martes, 27 de octubre de 2020 Actualizado a las 12:55

Viajes

Turismo asiático arriesga grandes pérdidas tras brote de coronavirus

por 5 febrero, 2020

Turismo asiático arriesga grandes pérdidas tras brote de coronavirus
En boca de todos, el coronavirus de Wuhan (también referido como ‘nuevo coronavirus’) preocupa no solo a epidemiólogos sino que también a economistas y empresarios del turismo: el brote inició pocas semanas antes del Año Nuevo Chino, la gran temporada de viajes no solo a China sino que también a otros países y territorios asiáticos como Japón, Malasia y Hong Kong.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El nuevo coronavirus ya cobró la vida de más de 500 personas, con 14.000 contagiados en China durante los últimos dos meses. A la fecha, 15 ciudades chinas se encuentran en cuarentena, lo que en la práctica son cerca de cincuenta millones de personas impedidas de moverse. Dado que el virus continúa expandiéndose a nivel global, el pasado viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al brote como una emergencia internacional de salud pública.

Cada día más países (como Estados Unidos, el Reino Unido y Canadá) han aconsejado a sus ciudadanos evitar viajes innecesarios al país asiático, al mismo tiempo que han impuesto restricciones de viajes a turistas. Entre algunas, Singapur bloqueó la entrada a turistas que han visitado la provincia china de Hubei (en la que se encuentra la ciudad de Wuhan) en los últimos 14 días, o quienes tengan pasaportes emitidos en la provincia. Hace pocos días, amplió estas restricciones a todos los visitantes con historial de viajes recientes a China. Malasia también detuvo su emisión de visas a viajeros chinos provenientes de Hubei.

Mercados turísticos claves también han sido afectados

La industria turística, que incluye hoteles, líneas aéreas, casinos y restaurantes, espera sufrir pérdidas masivas durante el brote. Por ejemplo, oficiales en Tailandia estiman el potencial de pérdidas en 50 millones de baht (cerca de 1.6 millones de dólares) alrededor del Año Nuevo Lunar de este año.

Y es que el timing no podría ser peor. El brote de coronavirus ocurriendo durante el año nuevo lunar, una de las más grandes temporadas de viajes en Asia, donde cientos de millones de chinos regresan a sus hogares o toman vacaciones, tanto domésticamente como a nivel internacional.

Las industrias turísticas en China y países que confían en ella serán los primeros golpeados. De acuerdo al Outbound Tourism Research Institute, 6.3 millones de turistas chinos viajan al extranjero durante las celebraciones, generando ingresos de alrededor de 73 mil millones de dólares.

Antes del brote, el Instituto predijo que siete millones de turistas chinos viajarían al extranjero durante el año nuevo lunar, con destinos preferenciales en Hong Kong, Tailandia y Japón. Los visitantes chinos son los principales visitantes en los mercados de Hong Kong, con casi 44 millones del total de visitantes durante todo el 2019. A esto se suma que el atractivo de Hong Kong a los turistas chinos ya se encontraba debiltiado por meses de protestas políticas, con el turismo interno cas a un 56% menos que hace un año.

“Los turistas, por su parte, tienen la responsabilidad de informarse antes de viajar para limitar el riesgo de transmisión, y deberían seguir las recomendaciones de la OMS y de las autoridades sanitarias de sus respectivos países”, fueron las declaraciones emitidas por la Organización Mundial del Turismo (OMT) a propósito del brote. “En momentos de crisis, el turismo ha sabido asumir su responsabilidad como parte integral de la sociedad y es consciente de que las personas y su bienestar han de ser su máxima prioridad”.

Más información sobre El Mostrador