lunes, 18 de noviembre de 2019 Actualizado a las 00:02

Viajes

Viajar a China: lo que tienes que saber para no complicar tu estadía

por 13 octubre, 2019

Viajar a China: lo que tienes que saber para no complicar tu estadía
China se ha convertido en un destino cada vez más concurrido por los turistas en los últimos años. Sin embargo, hay muchos factores que pueden influir en que tu estadía en el gigante asiático sea menos grata de lo que imaginaste si es que no lo consideraste antes.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Muchas veces China es considerado como un destino al cual es difícil viajar por diversos factores. Más allá del idioma, las diferencias culturales son varias, por lo que quizás es bueno preparase previamente en algunos aspectos y conocer otros para cuando ya te encuentres allá. Esta es una guía de consejos para quienes quieren viajar a este país y llevarse una buena experiencia de su visita a una cultura tan diferente a la nuestra.

La barrera idiomática

Cuando uno viaja, la comunicación permite poder entenderse con las personas, preguntar y realizar todas las acciones cotidianas. Sin embargo, ¿qué ocurre cuando la mayoría de la población solamente habla su lengua local y no hay un idioma en común?

En China, la mayoría de las personas no habla inglés (a pesar de que ha aumentado la que sí habla los últimos años) por lo que es muy difícil entablar una conversación fluida con la población. Por otra parte, casi todas las instrucciones y señaléticas se encuentran escritas en chino y muy pocas traducidas a otro idioma por lo que tampoco es fácil guiarse.

Lo más práctico es llevar siempre el celular con un traductor para poder hacer preguntas a los locatarios ya que estos suelen
responderte a través de este mecanismo.

Acceso a internet

Hay dos problemas para acceder fácilmente. Por una parte, si bien la mayoría de los lugares tiene wifi, es muy difícil poder ingresar a ellos porque generalmente las contraseñas están en chino. Por eso se recomienda llevar un plan roaming comprado con anterioridad para no tener problemas.

Algunas personas compran un chip de prepago, sin embargo, en ese caso tienes que encontrar uno adecuado con una empresa de teléfonos que sea compatible.

Pese a que China es potencia mundial en tecnología, viajar allí conlleva un gran problema de conectividad, pues las páginas más
utilizadas actualmente en occidente tales como Google, Gmail y Facebook se encuentran totalmente bloqueadas, al igual que aplicaciones como Twitter, Instagram y Whatssap.

¿Qué se puede hacer entonces si quieres visitar este país sin quedarte completamente aislado de las redes sociales o quieres hacer uso de estas páginas? Llevar desde antes instalado en tu celular el sistema Virtual Private Network (VPN) ya sea gratuito o pagado que permite desbloquear estas páginas cuando tú lo conectas. Corresponde a una extensión segura de la red de área local sobre una red pública o no controlada como Internet. Este sistema, sin embargo, necesita tener acceso a internet y en muchas partes de China ya no funciona porque lo tienen detectado o simplemente operan muy lento. Un ejemplo es Beijing, en donde ocasionalmente trabaja este sistema dependiendo el VPN que tengas y la zona en que te encuentras, pero nada puede asegurarte un funcionamiento 100% efectivo.

Cuando la comida es un problema

La comida de los restaurantes chinos de nuestro país es muy diferente a la real. Allá se comen cosas distintas porque la cultura es muy diferente y si no estás dispuesto a probar cosas nuevas probablemente te encuentres en graves problemas. Por otra parte, si no tienes la suerte de encontrar un menú en inglés, probablemente tampoco sabrás lo que estás comiendo.

Tu situación se puede agravar enormemente si eres vegetariano o vegano porque la mayoría de las comidas contienen animal y es muy difícil encontrar aquellos que no contengan.

En su mayoría la comida china está compuesta por productos del mar, diferentes partes de animales y mezclas de verduras hervidas a vapor con muchas salsas picantes. También hay muchos elementos exóticos que no estamos acostumbrados y que nos pueden parecer de mal gusto como insectos, alacranes y tortugas que pueden venderse vivos para ser cocinados.

Existen pocos lugares de comida rápida de cadenas internacionales conocidas. Entre las más destacas está Mc Donald, KFC y Pizza Hutt. Sin embargo, hay pocos locales , se concentran en las grandes ciudades y poseen elementos que los distinguen de los otros internacionales por lo que su sabor tampoco es el que conocemos.

¡Cuidado con los autos!

Con una población de casi 1390 millones de habitantes, no es extraño que una enorme cantidad de autos circule diariamente por las calles de China. Las grandes ciudades del gigante asiático están atestadas de autos y transporte público que circulan día y noche sin descanso. El problema es que muchas veces estos no respetan las señales de tránsito o a los peatones por lo que debes
tener sumo cuidado al momento de cruzar las calles.

El transporte público y los taxis, sin embargo, funcionan a la perfección por lo que es muy recomendable que hagas uso de estos servicios cuando te encuentres en este país. En el caso del metro tienes infinitas opciones de llegar a casi todos los lugares por la cantidad de líneas que posee y en el caso de los taxis siempre puedes regatear el precio del viaje para que no te cobren de más.

Los baños públicos

Al tratarse de un país cada vez mas abierto al turismo internacional uno no pensaría que los baños serían un problema. Es que la verdad que en la mayoría de los lugares turísticos y no turísticos los baños públicos resultan ser sumamente incómodos para los occidentales pues constituyen simplemente un agujero en el piso... y muchos de ellos sin privacidad.

La seguridad extrema

Viajar a China es quizás uno de los destinos más seguros porque la tasa de criminalidad es muy baja y también porque se busca promover el turismo y se toman todas las medidas necesarias para que los extranjeros tengan una estadía confortable y segura.

Todos aquellos lugares turísticos muy recurridos tienen una ley de máxima seguridad, en donde se revisa rigurosamente a cada persona que ingresa a la zona en conjunto con las cosas que lleva consigo. Hay guardias de seguridad en todas partes y a veces las personas deben registrarse antes de entrar al lugar.

En los aeropuertos hay control de seguridad tanto para entrar como para salir, lo que permite tener un registro total de la cantidad de personas que ingresan a cada una de las localidades y asegurarse de que no lleven consigo ningún elemento que esté prohibido.

La seguridad aumenta en periodo de festividades por lo que debes tener sumo cuidado con lo que transportas. Por ejemplo, procura no llevar líquidos o encendedores en tu maleta al momento de regresar (aunque sea en el equipaje de bodega) puesto que te pueden abrir la maleta para sacarte esos elementos.

A pesar de lo anterior, China es un país lleno de historia y elementos culturales que mostrarnos que vale la pena visitar y conocer. Las maravillas de China son infinitas y la disposición de su población a abrirse a los extranjeros es impresionante. La integración de culturas, el respeto mutuo y la enseñanza de las costumbres es fundamental para conocer más acerca de este país.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador