tecnológico y la seguridad que hay en sus calles.

Si hablamos de desarrollo tecnológico, el gigante asiático se encuentra muy por delante de varios otros países. Entre los grandes avances que han tenido los últimos años están por ejemplo la utilización de 5G, reconocedores faciales, robots multifuncionales, Software H5, desarrollo de la inteligencia artificial y programas que crean otras dimensiones. Todo esto dentro del proyecto de Xi Jinping para modernizar el país de China y abrir el mercado internacional de sus productos.

Por otra parte, viajar a China es quizás uno de los destinos más seguros a los que se puede acudir, en primer lugar, porque la tasa de criminalidad es muy baja y en segundo lugar porque se busca promover el turismo y por lo tanto se toman todas las medidas necesarias para que los extranjeros tengan una estadía confortable y segura a los lugares que visitan.

Por ejemplo, todos aquellos lugares turísticos muy recurridos tienen una ley de máxima seguridad, en donde se revisa rigurosamente a cada persona que ingresa a la zona en conjunto con las cosas que lleva consigo. Hay guardias de seguridad en casi todos los sitios y en muchas partes, las personas deben registrarse antes de entrar al lugar.

En los aeropuertos la cosa no es muy distinta, hay control de seguridad tanto para entrar como para salir, lo que permite tener un registro total de la cantidad de personas que ingresan a cada una de las localidades y asegurarse de que no lleven consigo ningún elemento que esté prohibido.

Más información sobre El Mostrador